Pero, ¿qué ha pasado hoy en la tele oficialista?

Esta mañana a las 6:48 han emitido una noticia en Informativos Tele5 sobre unos agricultores que han denunciado a la Guardia Civil los «aviones quitalluvias» que les están estropeando las cosechas.

Pocas veces me despierto tan pronto, y menos se me ocurre poner la tele, y hoy ahí estaban los chemtrails en Tele5…

Y por la tarde, otra vez no sé por qué me entran ganas de poner de nuevo la tele y me encuentro con que TV3 entrevista a Daniel Estulin, el cual acusa con pruebas a EE.UU. y Gran Bretaña de estar detrás de los grupos yihadistas terroristas…

image

Daniel Estulin, claro, ha sido entrevistado para promocionar su nuevo libro, pero ha dejado ir que entre los refugiados no es todo como parece y que entre ellos hay elementos terroristas que amenazan a Europa.

Al final, Estulin, cuando le han preguntado por la independencia de Cataluña, la ha liado al decir que entiende que Cataluña quiera separarse de España porque todos los andaluces son unos vagos porque no trabajan nunca. Uy uyuyuy… ¡Ése sí que es un tema intocable!

Entre todo esto, he aprovechado para enviar al hashtag del programa de TV3 el siguiente tuit ¡que han emitido!…

«¿Todavía no se puede hablar en la tele de las «falsas banderas» como la Operación Gladio? Los estados se inventan enemigos internos.»

Ja t’ho dic jo (@jathodicjo_bloc):
Encara no es pot parlar a la tele de les «falses banderes» com l’Operació Gladio? Els estats s’inventen enemics interns. #DivendresTV3

De verdad, ha sido muy extraño encontrarme esto en la tele oficialista… no estamos acostumbrados.

Pues sí, somos una sociedad enferma

image

Niños refugiados armenios llegando a Aleppo, Siria, en 1915.
http://pic.twitter.com/RhN9rMKfzS

En estos últimos días se ha reunido una gran cantidad de psicópatas mafiosos asesinos en un lugar que llaman eufemísticamente «Naciones Unidas«. Y la gente les ha aplaudido.

image

En esa reunión han hechos discursos premiados por la paz que son culpables de matanzas diarias.

Y en dicha organización le han dado el encargo de velar por los «Derechos Humanos» a quienes diafrutan cortando cabezas y crucificando a quienes no son de su agrado, además de bombardear a su país vecino día sí y día también.

Y además, sus soldados mantenedores de la guerra, con sus relucientes cascos color cielo, han realizado otra tropelía más asesinando a manifestantes en la República Centroafricana.

Mientras, un líder famoso religioso va por ahí viajando alabando la pobreza y fomentando la mentira del «cambio climático» para que Goldman Sachs gane más dinero, o, mejor dicho, más control sobre la población.

Luego, en la tierra de Goethe están echando a su propia gente de los edificios sociales para acomodar a invasores que se disfrazan de refugiados.

Y en tierras más cercanas a este escribiente siguen discutiendo por si los trapos de colores deben llevar dos o cuatro barras rojas en un fondo amarillo, ajenos a la amenaza de los sicarios económicos buitre que los han elegido como objetivo.

Así que han pasado 100 años desde la foto de arriba, pero si la pintamos podríamos pasarla por una foto tomada hoy por la mañana.

Sí, definitivamente esta sociedad está enferma y cualquiera que esté bien adaptado a ella debería de ser eugenizado por el bien de la Humanidad.

Como he tuiteado hoy por la mañana en un tuit que ha aparecido impresionado en un programa de la televisión pública catalana: Cualquier caos es mejor que este orden.

¿Qué puede de haber de cierto en este mapa del éxodo de refugiados?

image
No war = Sin guerra, Benefits = Beneficios

Ante el actual colapso de la Eurozona debido al cierre de las fronteras de los países del centro de Europa, uno se pregunta por qué los «refugiados» no se quedan en países cercanos y en cambio se arriesgan a cruzar tantos países, en un viaje lleno de peligros, hasta los países del norte, donde curiosamente garantizan sustanciosos beneficios a los inmigrantes.

Da que pensar, ¿verdad?

Imagen: «The Fake European Refugee Crisis» http://thewealthwatchman.com/the-fake-european-refugee-crisis/