Otro artículo manipulador y propagandístico

Un nuevo ejemplo de artículo manipulador y propagandístico para mantener a la población en la pobreza: https://actualidad.rt.com/actualidad/228535-duenos-mundo-entramado-poder
(Oh, es RT, ¡no toquemos a RT!)

Veamos, y tiene que ver con la Ley de Atracción. Si tu propósito es atraer dinero, salir de la pobreza, no puedes despreciarlo. Es decir, no esperes atraer dinero si sigues haciendo caso a artículos que dicen que “el consumismo es malo“, “el materialismo es malo” o “el capitalismo es malo“. El universo nunca te va a dar lo que quieres si expresas que no lo quieres. Esto lo aprendí del libro ‘Secretos de la Mente Millonaria‘, y puedo asegurar que funciona. Igual como es fundamental entender el mensaje del libro ‘Piense y Hágase Rico‘. Fijémonos: PIENSE. Por supuesto, luego de pensar hay que actuar, pero la clave está en que actuamos según pensamos. Si necesitas dinero, primero debes verlo de forma positiva, si no, pues hay poco que hacer por mucho que uno se esfuerce.

Por otro lado, el artículo está atacando a la gente que se protege de la extorsión de los impuestos promoviendo que se acabe con los “paraísos fiscales” basándose en informes de ONGs que existen para defender ese mismo poder que dicen atacar. La élite domina a través del estatismo neofeudal que quiere controlar todo al 100%, eliminando a su competencia, y este artículo, y otros parecidos, conducen a que los oprimidos ayuden a sus opresores. Sí, la élite se protege con árticulos que aparentemente atacan a la propia élite. Son muy inteligentes, de verdad.

Incluso hacen ver que “la riqueza es machista” al apuntar que de las 500 personas más ricas del mundo 445 son hombres. Otro ejemplo más que detrás de este artículo está la desfachatez del marxismo cultural. Sólo les falta añadir el porcentaje de blancos, y casi lo hacen al añadir que la mayoría son estadounidenses.

Para finalizar, el último párrafo del artículo es totalmente evidente. ¿Cómo no podría acabar de otra manera?

Para concluir, cabe destacar que el futuro está por escribir: aunque todavía no se sepa cuál será el área geográfica con más personas multimillonarias o con mayor crecimiento económico dentro de 100 años, lo que parece más evidente es que todos debemos de tender hacia medidas que pongan fin a la actual crisis de desigualdad con el objetivo de defender los intereses de la mayoría.

Todo “por la mayoría” porque hay “una crisis de desigualdad“. No hay palabras más mágicas que “mayoría” e “igualdad” en el buenismo de lo políticamente correcto. Oh, pero qué benéficos.

La pobreza no se combate luchando contra la riqueza, la pobreza se combate fomentando que haya más riqueza. Repartir la riqueza es la mejor manera de crear pobreza y, por ello, se publican artículos como éste que hacen ver que los megamillonarios son la causa de todos los males. Es una clara estrategia psicológica para deshabilitar la reflexión que nos haría ver la realidad. Nos ofrecen el problema, sus causas y la solución. Ya está, todo en bandeja de plata para evitar indagar más. Nosotros no necesitamos pensar porque ellos ya lo hacen por nosotros.

Por cierto, resulta curioso que los malvados megamillonarios del principio, luego, unos párrafos más abajo, son benéficos porque “reparten su fortuna” con donaciones. Es que nos toman por auténtico imbéciles.

Vamos, no digo que el artículo cuente mentiras, sino la forma en que presenta las verdades y su enfoque es lo que manipula al lector.

Por supuesto, tengo que aceptar que en el pasado yo también caí en esa trampa, me equivoqué. No es que vaya a alabar al Grupo Bilderberg a partir de ahora, pero voy a ser más precavido en no hacerles el juego. Voy a buscar otro enfoque.

Próximamente voy a hacer un vídeo explicando cómo podríamos haber acabado con los desahucios que va a menear los prejuicios instalados en las mentes de muchos. Porque es hora de combatir esta clase de artículos propagandísticos con soluciones reales, aunque sean contrarias a la programación mental de la sacrosanta mayoría.

