Ya está todo clarísimo: Bilderberg manipuló al nacionalismo español para forzar la independencia de Cataluña

Hace unos días, en una conversación privada sobre la situación de España, explicaba a mi familia que todo indicaba que los Bilderberg habían llamado a Pablo Casado (jefe del PP) y a Inés Arrimadas (Ciudadanos) para que alejaran a Vox.

Y me encuentro con este vídeo…

Supongo, que para quien sabe sumar uno más uno, le da dos.

Lo que durante años he visto, cómo desde el gobierno central de España empujaban a la gente a declararse independentista en Cataluña, ahora está confirmado. Y este otro vídeo también es interesante en dicho sentido…

Por una parte, el nacionalismo español, los unionistas a ultranza del Reino de España, es la parte activa y es la que empuja.

Por la otra parte, los marxistas culturales pro independencia de Cataluña, son pasivos, siempre haciéndose la víctima y reaccionando al empuje.

Y así, mientras que durante años la población a favor de separarse de España en Cataluña no rondaba más del 20%, en una década consiguieron aumentarla al 50%, logrando la creación de la República de Catalunya mediante un referéndum que les salió demasiado bien. Tanto, que los políticos catalanes tuvieron que traicionarlo.

Porque la República de Catalunya sólo tiene sentido fuera de la UE, fuera del BCE, fuera de la OTAN y totalmente capitalista y libre, al estilo de la Confederación Helvética. Por supuesto, eso no concuerda en absoluto con el marxismo cultural propagado por los políticos del Procés.

Que sí, que mucha gente puede seguir enfadada conmigo por mi Opción Troll, pero lo que hago siempre tiene un sentido. Y es que mi olfato no suele equivocarse.

Hace un par de años vi un informe de un gran banco globalista en el que esperaban una guerra en España entre el 2019 y el 2020. Por favor, unos y otros, ¿podemos tener la cabeza fría para darnos cuenta de cómo somos un mero rebaño de siervos en una plantación de esclavos dentro de un sistema de plantaciones de esclavos?

Bueno, aquí lo dejo escrito y veremos cuál es el siguiente capítulo en este territorio ocupado y sin soberanía propia que llaman España.

Tras el telón, se mueven los hilos y todo es una amarga pantomima.

Y para acabar, y trolear a la parte catalana, aquí está Estrellita Castro cantando “Suspiros de España“…

😸

El origen de la farsa del pernicioso nacionalismo español

Es curioso cómo, cuando hablo en mis vídeos sobre lo que está ocurriendo en España, el día que publico cada vídeo hay más desubscritos que nuevos subscriptores. La gente se enfada conmigo por contar la verdad 😸

Y la verdad es que el nacionalismo español es un invento relativamente reciente contrario a la tradición de las Españas, inventado para destruirlas.

Y, sin embargo, es algo que incluso los anglosajones lo tienen claro. Por ejemplo, en el apartado sobre el nacionalismo español– ese nacionalismo que los nacionalistas españoles dicen que no existe- de la wikipedia en inglés, se puede leer:

Históricamente, el nacionalismo español emergió con el liberalismo, durante la Guerra de Independencia española contra Napoleón I de Francia.

“Desde 1808, hablamos de nacionalismo español: el patriotismo étnico se convirtió en totalmente nacional, al menos entre la élite. Éste fue indudablemente obra de los liberales. Las élites modernizadas aprovecharon la ocasión para intentar imponer un programa de cambios sociales y políticos. Su método consistió en lanzar la idea revolucionaria de la nación como soporte de la soberanía. Se cree que la idea de la soberanía tiene…”

Por ello, he estado afirmando por activa y por pasiva que el nacionalismo español es una idea ajena a las Españas y contraria a lo que hizo que el Imperio Español fuera grande. Esta farsa del nacionalismo español es la causante directa de la decadencia española. No tengo ninguna duda de que fue parte del plan de los enemigos del Imperio Español para acabar definitivamente con él.

