Falta ambición

El oro mueve al mundo, así que consíguelo para ser parte de los que manejan las riendas

Esa manía de la humildad y esas tonterías de no alimentar el ego está dejando a la gente atrapada en la carrera de la rata, lista para ser pisoteada y chafada en cualquier momento.

Carne de cañón para los lobos.

Hace un par de días escribí en mi twitter: Busco gente ambiciosa, despiada, egocéntrica y sin escrúpulos que ame el dinero para forrarse: http://secretosdeldinero.com En serio.

Sí, en serio, porque estadísticamente muy poca gente está aprovechándose de la excelente herramienta para enriquecerse materialmente que es Karatbars.

Y he detectado que es porque la gente está muy cómoda en su miseria, les falta ambición, además de inteligencia financiera.

Tienen pánico a abandonar su burbuja de lo conocido.

A ver, ¿se supone que debería empatizar con el miedo de las ovejitas a perder su falsa comodidad, cuando abandoné el rebaño hace años? 

No, en absoluto.

Pero no está el horno para bollos y, en este momento, desde mi poltrona privilegiada construida gracias a mi propio esfuerzo, me sorprende que no hayan muchos más individuos decididos a abandonar su miseria económica, tal como yo lo hice.

Supongo que quejarse, hacerse la víctima y pedir que el gobierno se lo regale todo es mucho más fácil.

El esfuerzo de pensar cansa, claro.

En fin, que como también he detectado que mucha gente no lee, aquí dejo unas cuantas películas para ponerse las pilas:

El Capital

La Gran Apuesta

En Busca de la Felicidad

El Lobo de Wall Street

Wall Street

Wall Street 2

El Secreto de mi Éxito

Da igual si en alguna de estas películas los protas son delincuentes – eso es discutible porque depende del tipo de leyes – y acaban atrapados, lo que cuenta es que siguieron su ambición.

A-M-B-I-C-I-Ó-N

Conseguir lo que uno se propone, cueste lo que cueste, superando todos los obstáculos.

Lo importante es ganar, no participar.

Tic tac tic tac – el tiempo se agota.

Los Rothschild: Dos lados de la Historia

Aquí dejo dos películas sobre el clan Rothschild, pero descritos de forma contrapuesta, aunque describiendo prácticamente el mismo período. ¿Cuál se acerca a la verdad? Seguramente, ninguna de las dos versiones concuerdan con la realidad exacta, ambas manipulan hacia su visión de los hechos.

La primera pelícual, “The House Of Rothschild“, hecha en Hollywood en 1934, es una versión positiva y azucarada (Versión original en inglés con subtítulos en francés)…

La segunda película, “Die Rothschilds“, hecha en Alemania en 1940, es una versión negativa y agria (Versión original en alemán con subtítulos en castellano)…