¿Me tiño el pelo de rosa?

“Así que mi agua de baño ¿realmente se ha vendido? Hala. No esperaba que se vendieran tantas o tomarme tantos baños, [LMAO = laghing my ass off] > me parto el culo ~ Para quienes están esperando una, no os preocupéis si os llegan un pelín tarde, estoy trabajando para que ¡os lleguen lo más pronto posible! ~ mira mis perversiones aquí [patreon]”

Ejem, ejem… No hace falta que te frotes los ojos, sí, esta jovencita de pelo rosa está vendiendo botes rellenados con el agua que toca su cuerpo cuando se baña. Exactamente eso. Y tiene tanto éxito que se le agotan.

Mmm… me parece a mí que esta técnica de forrarse no me serviría. No creo que si me pongo una peluca rosa y meto mi cuerpo de cuarentón en el baño para luego vender el agua funcionara, ¿verdad?

En todo caso, el esfuerzo parece que ha quedado desfasado.

Pero así va el mundo, y es complicado no quedarse perplejo ante él, para alguien que creció con un tipo de valores completamente diferente.

Gab vuelve a estar en línea

Gab, la red social que lucha por la libertad de expresión, vuelve a estar activa tras el ataque de la élite de Silicon Valley.

Estoy considerando convertirla en mi red preferida para compartir mis ocurrencias cortas, en substitución de Twitter.

Gab tiene versión para Android, pero hay que visitar la sección “Mobile” de su web, descargarla e instalarla manualmente en el móvil.

Si me sigues, avísame allí y te sigo.

Quién sabe, quizás acabe siendo un lugar como Twitter entre el 2009 y el 2011.

Contrataque de las fuerzas regresivas

En esta guerra por el control de nuestras mentes, las fuerzas totalitarias regresivas han dado un nuevo giro de tuerca a su constante ataque contra la libertad.

Con la excusa de que el sujeto detenido en relación al asesinato de once personas de religión judía en EEUU tenía un perfil en Gab, han logrado que las plataformas de dinero Paypal y Stripe cancelen las cuentas de gab.com y, es más, han logrado que Joyent, su proveedor de hosting la haya echado de sus servidores, dejándola sin servicio. (En el momento que escribo esto, ha vuelto su servicio.)

Es como matar a Gab a sangre fría ante millones de testigos.

Para quienes no lo sepan, Gab es una red social que defiende la libertad de expresión y es el lugar donde Alex Jones, y otros muchos más, siguen compartiendo sus informaciones tras haber sido expulsados de las principales redes sociales, como Twitter, Facebook y Youtube.

¿No te gusta Alex Jones? Da igual, que no te guste no significa que tenga que ser atacado y expulsado de la sociedad.

Es curioso como Twitter, Facebook y Youtube están llenon de criminales, pedófilos y demás escoria y no les pasa nada. ¿Por qué? Porque son parte activa del Imperio del Mal. Twitter y Facebook tienen detrás el apoyo económico de Arabia Saudí, por ejemplo.

Pese a todo, hay que resistir lo que se pueda en estas plataformas autoritarias, en territorio Comanche.

Y así hemos llegado a este punto en el que las fuerzas regresivas totalitarias están avanzando a pasos agigantados, eliminando del camino a todos aquéllos que no estén de su parte. Es una guerra total que nos afecta a todos de una forma u otra. Porque la red es mucho más que esos lugares.

Por mi parte, tengo perfiles en plataformas de la resistencia como Telegram, Bitchute, Minds o Gab, y otras. Pero, ¿por cuánto tiempo?

Te lo dije

Facebook, Twitter, Google, Apple y Spotify han eliminado a Alex Jones y su Infowars de sus plataformas, en un ataque coordinado.

Por ahí hay quienes dicen que tienen todo el derecho porque son empresas privadas.

Pero todos sabemos que estas plataformas ejercen un quasi-monopolio de la difusión de la información en Occidente, son un cartel a todos los efectos.

El Gran Hermano sonríe y está feliz.

No, no lo traduzco

Por cierto, aprovecho para recordar que puedes apoyarme económicamente para que pueda seguir adelante, dentro de tus posibilidades, a través de mi página de financiación.

Alex Jones sobrevivirá porque su audiencia está en los millones, yo no tengo tan claro que pueda mucho más. Qué le vamos a hacer.

Para los que odian la libertad de expresión es un gran triunfo, y lo están celebrando a lo grande…

Esta imagen es de hace unos días, pero nos da una idea

Piden respeto pero no quieren respetar a quienes no piensan como ellos.