7 Maneras comprobadas de ganar dinero sin tener dinero

¿Te falta dinero en este momento? ¿Necesitas ideas para conseguir ingresos adicionales pero no tienes dinero para invertir? ¿Nunca llegas a fin de mes?

Hay un mito, que no es del todo cierto, que muchos se repiten una y otra vez: “se necesita dinero para ganar dinero” o “el dinero llama al dinero.

Y digo que no es todo cierto porque sí, el dinero acelera ganar más dinero, pero no es imprescindible para ganar dinero. Porque es posible ganar dinero desde cero, y con internet es cada vez más sencillo.

Por supuesto, asumo que, si estás leyendo este post, es que tienes acceso a internet.

No importa tu edad, no importa si eres hombre o mujer, no importa si eres alto o bajo, lo único que importa es encontrar una forma de generar ingresos desde nada y, por eso, aquí te presento 7 maneras comprobadas de ganar dinero sin tener dinero, basadas en mi experiencia:

  1. Escribe libros. Recoge tus ideas, desarróllalas en un texto, formatéalas como un libro y véndelos a través de una plataforma especializada.

  2. Haz vídeos. Seguro que sabes temas interesantes que puedes transmitir oralmente. Usa la cámara de tu móvil/celular y graba vídeos. Luego, súbelos, incluso sin editar, a un lugar monetizable donde muchos puedan verlos.

  3. Crea tus propios diseños. Véndelos como camisetas y tazas. Convierte tu originalidad en una máquina de hacer dinero, usando empresas que se encargan de su distribución.

  4. Recomienda productos de otros. Mediante los sistemas de afiliación de las tiendas online recibirás comisiones por la venta de cada producto que recomiendes.

  5. Adquiere conocimiento. La red está lleno de tutoriales sobre cualquier oficio. Aprende algo que se busque mucho, como programar, y ofrece tus servicios a las empresas que los necesiten.

  6. Enseña tus conocimientos. ¿Eres experto en algo? Empaqueta tus conocimientos en un curso online, ponle precio y ofrécelo a quienes quieran aprenderlo.

  7. Comienza un negocio online. Usa las ideas de negocios ya establecidas. Muchos negocios pueden comenzarse desde cero sin necesidad de una inversión inicial. Como éste.

Y como bonus, una octava opción:

  1. Escribe un blog. Atrae a lectores con tus ideas. Puedes poner publicidad, o crear una membresía a cambio de posts exclusivos para miembros.

En realidad, podría hacer esta lista casi infinita, porque internet está lleno de oportunidades para ganar dinero por todas partes.

Sea como sea, la clave es crear valor, ofrecer un producto o servicio, propio o ajeno, que sea útil para otros individuos. No importa si en este momento estás sin blanca, como ves, generar ingresos desde cero es posible si te aplicas y le das su tiempo.

Luego, a medida de que vayas ganando dinero, recuerda apartar entre un 10% y un 40% para, esta vez sí, invertirlo y que te genere ingresos pasivos. A partir de aquí, la imaginación es el límite.


Las criptodivisas no son reserva de valor

Estoy viendo publicaciones de ciertos líderes para mentes galácticas que hablan de reseteos y sobre criptodivisas como reserva de valor.

Además, alaban a los BRICS como si fueran los salvadores de la Humanidad.

Antes de nada, explicar que no tengo nada en contra de estas personas y, es más, estoy de acuerdo con ellas en muchos otros temas de los que tratan.

Pero éste es mi campo, y me veo en la responsabilidad de concretar este asunto.

Primeramente, ¿qué es una reserva de valor?

Hablamos de que un medio es reserva de valor cuando mantiene o aumenta su valor, su poder adquisitivo, a través de los años, incluso de los siglos.

Las reservas de valor se mantienen en el tiempo porque no dependen ni de regímenes políticos ni de las monedas temporales que éstos ponen en circulación.

Hasta este momento, los únicos medios que podemos considerar como reserva de valor son el oro, la plata, las tierras y el arte.

Nada más, estos cuatro medios están comprobados a través de la experiencia de siglos.

Precisamente, las grandes familias con riqueza transgeneracional saben utilizar estos medios de reserva de valor para mantener y aumentar su riqueza generación tras generación?

¿Nos suenan los Rothschild, Rockefeller, Warburg?

Por eso siempre digo que el oro lleva 3000 años superando a crisis e imperios.

