Harto de la previsible tomadura de pelo, finalizo la “Opción Troll”

Porque, como soy de clase no baja sino subterránea, se me obligará por la fuerza a tener una “nacionalidad”; pues elegiré la peor opción de las dos.

Elegiré la Opción Troll.

PicsArt_06-19-03.05.01~01.png
Imagen que creé para trolear en las “redes sociales”, y mucha gente se sulfuró, claro.

Esto de arriba lo escribí el 20 de septiembre de 2017, unos días antes del referéndum del 1 de Octubre que proclamó la República de Catalunya.

Y, sin duda, fue la peor opción de las dos, la opción perdedora; tal como había previsto.

Porque incluso los nacionalistas españoles saben que los catalanes son cobardes, tal como escuché hace unos días al demonizado en el cinturón rojo de Barcelona, el impetérrito y locuaz locutor, y escritor, españolista Jiménez Losantos. Al que, por cierto, llevo unas semanas disfrutando de sus programas matutinos radiados.

Sí, disfrutando, porque me he sorprendido coincidiendo con sus opiniones en un alto porcentaje. Qué cosas más extrañas ocurren cuando uno comienza a escuchar al otro lado por curiosidad. No hay nada más saludable que romper la propia burbuja de dogmas inquebrantables.

Lo único que me sigue diferenciando es esa manía que tienen los nacionalistas españoles de defender el centralismo jacobino españolista y de atacar a todos los idiomas peninsulares que no sean el castellano. Por ahí no paso, ¿de momento?

El caso es que mi decisión de acabar con la Opción Troll está más con la tomadura de pelo que es el acto del procés que con alguna influencia del lado contrario. Vamos, que los líderes de la parte catalana son unos traidores, como no se podía esperar otra cosa, unos botiflers de tomo y lomo.

Y es que hace unos días se votó en el Parlament una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) para proclamar una DUI (Declaración Unilateral de Independencia) y fue tumbada por la negativa de los señoritos de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya). ¿Comorrr?

Esos listillos siguen insistiendo en que tiene que haber un nuevo referéndum… ¿Qué? Ya se hicieron tres referéndums en los que voté en los tres (2010, 2014, 2019), y el único resultado es que la gente ha trabajado gratis para ellos mientras se han embolsado millones de euros. ¿Qué eso de aportar donaciones para pagar multas y fianzas para no ser encarcelados? Y sus adeptos obedientes vaciándose sus bolsillos por la causa. Supongo que ése ha sido el objetivo principal.

¿Y estos últimos patéticos actos del supuesto President en el exilio, Puigdemont? ¿Quedarse a kilómetros de la frontera francesa, dentro de Alemania, para que no lo capturen? Habrase visto. Decididamente, esta gente no merece ni un ápice de confianza.

Pero es que estas actitudes confirmadas actuales ya se veían venir desde el primer momento, cuando, tras la declaración oficial de independencia, ningún político del supuesto bando de la recién República abandonó su cargo oficial español, ni tan siquiera en el Congreso de Madrid. Y, no sólo eso, sino que siguieron cobrando por su posición priviligiada en sus poltronas del país vecino.

Ya he dicho, por pasiva y por activa, sobre todo en algunos de mis vídeos – esos vídeos que me han costado subscriptores – que no tengo nada contra el Reino de España ni en contra de sus gente. ¿Por qué tendría que tenerlo si he pasado toda mi vida en él? Sólo he afrmado mi preferencia de que, si tengo que vivir en un estado, la organización de la Confederación Helvética es la que más me gusta. Que los estados, cuanto más pequeños mejor. Y si no hay estado y prima el individuo, pues muchísimo mejor; es lo ideal.

Sin embargo, otra tomadura de pelo más acumulada es esa obsesión de la parte catalana por el marxismo cultural. De verdad, no sé si a esa masa manipulada les llega la sangre al cerebro para poder pensar.

¿Qué es eso de que la Generalitat pida perdón a México por la Conquista Española? ¿De verdad? ¿Están tarados o qué? Porque ni México ni España, tal como los entendemos ahora, existieron en el siglo XV.

¿Qué estupidez es ésa de sesiones del Parlament solamente para mujeres? Parecen acólitos obedientes de la Open Society.

