x10 (En progreso)

En mi canal de YouTube…

Primero tuve 1 subscriptor.

Luego, alcancé los 10 subscriptores.

Luego, los 100 subscriptores.

Luego, los 1.000 subscriptores.

Luego, los 10.000 subscriptores.

Ahora mismo, estoy casi a mitad de camino hacia los 100.000 subscriptores…

Según esta proyección, que no suele acertar, pero sirve de referencia, alcancaré los 100.000 subscriptores el 15 de marzo de 2020.

Y las 10.000.000 de visualizaciones para marzo de 2019.

Todo esto comenzando de cero, sin ayuda externa, y simplemente haciendo y persistiendo.

Sí, es una estadística que puede no cumplirse, pero esta proyección está basada en mis números actuales, continuando haciendo exactamente lo mismo que ya estoy haciendo.

Este x10 está en progreso.

Por lo tanto…

Acumular en vez de ahorrar

Tras cuatro años usando “ahorrar con oro“, voy a cambiarlo y a referirme a “acumular oro“.

Mientras ahorrar hace referencia al cuento de la hormiga y la cigarra, tener reservas para los días más oscuros, acumular hace referencia a obtener un capital para conseguir más capital.

Porque el objetivo no es pasivo, aguantar tormentas, sino activo, volar sobre las tormentas.

Dice Robert Kiyosaki que los ahorradores son bobos en estos tiempos del fraude de las divisas fiduciarias, porque están perdiendo poder adquisitivo con el tiempo. También suele decir que cuando quiere un capricho nunca ahorra para obtenerlo sino que se pregunta ¿qué nuevo negocio tengo que hacer para comprarme ese capricho con las ganancias que obtendré?

Por supuesto, no digo que sea malo tener un porcentaje de reservas para las épocas oscuras, pero el dinero tiene que estar activo para ganar más dinero. Y cuando el flujo de ingresos supera de largo a los gastos, el ahorro ya no es necesario.

Así pues, el objetivo principal es acumular capital, el oro es dinero – ergo capital, para arriesgarlo en negocios e inversiones, y enriquecerse – quien arriesga puede perder pero quien no arriesga no gana nunca.

Así, el cambio de una palabra es un cambio total de concepto. Un cambio que da pie a una visión más positiva de la vida.

x10

Esta es una historia didáctica, que en la realidad se aplica imperfectamente.

0 a 1

Es el principio. 

Pasar de nada a 1.

Cuesta un montón, aunque parezca poco.

Los resultados son tan pequeños que parece que el esfuerzo no sirva para nada.

Pongamos que logrando cada mes 1, ahorrando al 10%, en un año se consigue 1,2.

1 a 10

El resultado sigue siendo pequeñísimo, pero el 0 ya se ha alejado.

Todavía cunde el pesimismo y se necesita ayuda externa.

Ahorrando cada mes un 10%, se acumula 12.

10 a 100

No está mal.

Todavía el ahogo apura, pero ya los resultados no son tan malos.

La mente comienza a animarse unos días y a decaer otros.

Nadie cree en ti excepto tú mismo.

En 12 meses se puede ahorrar 120 al 10%.

100 a 1.000

Bueno, ya se puede mantener a la familia casi sin ayuda externa.

Ya uno se puede conceder algún capricho.

A veces parece que la cosa no avanza, y puede parecer que la mente se acomode por los logros conseguidos.

El ahorro anual alcanza los 1.200, ¡guau!

1.000 a 10.000

El quinto año es clave.

Muchos se quedan aquí porque ya tienen su comodidad completada.

La gente afirma que no se puede creer que lo conseguiste, ¡qué lista!.

A esto se le puede llamar independencia económica.

Ya no se necesita ayuda y, al contrario, se puede ayudar a los que estén retrasados en el camino.

El ahorro anual al 10% alcanza los 12.000, y ya sobra para caprichos.

10.000 a 100.000

Los que no se durmieron en el quinto año llegan al sexto plenos de optimismo.

Comienzan a aparecer parientes y amigos de los que no se había oído hace tiempo.

Ya se pueden realizar los viejos sueños que dependían de lo material.

El ahorro del 10% es de 120.000 y hay que comenzar a aprender cómo funcionan los paraísos fiscales.

100.000 a 1.000.000

El séptimo año, para qué contar.

La mentalidad es 180 grados diferente a la del principio.

Se logran todas las metas materiales, y los que se han quedado atrás atacan con todos sus celos y envidias porque tú tienes lo que ellos decían que era imposible: los invitas a tu isla privada a festejar tus logros… ¡qué envidien!

En 12 meses tus ahorros son de 1.200.000.

1.000.000 a infinito

Octavo año.
Todo funciona solo y la única misión es gastarlo de manera inteligente.

Tus ahorros… ya no puedes contarlos porque te dan igual.

¿Quién se creería que hace 8 años no tenías NADA?