En cambio, las criptodivisas son un invento reciente que ni tan siquiera cumplen con los requisitos del dinero.

Son bits electrónicos que pueden funcionar como divisas, y nada más.

Unas fiduciarias y otras avaladas con algo.

Incluso estas nuevas criptodivisas que dicen que están avaladas por el oro de China y Rusia no pueden ser reserva de valor.

Porque todos los países, estados y regímenes caen más pronto o más tarde.

Y porque no se puede confiar en la palabra de ningún gobierno de ningún estado.

¿Cuando caigan dichos estados a quiénes se tendrá que reclamar para intercambiar dichas criptodivisas por el oro pertinente?

Porque una divisa avalada con oro significa que en cualquier momento se puede canjear por el oro equivalente.

Por eso, ¿por qué tener una criptodivisa avalada con el oro de un estado cuando podemos tener el objeto real, el oro físico, en nuestras manos?

Pues eso.

Que esto huele muy mal.

En fin, personalmente no me fío de nada que esté avalado por un estado y menos por los BRICS, conjunto colectivista antihumano. 

Las criptomonedas son aire por mucho que digan que hay oro detrás. 

Prefiero el oro físico en mano que el aire digital volando.

Por otro lado, eso del reseteo es una tomadura de pelo. 

La gente no va a ser liberada de un día para otro porque el problema no está en la falta de dinero sino en sus mentes. 

Nadie puede liberarnos porque la libertad ya está dentro de nosotros.

En todo caso, debemos reactivarla.

Así pues, me repito…

Cuidado con los listillos del culto de las criptodivisas. 

Ni el Ethereum ni el Bitcoin ni ninguna otra criptodivisa son reservas de valor, aunque las avalen los países. 

La clave está en la palabra divisa

Ninguna divisa cumple con los requisitos de reserva de valor. 

Ninguna divisa es dinero, es una representación del dinero, como un cheque.

Sólo el oro, la plata, las tierras y el arte conservan su valor a través de los siglos. 

Es un hecho comprobado que muchos desdeñan por el corto plazo.

Y, sobre todo, cuidado con el buenismo salvador.

Daniel Estulin anuncia que el colapso económico es inminente

Atención a estos tuits recientes de Daniel Estulin:

“El sistema en su totalidad ha alcanzado  los niveles de ‘saturación de deuda’ en los que incluso los tesoros soberanos y los bancos centrales se han estirado.”

“El colapso de 2008 fue abortado SOLAMENTE porque los tesoros soberanos y los bancos centrales entraron e inundaron el mundo con liquidez.”

“Se acerca un  serio colapso . ‘Imprimir’ divisas nunca ha funcionado en la historis y no funcionará tampoco esta vez.”

“Antes, depositabas TU dinero EN el banco. Ahora, cuando depositas dinero ESTÁS PRESTÁNDOLO al banco y la legislación del (rescate interno) AHORA se ha hecho ley.”

“En un mundo en el que TODOS LOS ACTIVOS no son más que promesas, el oro y la plata harán lo que han hecho durante 5.000 años.”

¿Nos suena? Ahí está, Daniel Estulin, exagente de la KGB, conocido por sus libros sobre el Club Bilderberg, y que suele saber información interna de la élite, repitiendo casi punto por punto lo que llevo más de cuatro años explicando.

Y el momento ya ha llegado.

En realidad, no se necesitaba ninguna bola de cristal, sino saber algo de historia y darse cuenta de cómo funciona el fraude monetario actual.

Y así, lo seguiré repitiendo a martillazos: LOS QUE TENGAMOS ORO SOBREVIVIREMOS A ESTA NUEVA SUPERCRISIS. EL RESTO, NO QUIERO NI PENSARLO…

Estamos llegando al capítulo final.

Nota personal: Hay quienes se han pensado que mi recomendación de ahorrar oro con Karatbars era como si les estuviera vendiendo una moto, algo que hacía por mero lucro personal, ¡qué malvado!. Sin embargo, era todo los contrario, les puse la solución en bandeja de plata, y esos “escépticos” la rechazaron. Lamentablemente, pronto se arrepentirán por no haberme hecho caso. Por mi parte, nunca me arrepentiré de nada de lo que he hecho porque hice lo que tenía que hacer. Siempre me congratularé de que las personas inteligentes sí me entendieron.