Que no, que ya me he hartado. Que ya se ha derramado el agua del vaso. Que hay cosas por las que no paso. Que sí, que eran previsibles y que se veían venir. Pero quería que se evidenciaran por los hechos. Y eso es justamente lo que ha ocurrido.

Cosa que, quizás, fue contraproducente por mi parte, pues los españolistas se me echaron encima como lobos esteparios. Y, ahora, al finalizar mi apoyo a los separatistas catalanes – tal como los denominan los nacionalistas españoles -, seguro que también es contraproducente, pues esa otra parte hará lo mismo.

Da igual, siempre he dicho que no soy de nadie sino de mí mismo. Y mis posiciones varían en cuanto más información dispongo para procesar y desvelar los asuntos. En eso consiste mi coherencia.

Quién sabe, quizás dentro de cien años los habitantes de la península Ibérica, en lo que quede que se llame España, o ya no se llame así, se den cuenta del desastre al que hemos permitido que nos lleven las élites bilderberguianas.

Quién sabe, quizás dentro de unas décadas más, los habitantes de esta península, un lugar destacado en el mundo, un paraíso en la Tierra según muchos hispano-americanos, se den cuenta de cómo son manipulados como corderitos y den el paso para ser individuos libres. O puede que no, porque ya llevamos siglos con las mismas trifulcas entre nosotros, las cuales han sido aprovechadas por nuestros enemigos para destruirnos , y ahora mismo parece que no nos damos cuenta. Seguimos peleándonos por asuntos que, si lo pensamos bien, son someras chorradas. C-H-O-R-R-A-D-A-S.

Que en fin, que acabo con la Opción Troll. Que sigo siendo como siempre, independiente pero no neutral, es decir, seguiré diciendo lo que me parece de cada asunto, guste o no guste. Seguiré tomando partido por lo que me parece lo correcto en cada momento, sabiendo que el que siempre caerá seré yo mismo.

Ciertamente, así es la vida. Uno se equivoca, y se vuelve a equivocar otra vez. Como tiene que ser.

Nota final.- Gracias a los financiadores de este blog he podido comprar un aparato que me permite escribir mucho más cómodamente. Considera unirte a ellos para apoyarme y mejorar este lugar perdido en la red. 

 

Ya está todo clarísimo: Bilderberg manipuló al nacionalismo español para forzar la independencia de Cataluña

Hace unos días, en una conversación privada sobre la situación de España, explicaba a mi familia que todo indicaba que los Bilderberg habían llamado a Pablo Casado (jefe del PP) y a Inés Arrimadas (Ciudadanos) para que alejaran a Vox.

Y me encuentro con este vídeo…

Supongo, que para quien sabe sumar uno más uno, le da dos.

Lo que durante años he visto, cómo desde el gobierno central de España empujaban a la gente a declararse independentista en Cataluña, ahora está confirmado. Y este otro vídeo también es interesante en dicho sentido…

Por una parte, el nacionalismo español, los unionistas a ultranza del Reino de España, es la parte activa y es la que empuja.

Por la otra parte, los marxistas culturales pro independencia de Cataluña, son pasivos, siempre haciéndose la víctima y reaccionando al empuje.

Y así, mientras que durante años la población a favor de separarse de España en Cataluña no rondaba más del 20%, en una década consiguieron aumentarla al 50%, logrando la creación de la República de Catalunya mediante un referéndum que les salió demasiado bien. Tanto, que los políticos catalanes tuvieron que traicionarlo.

Porque la República de Catalunya sólo tiene sentido fuera de la UE, fuera del BCE, fuera de la OTAN y totalmente capitalista y libre, al estilo de la Confederación Helvética. Por supuesto, eso no concuerda en absoluto con el marxismo cultural propagado por los políticos del Procés.

Que sí, que mucha gente puede seguir enfadada conmigo por mi Opción Troll, pero lo que hago siempre tiene un sentido. Y es que mi olfato no suele equivocarse.

Hace un par de años vi un informe de un gran banco globalista en el que esperaban una guerra en España entre el 2019 y el 2020. Por favor, unos y otros, ¿podemos tener la cabeza fría para darnos cuenta de cómo somos un mero rebaño de siervos en una plantación de esclavos dentro de un sistema de plantaciones de esclavos?

Bueno, aquí lo dejo escrito y veremos cuál es el siguiente capítulo en este territorio ocupado y sin soberanía propia que llaman España.

