Escrito de madrugada

Duermo en plazos de tres o cuatro horas. Ahora son las 2:07 y estoy despierto desde la 1:34.

He estado leyendo algunas de mis listas ocultas de twitter, que las tengo clasificadas por temas. Ayer decidí no escribir más en esa red del pájaro azul y he desconectado este blog de su compartición automática con ella.

Sí, hay quien dice que hay que dormir lejos del móvil, pero para mí es importante tenerlo cerca para plasmar y guardar mis ideas cuando se me ocurren. No es más que una herramienta. Ahora le queda un 22% de batería.

Bueno, es cierto que podría tener un bloc de notas cerca, pero me ha vencido la facilidad tecnológica.

El caso es que quiero que este blog vuelva a ser el centro de mi compartición de ocurrencias hacia el exterior, como ya lo fue en distintas épocas de mi pasado. No sé si lo conseguiré por mi inconsistencia. Me guío por mi intuición y esto es lo que me dice que tengo que hacer.

Son las 2:16 y voy a escribir los metadatos y a darle al botón de publicar y a volver a dormir un rato más. 20% de batería.

Es 2021, y ahora ¿qué?

Sí, lo digo en serio, pero no puedo responder porque entonces ya no sería mi último tuit.

Y para esto me despierto en la madrugada

Para tuitear lo siguiente…

Confirmo que este año 2017 han dejado de seguirme en todas las plataformas el puñado de españolistas lameculos y súbditos del rey Borbón que se consideraban a sí mismos como “alternativos y despiertos” – qué bobos. Tras esta limpieza, el 2018 llega con excelentes perspectivas 😁
Los izquierdistas y los derechistas de cualquier parte también podéis dejar de seguirme porque, al fin y al cabo, lo que explico siempre acaba por molestaros. No sufráis calentamientos de coco, porfa 😎


¿Son mensajes que crea mi cerebro en fase REM o qué? Sea como sea, mi mente manda, sin restricciones.

Y así va la cosa.

Me paso al 1%

Está decidido.

A esta hora debería estar durmiendo, pero no.

Estoy escuchando forzadamente un ruído al que llaman música, a todo volunen, en directo, que resuena en todo el edificio.

No tengo ni puñetera idea qué canción es, pero es la enésima vez que la cantan.

Una puñetera canción que ni supieron acabar el estribillo y pusieron un “lalalá“.

Abandono definitivamente a esta escoria.

Definitivamente no tengo nada que ver con esta especie de clase subbaja.

Me paso al 1%.

Y mi objetivo es luego pasarme al 0,0001%.

A la clase inteligente cuyo objetivo es controlar y destruir a estos subseres que ahora están disfrutando.

Me da igual lo que le pase a esta gente.

Subo mi nivel de asociabilidad que les ignoraba a la asociabilidad de malvado elitista que los machacará y los pisará.

¡Les declaro mi enemistad eterna!

¡Jajajá! – risa malvada haciendo un eco silencioso.

Me quedan cuatro días en este mundo y no me da la gana acabarlos esperpénticamente como estos subseres!!!

Ahora son justo la una de la madrugada.

Y suena “The Rivers Of Babylon” de Boney M, donde alaban a Sion.

Lo que faltaba.

Debería de estar durmiendo y no escribiendo estas tonterías.

Daddy, daddy cool… Rasputin… O, es un mix…

¡Los aplastaré sólo por destrozar la sagrada palabra de Boney M!

Jajajá!!!

ZzzzZzzZzzZzzZzz…