Retirada estratégica

Llevo ya dos meses sin publicar un nuevo vídeo en mi canal de youtube. En realidad, no pasa nada, ésa es la idea.

No, youtube no me ha cerrado el canal. No, no tengo esa suerte que tienen muchos de haber sido ‘censurado’ directamente, aunque la desmonetización, la caída de subscriptores y el ocultamiento de mis vídeos es una forma de censura encubierta.

Más que nada, lo que me ha hartado han sido los últimos cambios en las reglas del contenido de youtube, ¿qué es eso de que no se puede hablar del tongo del robo de las elecciones de EEUU y del ataque del virus chino? La gota que colmó mi vaso.

Ya, ya sé que algunos se han alegrado de mi ‘desaparición’, porque que desaparezca la competencia siempre alegra a los codiciosos, y sé que para la mayoría ni les importa porque nunca supieron ni que existía. En fin, que ,aunque no lo parezca a veces, conozco perfectamente mi sitio.

Y tampoco me han suspendido mis cuentas ni de twitter ni de facebook ni de instagram. Lamentablemente, no puedo ir por ahí llorando con satisfacción para aprovecharme del victimismo imperante, y así lograr más seguidores porque me eliminaron por ‘contar la verdad’, como hacen otros. He dejado de usarlas por la misma razón que youtube.

Sé que estos ‘sacrificios’ no suelen servir para nada. Porque el mundo sigue girando y quien desaparece es olvidado al instante, en esta red de redes. Y sé también que mi ‘legado’ de estos pasados años también quedará en el olvido substituidos por la novedad más nueva y novedosa. Las cosas como son.

Pese a todo, no vuelvo al punto de partida, porque toda la experiencia que he recopilado todos estos años ahí está, aunque no se vea. El lugar en el que estoy es bastante elevado y, aunque me haya detenido por un tiempo, no pienso dejar atrás todo lo bueno que he conseguido. Ésa es la base en la que me apoyo.

En estos momentos ni leo los comentarios en mi canal de telegram, así que puede ser tomado por los desaprensivos sin mi administración controladora. Cada cual es libre de actuar según sus planes y aprovecharse de la situación, como es normal.

Me he ido. Me he escapado. He huído del ruído diario, de la última gran tontería tan importante que ‘despertará a la Humanidad’. Ya me da igual la última catástrofe globalista que nos esclavizará para siempre.

Sin embargo, no es más que una retirada estratégica. Por un tiempo más voy a liberar mi mente del pasado, y voy a adaptarme a estos nuevos tiempos totalitarios, a esta nueva circunstancia previsible. Y seguiré mi camino por donde vea conveniente.

Y por todo esto es que nunca he querido parecer un gurú, como algunos que pueden venirte a la mente, y en cada etapa he dejado a otros atrás que, supuestamente, han creído que los abandonaba. Nada de eso. Siempre he explicado que cada cual recorre su propio camino y que no hemos hecho más que cruzar nuestros caminos en cada momento. El individuo independiente es lo único posible.

Así que, voy a continuar rellenando palabras en este blog y a imaginar lo que crearé nuevo para el futuro próximo. A veces hay que recular para ver el punto en el que uno se encuentra, retomar fuerzas, y encontrar otros caminos inesperados. Estoy en ello.

Y también me desapego de facebook e instagram

Poco tiempo después de la publicación de este escrito, desvincularé la compartición automática de este blog con facebook, y también eliminaré los botones de compartición manual y los enlaces a mis cuentas de facebook e instagram.

No, no borraré mis cuentas de facebook e instagram, como tampoco lo hice de twitter, pero dejaré de usarlas. Todo el contenido quedará en línea hasta que las empresas lo estimen conveniente.

Si has accedido a este escrito desde la página de facebook de Crónicas Subterráneas, puedes seguir este blog a partir de ahora siguiendo uno de los pasos clásicos:

  1. Puedes subscribirte para recibir las actualizaciones por correo.
  2. Si tienes cuenta de wordpress, puedes seguir este blog.
  3. Puedes añadir el RSS de este blog a tu agregador de RSS favorito.
  4. Puedes marcar esta web en tus favoritos de tu navegador y visitarlo de vez en cuando para ver si hay actualizaciones.
  5. También puedes seguirme en gab y minds, mis enlaces están en el pie de este blog, de momento.
  6. Y, finalmente, seguirme en mi canal de telegram.

Sí, ya sé, esto es como volver a 2005, pero llega un momento en el que se alcanza un límite, e internet no es propiedad de las empresas de las ‘redes sociales’.

Este blog es un lugar que me cuesta dinero – pago por el alojamiento y el dominio -, y esfuerzo; y ya es hora de que las cosas vuelvan a su lugar original. Así que, éste es el momento en el que me planto en bastos.

Por supuesto, esto hará que pierda más ‘visibilidad’, pero bueno, no es que ha tenido mucha en todos estos años, este blog sigue pareciendo todavía como si estuviera ‘por descubrir’ – otro día explico por qué.

Así que, sigo aquí, mientras me dejen – oh, estas frases lapidarias.

10 de mis últinas reflexiones que he lanzado al mundo

Estas 10 reflexiones mías últimas se pueden encontrar en mis perfiles de gab, twitter y minds:

  1. El estado es el opio del pueblo.

  2. La libertad sólo es individual. No hay libertad ni de pueblos, ni de estados, ni de gobiernos, ni de grupos específicos. Toda mención de la búsqueda de una libertad colectiva es pura propaganda para manipular a la masa enfrentándola a otra masa supuestamente contraria.

  3. El gobierno comunista de China ha perfeccionado la maldad hasta niveles antes no imaginados. Demuestran que son todo lo peor que un humano puede ser contra otro humano.

  4. Los independentistas de las 13 colonias eran considerados como terroristas por el gobierno del Reino Unido. Y lograron independizarse gracias a la financiación del Imperio Español. Paradojas de la Historia.

  5. Hay nazionalistas españoles que confunden España con la Gran Castilla y, claro, se enfadan cuando los no-castellanos no lo aceptan.

  6. Los que tienen el monopolio de la violencia se quejan de que el otro bando quiere usar la violencia. Me parto.

  7. Puesto que los centralistas españoles no permiten que los gobiernos de la GenVal y la GenCat se comuniquen en catalán y no saben distinguir entre idioma y dialecto, pues que los gobiernos de España y Argentina se comuniquen en inglés porque tampoco hablan el mismo idioma.

  8. Quienes se preparan para la paz son las primeras víctimas de la guerra.

  9. El estado ha hecho creer a mucha gente que los sueldos proceden de la magia no de la productividad, al contratar funcionarios que paga con el dinero que roba a través de la coacción violenta llamada ‘impuestos’. El colectivismo estatista es un virus que hay que combatir.

  10. El bienestar de una población no depende de su sistema político; democracia, dictadura, reino, república, imperio… da igual. Depende del grado de libertad de cada individuo; cuanto más libre es el individuo y hay menos estado, más próspero es económicamente.

Por supuesto, se puede estar de acuerdo o no, pero son reflexiones que se me ocurren y las lanzo al mundo en el momento, con la inmediatez que nos da esta época tecnológica.