Y es más, los anglosajones muestran las evidencias sin tapujos, vanagloriándose de su victoria, supongo…

En comparación con otros nacionalismos, se refieren al “nacionalismo español” como españolismo, un equivalente al centralismo. Normalmente con un propósito político controvertido, que puede identificarse con la nostalgia por el régimen de Franco o con una supuesta opresión en aquellos territorios con casos extremos (particularmente ETA en el País Vasco y Navarro) que se usan para justificar un terrorismo que se ve a sí mismo como un conflicto armado por la liberación nacional. En contraste, ninguno de los grandes partidos políticos afectados por esta designación de “nacionalistas españoles” o españolistas, se auto-identifican como tales. En vez de eso, usan la frase no-nacionalistas para distinguirse de los nacionalistas, que es como nombran normalmente a la llamada periferia o las afueras.

De este modo, el nacionalismo español es una especie de tara mental, como he afirmado en un montón de ocasiones, pues se niegan a aceptar su propio nacionalismo.

En 1852, Isabel II, reina de “las Españas”

Visto en perspectiva, en estos doscientos años desde el invento del nacionalismo español, las conclusiones me parecen evidentes: el nacionalismo español ha causado centenares de miles de muertos y es el más peligroso de los nacionalismos ibéricos. Creo no poder equivocarme en afirmar que fue creado por los enemigos de las Españas para dar la puntilla a la destrucción del Imperio Español, y así lo han conseguido.

En fin, que los hechos son los hechos; el pasado define nuestro presente, y conocerlo bien nos permite dar los pasos correctos. Sin embargo, en la actualidad, la propaganda es fortísima y miles de individuos en el Reino de España continúan ofuscados con esas ideas anti-hispanas del centralismo, la nación histórica y la lengua común castellana.

Chapó, para nuestros enemigos europeos, que destruyeron a las Españas con el poder blando del lavado de cerebro.

Y, con la Unión Europea, acabaron por robarle al Reino de España la poca soberanía que le quedaba.

Y, como dije al principio de este escrito, quien quiera enfadarse conmigo por ser el portador de esta verdad, pues es libre de hacerlo. Eso no va a pararme de contarla.

Españolistas

El nacionalismo español o españolismo fue un invento creado para homogenizar culturalmente los territorios propiedad de los terratenientes llamados reyes de España.

Generalmente se acepta que sus inicios fueron tras la victoria de los Borbones en la Guerra de Sucesión, como venganza contra los que se les opusieron, hace algo más de 300 años.

Anteriormente, se había mantenido un fino equilibrio entre el poder central y los diferentes territorios.

Pero la mentalidad francesa centralista de los Borbones rompió dicho equilibrio.

Hay que entender que los terratenientes llamados reyes de España obtuvieron sus tierras ilegítimamente a través de matanzas y genocidios. Y que los Trastámara/Austrias entendieron que no debían apretar demasiado a las poblaciones de sus territorios o peligrarían sus conquistas.

Sin embargo, los Borbones fueron a saco y lo único que querían era saciar su sed de venganza. Y, para ello, eligieron la cultura castellana para chafar y pisotear el resto de culturas peninsulares y no peninsulares bajo sus dominios.

Pero, por culpa de su pésima estrategia, lograron perder todos los territorios de ultramar, excepto las Canarias, y se les cayó el Imperio Español, teniendo que contentarse básicamente con la península Ibérica.

En 1975, cuando los Borbones volvieron a tomar posesión de su poder feudal, España acababa de perder Guinea Ecuatorial y el Sahara.

Y en los 42 años siguientes, su exaltado españolismo logró enfadar tanto a los catalanes, gente clave económicamente, que se montaron su propia República de Catalunya a través del resultado de un referéndum el pasado 1 de octubre de 2017.

