Cuando en Eurovisión no se necesitaban efectos especiales ni importaba la sexualidad de los cantantes

En 1979, Israel ganó Eurovisión cantando en hebreo, con una orquesta en directo y sin efectos especiales.

En aquel momento, yo tenía seis años y, tras todos estos años, todavía me acordaba de la canción.

Y España quedó segunda, con niños y todo, con otra canción que también recuerdo pasados estos años.

Hoy vuelve la cita anual de Eurovisión desde Tel Aviv, Israel, y, como en los últimos años, importará todo menos las canciones. Así ha quedado desvirtuado un festival que ya no es entretenimiento sino adoctrinamiento gay.

Una verdadera pena.

Sí, cualquier pasado fue mucho mejor que este presente distópico.

Unos cuantos vídeos que a Youtube no le gustan

Youtube decidió que no tengo derecho a ganar un céntimo por el contenido ideológico de estos vídeos:

Por ejemplo, Youtube acaba de desmonetizarme este vídeo antiguo sobre la igualdad sólo por volver a compartirlo. Censura en tiempo real…

  • ¿Por qué la igualdad es un completo engaño?

  • 3 Acciones sencillas para defendernos del sistema actual.

  • Youtube mató a la estrella de la televisión.

  • Se buscan fanáticos del antifanatismo.

  • ¿Estamos ya ante el gran evento?

  • La larga mano de la maquinaria de guerra.

Bueno, podría hacer esta lista interminable porque desde octubre de 2015 YouTube me ha desmonetizado más de 100 vídeos, algunos con miles de visitas.

Y ahora parece que vuelve a las andadas con el único objetivo de destruir mi canal. No es una paranoia, no es victimismo, es una realidad basada en hechos.

Ahora mismo, los ingresos de YouTube son una parte importante de mi economía. Estoy esforzándome para hacer vídeos interesantes que atraigan audiencia y, así, aumentar los ingresos. Pero parece que es casi imposible, es como el juego del gato y del ratón. Y no hay ninguna duda de que, si esto continúa, YouTube acabará por destruir mi canal.

Estoy seguro de que ahí fuera hay algunos malnacidos envidiosos que están frotándose las manos y exclamando “¡Te lo mereces!“. Es la típica gentuza que suele salirse con la suya.

Es lo de siempre, ¿sabes por qué siempre ganan los malos? Porque los malos tienen acceso a financiación ilimitada mientras que los buenos tenemos que pedir perdón por existir, como por ejemplo…

Sí, claro, para los que se creen muy listos y piensan que expongo esto para arrancar más céntimos, y lo hago sólo por el dinero: “Sí, estáis en lo cierto.

A esto hemos llegado, lamentablemente. La verdad, se me están acabando los ánimos últimamente, y supongo que se nota.

Es lo de siempre, cuando llueve no encuentras paraguas, pero cuando hace sol, los hay por doquier.

Escribo este post a las 5 de la madrugada, desde mi móvil. En esto estoy perdiendo mi sueño.

De obligado visionado

(Tienen subtítulos en castellanoide, no hay más que activarlos.)

¿Será por esto que me obsesiono en insistir en explicar la realidad a los que sólo ven las sombras?

Estar infiltrado entre los humanos sigue siendo divertido.

Estos dos vídeos tendrían que ser de obligado visionado en cualquier sistema educativo, si es que un sistema educativo sirviera para educar.