¿A qué llama la élite “terrorismo”?

Éste es el tema del que está prohibido hablar, y pensar, en todo el mundo.

La élite lo llama terrorismo pero en realidad no lo es, es el exterminio sistemático de la plebe a través de un acto de bandera falsa tras otro.

Al verdadero terrorismo la élite lo llama magnicidio – claro, porque ellos son grandes, faltaría más y era común a finales del siglo XIX y XX: era cuando le tocaba a su gente.

Porque, actualmente, las matanzas son exclusivamente de clase baja, de plebe, de chusma. Qué cosas, ¿verdad? ¿Eso qué nos indica?

Que el terrorismo sólo es contra un bando.

¿Pero y si volviera la sana limpieza contra la élite? Un día cae un rey, otro una reina. Un día cae un príncipe, otro una princesa. Un día cae un presidente, otro una presidenta. Un día cae un primer ministro, otro una primera ministra. Un día cae un billonario, otro una billonaria.

Así, con falsa igualdad de género, como le gusta a la élite globalista. Ahí sí que habría el verdadero terrorismo. La élite estaría cagada de miedo de salir a la calle. Se volverían las tornas. Y, como son mucho menos, el trabajo de eliminarlos sería más corto.

Uy, qué ideas más extrañas me vienen por la madrugada. Negaré haber escrito esto. Yo no he sido. Es que se oyen fuegos artificiales a lo lejos y me he despertado.

Las ratitas festejan que obedecen con gusto las imposiciones absurdas de la élite feudal, y que éstas las masacran diariamente con impunidad.

El poder de la red

Uno de mis tuits

Sigo insistiendo en que la mejor forma de derrocar una pirámide es actuar como red.

Unidos perdemos, divididos venceremos. 

Si cae uno, dos ocuparán su lugar. 

La red asíncrona es imparable porque es imprevisible.

En una red sin líderes, a los infiltrados les es imposible tomar el control. 

Cada nodo es independiente y con sus propios objetivos.

Obedecer a un líder lleva a actuar sólo con un objetivo que marca dicho líder.

Pero mil ojos ven más que un ojo.

Una red puede alcanzar más objetivos en menos tiempo que la manera tradicional de seguir a un único líder. 

Una red rompe los esquemas de las mentes cuadradas.

Se puede explicar del derecho o del revés.

Como ejemplo, en la República de Catalunya, los CDRs, actuando localmente y con objetivos propios, actuando cada uno independientemente, son imparables.

Un hecho es que la gente de Cataluña siempre ha ido un paso por delante que la del resto de España.

Y esta vez no es diferente.

Está ocurriendo ahora mismo.

Da igual lo que diga la propaganda de los medios españolizantes.

Falta ambición

El oro mueve al mundo, así que consíguelo para ser parte de los que manejan las riendas

Esa manía de la humildad y esas tonterías de no alimentar el ego está dejando a la gente atrapada en la carrera de la rata, lista para ser pisoteada y chafada en cualquier momento.

Carne de cañón para los lobos.

Hace un par de días escribí en mi twitter: Busco gente ambiciosa, despiada, egocéntrica y sin escrúpulos que ame el dinero para forrarse: http://secretosdeldinero.com En serio.

Sí, en serio, porque estadísticamente muy poca gente está aprovechándose de la excelente herramienta para enriquecerse materialmente que es Karatbars.

Y he detectado que es porque la gente está muy cómoda en su miseria, les falta ambición, además de inteligencia financiera.

Tienen pánico a abandonar su burbuja de lo conocido.

A ver, ¿se supone que debería empatizar con el miedo de las ovejitas a perder su falsa comodidad, cuando abandoné el rebaño hace años? 

No, en absoluto.

Pero no está el horno para bollos y, en este momento, desde mi poltrona privilegiada construida gracias a mi propio esfuerzo, me sorprende que no hayan muchos más individuos decididos a abandonar su miseria económica, tal como yo lo hice.

Supongo que quejarse, hacerse la víctima y pedir que el gobierno se lo regale todo es mucho más fácil.

El esfuerzo de pensar cansa, claro.

En fin, que como también he detectado que mucha gente no lee, aquí dejo unas cuantas películas para ponerse las pilas:

El Capital

La Gran Apuesta

En Busca de la Felicidad

El Lobo de Wall Street

Wall Street

Wall Street 2

El Secreto de mi Éxito

Da igual si en alguna de estas películas los protas son delincuentes – eso es discutible porque depende del tipo de leyes – y acaban atrapados, lo que cuenta es que siguieron su ambición.

A-M-B-I-C-I-Ó-N

Conseguir lo que uno se propone, cueste lo que cueste, superando todos los obstáculos.

Lo importante es ganar, no participar.

Tic tac tic tac – el tiempo se agota.

The General

Película imprescindible basada en hechos reales del gran Buster Keaton.

Tanta tecnología hoy, y con una cámara a manivela, en blanco y negro y sin sonido se pueden crear estas obras maravillosas.

El caso es que, a veces, los que manejamos las últimas tecnologías de nuestros tiempos nos podemos sentir aislados y desencajados de la sociedad que nos ha tocado.

Pero estamos convencidos de que lo que hacemos es lo correcto.

Y el paso del tiempo, casi siempre, nos acaba por dar la razón.

Antiguamente fue manejar una máquina de ferrocarril.

Hoy en día ser un maquinista de la General, por ejemplo, es conducir un canal de YouTube.

Creo que el paralelismo está claro.

La apariencia es lo más importante

Los libros se juzgan por la portada.

Las formas son más importantes que la verdad.

Es más, nadie acepta la verdad si no se vende tan bien como la mentira.

Es más, las mentiras siempre son más convincentes porque están mejor adornadas.

Porque el adorno son las columnas que la mantienen.

Como si no lo supiera.

Siendo un contrario a lo comunmente aceptado, entiendo los límites que yo mismo me he impuesto.

Acepto sus consecuencias.

Es lo que pasa cuando se preferiere el contenido a la portada del libro.