En defensa del materialismo y del consumismo


Es hora de decir las cosas claras, directamente y sin tapujos.

La censura es para los tarados.

Alimenta a tu ego todo lo que puedas consumiendo.

Si tu ego te pide un yate, dale un yate.

Si tu ego te pide una mansión, dale una mansión.

Si tu ego te pide oro y brillantes, dale oro y brillantes.

Porque al igual que hay que alimentar a nuestro espíritu, también hay que alimentar a nuestra parte material.

Tener bien satisfecho a nuestro ego material es fundamental para mantener nuestro equilibrio.

Esas ideas de considerar a lo material y a nuestro ego como “malos” es pura patraña propagandista de la Nueva Era.

Es una estrategia para mantenernos desarmados ante los verdaderos males del mundo.

Centrarnos tan sólo en el aspecto inmaterial es mantener un estado perjudicial para nuestras vidas.

Quienes desprecian los bienes materiales están en realidad despreciándose a sí mismos.

Fijémonos en que nuestra mente es la creadora de grqn parte de lo material que hay en este mundo humano, por lo que negar a lo material es negarnos a nosotros mismos.

Soy consciente de que esta premisa puede chocar con las ideas que predominan en una cantidad de personas que se consideran “despiertas”, pero, en realidad, éstas están en vigilia y no despertarán hasta que se acepten a sí mismas tal como son: materiales e inmateriales.

Muchas de esas personas son adictas a acudir a cursos por los que pagan dinero a otros por guiarlos en lo inmaterial, ¿no es un contrasentido?

Somos lo que somos en este mundo, y los antiguos ya nos enseñaban que había que conocerse a uno mismo.

No decían “conoce al colectivo”, no, decían “conócete a ti mismo”.

No consumir materialismo para alimentar a nuestro ego material es desconocernos a nosotros mismos.

Por otra parte, sin el consumismo estamos enviando a otros humanos a la miseria.

Millones de humanos que no han alcanzado todavía un nivel de plenitud propia y se manifiestan cada año protestando porque no tienen “trabajo”.

Si dejamos de gastar dinero, estamos parando la economía y estamos haciendo un flaco favor a nuestros congéneres menos avanzados.

Cierto es que muchos de ellos están atrapados en la “carrera de la rata”.

Y es precisamente por eso que no debemos parar de consumir; para que sufran las injusticias que les impulsen a rebelarse contra ellas.

La injusticia siempre ha sido, es y será un gran incentivo.

Además, es completamente mentira que “vayamos a agotar todos los recursos de este planeta”.

Pero… ¡Qué gilipollez!

Una gilipollez que sólo se tragan los que no tienen ni una chispa de materia gris.

Por ello, sin duda, hablar del consumismo despectivamente es como hablar frívolamente y sin tener en cuenta las fatales consecuencias de su falta.

Esta sociedad no necesita que la salven; no necesita listillos que le digan lo que hay que hacer en pos de una falaz perfección inexistente.

Y, repito, sin satisfacer nuestra parte material somos incompletos.

Así que, antes de tomar una posición tipo blanco-negro, bien-mal, usemos nuestro cerebro, que no sólo sirve para llevar un bonito peinado.

Consume todo lo que puedas, que esta vida son cuatro días.

Paradójicamente, acabo de transmitirte esta parte fundamental de la sabiduría eterna gratis, pero simpre puedes regalarme un millón de euros – antes de que se acaben los euros, por supuesto 😛

Ampliación de https://jmgoig.wordpress.com/2015/11/26/en-defensa-del-materialismo-y-del-consumismo/

Esta juventud de hoy en día…

“​Los jóvenes de hoy en día aman el lujo. Tienen malos modales, desprecian toda autoridad, no muestran respeto y hablan cuando deberían estar trabajando.

Los jóvenes no se levantan de sus asientos cuando entran personas de edad avanzada, van en contra de sus padres, charlan en compañía, engullen su comida y tiranizan a sus maestros.”

Sócrates, allá por el año 400 antes del inicio de esta era del calendario oficial occidental.

Para los que hablen de “progreso y cambio“.