La tiranía de la UE supera un nuevo nivel

Cuando el estatismo cree que lo controla todo es el punto álgido en el que comienza su caída libre.

La UE ha vuelto a demostrar su tiranía autoritaria al atacar internet.

La UE es ya un zombi cavando su propia tumba.

Por supuesto, me refiero a la aprobación ayer miércoles de los artículos 11 y 13 sobre el copyright por parte del Comité Legislativo de la UE.

Estos artículos pretenden estrangular cualquier publicación en internet que no se adapte a unas medidas draconianas y absurdas ideadas por los burócratas europeos – en el bolsillo de las grandes corporaciones -, enemigos de la libertad y de cualquier cosa que se escape de su control.

Sin duda, la desobediencia es nuestra arma más efectiva contra este autoritarismo. Aunque, aquí, en la República de Catalunya, ninguna directiva de la UE tiene efecto porque, sencillamente, no formamos parte de la UE. ¡Tómate esa!

Huxley ya predijo el totalitarismo actual de las mal llamadas “democracias”

“A través de cada vez métodos más efectivos de manipulación mental, las democracias cambiarán su naturaleza; las viejas formas originales – elecciones, parlamentos, Cortes Supremas y todo el resto – permanecerán.

La substancia subyacente será una nueva clase de totalitarismo. Todos los nombres tradicionales, todos los eslóganes vacíos permanecerán exactamente igual a como eran en los buenos viejos tiempos. La democracia y la libertad serán el tema de cada emisora y de cada editorial. Mientras tanto, la oligarquía dirigente y su élite de soldados altamente entrenados, policías, creadores de pensamientos y manipuladores mentales dirigirán silenciosamente el espectáculo como les parezca oportuno.”

Este señor, Aldous Huxley, el autor de “Un mundo feliz” parece que todavía viviera, y estuviera describiendo la realidad actual. Asombroso.

O mejor dicho, es la demostración de que el presente era totalmente previsible en el pasado – o estaba bien planeado, y lo que está ocurriendo hoy en día no es ninguna sorpresa para los individuos con el conocimiento adecuado.

Y la tiranía de la escuela continúa

image
DSOBDC

Resulta que mi hijo mayor, que el año que viene irá a quinto curso de primaria, me pasa un papelito de su escuela en el que nos preguntan si asistiremos a una reunión de padres en el que nos dirán cómo pagar las tablets para el siguiente curso.

Un momento…

¿Pagar?

¿Tablets? ¿Qué tablets?

La primera puñetera noticia que tengo al respecto, y desde su escuela ya dan por hecho de que les pagaremos unas tablets.

Un momento…

¿Y qué tipo de tablets? ¿Y para qué? ¿Y cuál va a ser la empresa corruptidora que se va a llevar ese dinero vendiéndonos esas tablets?

Porque, habiendo trabajado muy de cerca con la administración catalana en términos tecnológicos, ya puedo apostar a que alguna empresa se ha llevado una concesión para vender esas “tablets oficiales”, y así, junto el fraude de los libros de texto, esa empresa se une al suculento botín que cada año nos roban al obligar a nuestros hijos a pasar por la vara del sistema escolar obligatorio.

Y ante la respuesta falaz de que “estoy en contra del progreso tecnológico de mis hijos”, que se sepa que estoy escribiendo este post desde mi propia tablet, y mis dos hijos tienen las suyas propias que, por cierto, se pasan la mayor parte apagadas.

No, esto no tiene nada que ver con el “progreso tecnológico”.

Continúa el plan de convertir a nuestros hijos en consumidores obedientes, y de exprimirnos a las familias monetariamente todo lo que pueden.

Esto es como en China, que la familia tiene que pagar la bala del reo cuando el estado lo asesina.

Ni más ni menos.