Tras el telón, se mueven los hilos y todo es una amarga pantomima.

Y para acabar, y trolear a la parte catalana, aquí está Estrellita Castro cantando “Suspiros de España“…

😸

Opción Troll Fase Dos

¿Qué es la Opción Troll? Aquí puedes leerlo.

Y como expliqué…

“…en caso de elección me decantaré por la peor opción, por la opción que haga que este blog deje de tener lectores, si esa opción hace que tengan un ataque de nervios.”

Y así lo hice.

Me decanté por el bando de la República de Catalunya.

Me decanté por el bando de esos ineptos catalanes a los que han convencido de que con lacitos amarillos podían establecer su estado.

Esos ilusos catalanes que recolectan dinero para pagar los chantajes del gobierno español pero no para contratar mercenarios que rescaten a los políticos secuestrados y expulsen a las fuerzas de ocupación.

En fin.

Ahora, he comenzado mi segunda fase.

He comenzado a escribir en Twitter, Instagram y Facebook únicamente en catalán, aunque respondo en inglés o castellano según la lengua en la que se me dirijan.

He comenzado a dejar libres ciertas ideas que tenía en reserva para este momento.

Y están saliendo esas falsas amistades catalanófobas.

Porque, como he tuiteado…

Diuen que no creuen en les fronteres, però això sí, que no toquin les fronteres d’Espanya. Diuen que no creuen en els estats, però això sí, que no toquin l’unitat d’Espanya. Diuen que creuen en la multiculturalitat, però això sí, que tothom parli castellà. Així són de coherents.

Es curioso como los súbditos defienden a sus amos para seguir siendo súbditos. Allá ellos.

También, estoy dejando de seguir a dichos catalanófobos que vayan descubriéndose al responder mis posts.

Por supuesto, eso no es censura, porque pueden seguir cayendo en sus errores, pero que no cuenten con mi seguimiento. Es justo lo mismo que han estado haciendo conmigo, por cierto.

Sí, ojo por ojo, diente por diente.

Como he escrito hoy en Facebook…

“El pacifisme vol dir no ser l’atacant. Però si et donen un cop de puny a la galta, el següent pas és que l’agressor es trobi amb el teu puny a la seva galta. Aquesta “paciència” és el greu error de la narrativa catalana, encara que jo no crec que sigui un error sinó una estatègia dels polítics traïdors catalans adherits al Règim del ’78 per deshabilitar la força dels catalans. Estem a una mica més de dos mesos per al primer any de la República i ja va sent hora de què la gent se n’adoni. És bastant evident.”

Todas las acciones tienen consecuencias, y estoy determinado a conseguir las consecuencias que tengo previstas con mis acciones.

No hay medias tintas.

En todo caso, que nadie crea que pretendo convencer a alguien de algo.

Cada cual que crea lo que le parezca, según sus circunstancias.

Es mi opción personal, y seguirá siéndolo aunque me quede solo y el resto del mundo me dé su espalda.

Para entender lo que ha pasado en Cataluña en 4 memes

Lo que ha pasado en Cataluña, y pasa en otras partes, es sencillo de entender…

Para enseñar a mi familia sobre las elecciones les permití votar para la comida. Votaron por pizza. Entonces, hice tacos para comer porque tu voto no importa.

Nadie entenderá la política hasta que comprendan que los políticos no están intentando resolver nuestros problemas. Sólo intentan resolver sus propios problemas – de los cuales ser elegidos y reelegidos es el número uno y el número dos. Cualquier cosa que sea el número tres queda lejos por detrás.

Tipos de gangsters:

  1. Amateurs

  2. Intermedios.

  3. Profesionales.

  4. Modo Dios.

Lo único necesario para el triunfo de la maldad es que los hombres buenos no hagan nada.” – Edmund Burke.

Muchos todavía no se dan cuenta, pero Cataluña es uno de los lugares en el que la población está más hipnotizada y programada por el globalismo. El hecho de que la población creyera que podía combatir las armas del ejército español con lacitos amarillos demuestra su estupidez mental.

El marxismo cultural está tan arraigado que lo enseñan en las escuelas a los niños como algo normal, del día a día. El colectivismo estatista está aceptado al 99,99%.

Un ejemplo es que los periodistas oficialistas de la cadena de televisión TV3 siguen las indicaciones del New York Times y la BBC como si fueran pasajes de la Biblia.

