Conexiones

Gráfico de las conexiones de grupos elitistas feudales con los grandes medios oficialistas anglosajones de propaganda…

Click para ampliar

Si no conoces al Grupo Bilderberg, al Consejo de Relaciones Exteriores y a la Comisión Trilateral, no sé en qué mundo de fantasía animada existes, porque no vives.

Mentiras españolistas

Libro de Lengua Castellana de 1ESO de mi hijo mayor

Por las Españas van por ahí energúmenos diciendo que en las escuelas catalanas no se enseña castellano.

Como se puede comprobar con la imagen del libro de Lengua Castellana de mi hijo, es una puñetera mentira del nacional-españolismo más rancio.

Me da pena que haya gente inteligente que se trague estas mentiras, a cada cual más gorda, pero está sucediendo.

En España, atacar todo lo catalán lo han convertido en un deporte estatal.

Con ello, han logrado en las últimas décadas que mucha gente nacida en tierras de España, pero que viven en Cataluña, se hartaran y votaran que SÍ a la República de Catalunya en el referéndum del pasado 1 de octubre.

Gente con el castellano como lengua materna.

Gente muy harta de que cada vez que visitaban a sus familiares en sus pueblos tuvieran que aguantar burlas, mentiras e insultos por vivir en Cataluña.

Y esas mentiras, los agentes españolistas las han estado aumentando de proporción en los últimos días.

Como ésta tan increíble de que no se enseña castellano en las escuelas de Cataluña.

O esa otra mentira de que se adoctrina a odiar todo lo español.

¡Menudas patrañas!

Es su estrategia de propaganda que, por supuesto, les funciona en las mentes ya programadas durante años a odiar todo lo catalán.

Y, por supuesto, mostrar la verdad de la realidad de la convivencia en Cataluña no funciona para borrar esas mentiras.

Esas mentes están ya blindadas a la verdad.

Lo estoy notando estos días con el aumento desproporcionado los “no me gusta” en los vídeos en los que describo la situación de lo que está pasando en este territorio en el que vivo.

Es como decía Hitler, algo así como “cuanto más grandes e inverosímiles sean las mentiras, mejor calarán en la mente de la gente“.

Por cierto, ayer por la noche, por fin – porque llevaba días enviando varios – apareció uno de mis tuits en las pantallas de TV3, la televisión pública catalana…

Yo también manipulo en la televisión, jejejé

Un debate en el que varios tertulianos defendían ideas unionistas sin problemas.

Los ingenieros sociales vencen

Enhorabuena a los maestros de la propaganda, nos manejan tan fácilmente.

Quien dice que en Cataluña se usan a los niños y los ancianos sabe lo que dice.

Porque todo está descrito en el libro “De la dictadura a la democracia” de Gene Sharp, y descargable en castellano desde la web del Albert Einstein Institute.

Es el libro de cabecera de todos los activistas de las revoluciones de colores, porque todos los hilos llegan a George Soros.

Y en Madrid, por supuesto, lo saben.

Pero como lo saben, ¿cómo es que usan la violencia para luchar contra los independentistas cuando saben que es contraproducente ante la estrategia de la Open Society?

Llevo años – sí, años – diciendo que el Gobierno de España está coordinado con el govern de la Generalitat de Catalunya.

El Gobierno de España abre la boca, aparecen 10 separatistas más.

Desde la Generalitat de Catalunya se responde, aparecen 10 unionistas más.

Supongo que es obvio el patrón.

Por ninguna parte se quiere calmar a la masa, sino justo lo contrario.

Sin embargo, incluso sabiéndolo, no puedo evitar que este sinsentido me salpique porque estoy justo en el ojo del huracán.

Bueno, como mínimo puedo explicar las cosas que pasan desde dentro del huracán.

Mañana hay una huelga general en Cataluña, una huelga que podría ser indefinida.

Pero no faltará mi post diario sobre el tema que se me ocurra.

En un par de días se proclamará la República de Catalunya si no hay sorpresas.

Pues me alegrará que por fin ocurra.

Siempre es entretenido el río revuelto.

Quien discute por la etiqueta de cómo se llama el estado que le oprime, no tiene remedio.

Sin duda, los ingenieros sociales son unos genios, y nos manejan como quieren.

Añadido 3 de Octubre: Ayer escribí que la gente está siguiendo la táctica del libro “Del la dictadura a la democracia”, pero dejé de decir que es sencillamente porque no tienen tanques ni armas suficientes para contrarrestar directamente la violencia estatal. Así que la táctica de recibir los golpes y que el contrario sea el malo les está funcionando. Por otro lado, aunque los bolivarianos de la CUP hacen mucho ruído, la gente es más agricultores y clase media que trabajadores. Aquí, en el cinturón rojo, alrededores de Barcelona, los obreros están más por la unidad de España. Se darán cuenta de que hay una República de Catalunya si les cortan La Sexta, Telecinco y Antenatrés, porque TV3 apenas la ven.

La semilla del mal

Pueblo” es el término colectivista estatista usado para manipular a la masa en beneficio de la élite colectivista. 

Cuando la religión es débil se usa al estado para unir a la gente y manipularla como a idiotas.
Fieles” es el término colectivista religioso usado para manipular a la masa en beneficio de la élite colectivista. 
Cuando el estado es débil se usa a la religión para unir a la gente y manipularla como a idiotas.
Siempre, en uno y otro caso, unos pocos se aprovechan del resto.

Mienten y manipulan, plantan la semilla del mal en su pérfido beneficio.

Además, todo seguidor de un culto es víctima de negarse a enfrentarse a la realidad por sí mismo. 

Prefiere obedecer ciegamente que pensar.
Porque la salida fácil siempre es obedecer.
Y es de esa condición humana de la que sacan partido las élites colectivistas, y colectivizadoras.

La obediencia ciega a un líder, sea religioso o estatal, es una enfermedad mental que se cura pensando por uno mismo.
Por ello, la única defensa, y el mejor ataque, para destruir al colectivismo es no formar parte de la masa, ser un individuo pensante e independiente.
Ser responsable de uno mismo, pase lo que pase; aceptarse a uno mismo tal como es.

La búsqueda siempre es dura e interior.

No hay atajos.