Mientras, en vez de comprender su error, los defensores de la unidad de España eterna y a toda ultranza, siguieron machacando en su error usando y aumentando la propaganda y las mentiras, usando a la gente que se las cree o españolistas. Están convencidos que, con la violencia y amenazas, podrán mantener lo poco que les queda ya.

Craso error. Les quedan un par de telediarios desinformativos de sus medios de propagación de estupidez.

Al fin y al cabo, España ya no es un estado soberano sino un vasallo de la Unión Europea a todos los efectos, y ha perdido toda su credibilidad.

¿Y que les pasará a estos españolistas cuando se den cuenta de que se han quedado sin su amada España porque la UE la ha fagocitado? Su despertar será durísimo, sin duda.

Desde la República de Catalunya lo veremos allá a lo lejos, en el estado vecino.

6 Razones por las que el Reino de España no existe

Este post está dedicado a los nacionalistas españolistas que tanto se preocupan por su país… inexistente.

Oh, sí, se me van a enfadar.

E incluso me van trolear.

Pero, ¿qué pasó con aquel Gran Imperio que llevó la cultura mediterránea y europea al resto del mundo?

Pues nada, no queda NADA.

La pérfida Albión se salió con la suya.

Los bárbaros del norte vencieron y lo detruyeron.

O si no, veamoslo más atentamente el por qué

EL REINO DE ESPAÑA NO EXISTE

  1. Para empezar, un estado soberano tiene fronteras que controla. En cambio, el Reino de España tiene unas fronteras abiertas y permeables, controladas por la Unión Europea, por las que, este año 2017, 10.000 subsaharianos se han colado sin tan siquiera decir los buenos días.

  1. Un estado soberano crea sus propias leyes. Sin embargo, las leyes españolas están modeladas desde la U.E., y el Reino de España puede ser multado y agredido, y lo es, desde la burrocracia de Bruselas.

  2. Un estado soberano controla un ejército que lo defiende. Pero el ejército del Reino de España está a las órdenes de la OTAN y es incapaz de tener su propio criterio. Es un ejército vendido.

  3. Un estado soberano emite su propia moneda y controla su economía. Sin embargo, su moneda, el euro – que no es dinero sino una divisa fiduciaria, y la economía del Reino de España, vienen dictados por el Banco Central Europeo, que por no ser, no es ni un órgano democrático.

  4. Un estado soberano no está ocupado militarmente. El Reino de España lleva décadas ocupado por bases militares extranjeras de EE.UU.. ¿Cuántas hay? Ni me acuerdo.

  5. Un estado soberano no paga tributos a otro estado. En cambio, cada año, el Reino de España recauda impuestos para la Iglesia Católica, brazo del Estado Vaticano. Puro vasallaje.

Pues vaya, creo que podría continuar, pero dejémoslo aquí.

Si el estado del Reino de España fuera un estado soberano, su población ya se hubiera ocupado de acusar y juzgar a sus dirigentes de Alta Traición por haber permitido llegar a la situación actual.

Pero, como ya no lo es, ya no importa nada.

El Reino de España hace años que dejó de existir y es una mera marioneta del globalismo de la élite mundial.

Ahora, como estocada final, Catalunya dice que se separa.

Da igual, porque esa futura, casi presente, República Catalana tampoco va a ser un estado soberano.

No va a ser nada, como el actual Reino de España.

Ni fronteras, ni moneda, ni ejército, ni leyes propias.

Un estado soberano se define por unas características que el Reino de España no cumple, y que la República Catalana no cumplirá.

Así que, señores nacionalistas, de uno y otro lado, ya podéis dar pataletas y hacer todo el ruído que os dé la gana, que meáis fuera de tiesto.

Éste ha sido un baño de realidad.

A disfrutarlo.

Añadido:  “Según el presidente francés Macron, la época de la soberanía popular ha quedado atrás , por Thierry Meyssan” http://www.voltairenet.org/article197742.html