Siempre he afirmado que los catalanes tienen la barriga demasiado llena para arriesgarse a mover su culo. Y eso afecta a sus cerebros.

Con esta situación, poco se puede conseguir. Y el hecho de que más de dos millones de individuos proclamaran la República de Catalunya el pasado 1 de octubre de 2017 fue una sorpresa monumental, ese 0,01% de margen, que tuvo que ser redirigida por los políticos hacia los cauces normales de inacción.

Por ello, el pasado 20 de septiembre, intuyendo lo que iba a pasar, anuncié la “Opción Troll” – lee el post para comprobarlo. Escribí:

“Por ello, y siguiendo mi sentido contrario de hacer las cosas, creo que, llegado el momento, elegiré la opción más difícil y complicada: elegiré el pasaporte catalán.”

“Así que, ya digo, en caso de elección me decantaré por la peor opción, por la opción que haga que este blog deje de tener lectores, si esa opción hace que tengan un ataque de nervios.”

Y así ha sido, perdí lectores ultra-españolistas, me insultaron, me llamaron de todo y, aún así, continué explicando lo que estaba pasando desde el punto de vista no convencional para el Reino de España.

Sí, sé que es dificil de aceptar para muchos, pero suelo deducir lo que va a pasar por anticipado. Y me es divertido ver cómo las reacciones acaban siendo tal como preveía.

Bueno, pues el circo continúa y el rey de las Españas continuará cumpliendo cumpleaños en su trono, bien, gracias; gracias a sus acobardados súbditos/siervos.

La “Opción Troll”

Recuerdo leer que el pasaporte español es el tercero más aceptado en el mundo.

Parece ser que, en general, la gente de otros lugares del mundo ve con buenos ojos a la gente educada en la cultura del Reino de España.

Realmente es algo de lo que beneficiarse.

Por ello, y siguiendo mi sentido contrario de hacer las cosas, creo que, llegado el momento, elegiré la opción más difícil y complicada: elegiré el pasaporte catalán.

Porque, como soy de clase no baja sino subterránea, se me obligará por la fuerza a tener una “nacionalidad“; pues elegiré la peor opción de las dos.

Elegiré la Opción Troll.

Se borraron casi 60 subs de mi canal de Youtube cuando publiqué mis vídeos de la Diada

¿Significa eso que escribiré este blog en catalán?

¿Por qué no?

Podría hacerlo.

O no podría hacerlo.

Sé que hay mucha gente poco inteligente que le da más importancia al continente que el contenido.

Esa gente está en todas partes, no es monopolio de un país o cultura.

Hay quien cree que usar una lengua u otra es un asunto político.

Esa gente, ya digo, está atontada perdida.

Resulta que uso prioritariamente el castellano para escribir porque es mi lengua materna y la domino mejor que cualquier otra, es decir, uso la herramienta que mejor se me da.

Pero eso no quita que existan centenares de lenguas distintas que también sirven para expresarse.

O si no, nadie las usaría para comunicarse.

Vaya, si ya casi no recuerdo qué libro fue el último que he leído en castellano porque prácticamente siempre leo en inglés.

Así que, siempre habrá gente que creará categorías de anécdotas.

Eso es inevitable, como esa cantidad de subscriptores que se han borrado de mi canal de Youtube porque mostré una realidad del lugar en el que vivo.

Y, por eso, porque vivo en el lugar en el que vivo no puedo mostrarme ajeno a las circunstancias que ocurren en este lugar.

Ya lo respondí a un comentario de un post reciente, no soy catalán, ni soy español, ni soy de Cazurrandia de Abajo; yo soy yo y nada más que yo.

Y quien crea que es algo más que sí mismo tiene un grave problema de programación mental.

Así que, ya digo, en caso de elección me decantaré por la peor opción, por la opción que haga que este blog deje de tener lectores, si esa opción hace que tengan un ataque de nervios.

Bueno, siempre he dicho que este blog no es como el resto porque su autor – tercera persona majestática – no sabe lo que es lo normal en un blog.

Y seguiré escribiendo igual que siempre, eso que nadie lo dude, con estas ideas chaladas.

Por cierto, una anécdota para acabar, suelo hacer mis vídeos en castellano porque… la mayor parte de mi audiencia está en México.

Qué cosas.

Y la vida continúa.