Este vídeo mío lo han visto más de 2 millones de veces

En el momento que escribo esto, este vídeo mío lo han visto dos millones cuatocientas tres mil seiscientas ocho veces…

Y no sé qué pensar.

Quizás debería dejar las cosas como están y disfrutar de este espectacular éxito. Porque, éste es un logro increíble, el sueño de todo creador.

Pero soy un culo inquieto y, repito, no sé que pensar.

Porque no es mi mejor vídeo ni de lejos. ¿Por qué éste y no otros?

Y, ¿cómo es que no ha atraído a tantos subscriptores a mi canal?

¿Y por qué este vídeo tiene tanto éxito y mis 1.400, o así, vídeos públicos restantes son una pena en visitas?

¿Cómo es que he logrado que un vídeo tenga más de 2 millones de visitas, lo que se llamaría un vídeo viral, y yo siga cada mes en el borde de la caída al precipicio?

¿Por qué el resto de mis vídeos no llegan ni a mis subscriptores?

Es que sigo sin tener puñetera idea de qué es lo que pasa con YouTube.

Ni puñetera idea.

Tras once años en YouTube, no tiene sentido mi situación actual. Debería ser muchísimo mejor.

¿Debería comenzar a pensar que hay una conspiración o algo? ¿Gente encargada de pararme los pies? ¿Estoy imaginándome cosas?

Es que ni puñetera idea, no me cuadra nada de nada.

Y como un terco, un cabezota, sigo adelante. Sólo por la curiosidad de a ver qué pasa.

Si no te gusta mi respuesta, no me hagas la pregunta

Cuando era niño mi madre compró una enciclopedia por fascículos. Tuvimos que esperar 44 semanas para reunir todos los volúmenes. Y luego, pedimos por correo los volúmenes extra.

Así que estoy acostumbrado desde casi siempre a buscarme la vida respecto a la información.

Y luego, ya a los 30 años, accedí a internet y a sus buscadores, comenzando por yahoo. Eso me abrió las puertas a la información que mi enciclopedia no explicaba, y de una manera alucinantemente rápida.

Es realmente fantástico poder obtener una respuesta en segundos a cualquier duda.

Por eso me sorprende que haya gente que me envíe preguntas por correo, y luego no les guste mi respuesta. ¿Qué pasa? ¿Que por verme en youtube o leerme en mi blog pensabas que iba a saber más que tú? ¡Venga ya!

La gente tiene que aprender a sacar sus propias castañas del fuego. A encontrar sus propias respuestas.

Estoy considerando comenzar a no responder los correos que que me hacen perder mi valiosísimo tiempo. Quienes quieran que le guíen que se vayan a visitar a las monjitas de caridad. Este menda no está para solucionar la vida a nadie.

Si sé algo es porque me he esforzado en investigarlo. Y si no te gusta mi respuesta, que te zurzan. Esfuérzate para encontrarla tú mismo.

Así son las cosas. Cada cual vive su propia vida, y las soluciones de otro pueden no servirte.

Intentar “ayudar” suele acabar siempre mal. Por eso la única forma efectiva de ayudarte es decirte que no te voy a ayudar. Verás que, cuando pase el tiempo y seas más sabio, te darás cuenta de que tengo razón.

No es tu dinero lo que quiere la élite

image

Porque, primero, no es tu dinero. Eso que almacenas en una cuenta bancaria nunca ha sido tuyo y nunca lo será. Es pura deuda creada de la nada que les debes a los que la crearon porque así lo dicen ellos.

Entonces, si la élite puede fabricar todo el dinero a su antojo, ¿para qué quieren que se lo devuelvas? La respuesta es fácil: para controlarte en una esclavitud eterna.

La economía actual no es productiva, y los precios de las cosas no dependen de su coste de producción. Los precios existen en arreglo a los ingresos de cada zona para que la población de dichas zonas no pueda nunca ahorrar ni conseguir el poder que da la acumulación de riqueza.

Los trabajadores ya no importan y están siendo substituidos paulatinamente por robots. Si alguien cree que una huelga sirve para presionar a su patrón, que escuche sus carcajadas.

Y entonces, ya vemos que la élite no necesita realmente el dinero que obliga a devolver a la población. Es un concepto que tenemos que tener ya claro.

Podemos hacer una comparación para hacernos una idea, es la comparación que más se acerca a la realidad: la del pastor y el rebaño.

Sabemos que los países son meros territorios feudales. Sabemos que las corporaciones gobiernan dichos países. Sabemos que el Comité de los 300 gobierna dichas corporaciones. Y sabemos que el Consejo de los 13 gobiernan a dicho comité. Y sabemos también que los jesuitas están en lo alto de la pirámide…

Entonces, ¿la pirámide acaba realmente aquí? ¿Quién o quienes están por encima? ¿Hay entidades, que durante los siglos han sido llamados “dioses”, que se alimentan de nosotros como rebaño, de esta “Granja Humana”? ¿Son nuestras élites meramente sus perritos falderos para controlarnos?

Tenemos las suficientes pistas y evidencias que nos indican que así es.

¿Saben las ovejas del rebaño las intenciones del pastor y que su perro le ayuda a dirigirlas?

Las ovejitas ignorantes estamos empezando a saber.