Buscando un lugar para el amarre de mi yate

Bueno, todavía no, pero esta tarde mis hijos y yo hemos estado un rato en el muelle de Barcelona, y hemos visto unos cuantos yates.

En realidad, hemos ido a Barcelona especialmente para comprarnos unos cucuruchos gigantes de helado en nuestra heladería artesanal favorita…El mío lo he elegido de vainilla y coco.

El tiempo ha acompañado, con cielo despejado y una temperatura rondando los 30°C.

Por el camino hemos paseado junto al Palau de la Música Catalana, y otros lugares…Ha sido un paseo ameno de unas tres horas, que hace más de tres meses que no hacíamos.

ReHola Mundo

Hola Mundo” es lo que primero se escribe cuando se inicia un nuevo blog o un nuevo perfil en una red social. Este “ReHola Mundo” tiene sentido en este momento por este reinicio tras una larga pausa de este lugar.

Desde el 4 de abril de 2020 al 21 de junio de 2020 me he dedicado a realizar un directo diario en mi decadente canal de Youtube. Y, por ello, me enfoqué en el contenido en esos vídeos, dejando de lado casi todo lo demás. Mi gran logro con ello ha sido perder 800 subscriptores del canal en estos tres meses. Pero qué genio que soy.

Para mí, seguir igual en Youtube, ahora mismo, es como seguir dándome golpes contra la misma pared. Carece de sentido. Pero, seguramente, en mi contrasentido, seguiré golpeándome contra ese muro virtual hasta que caiga. Porque Youtube ganará y yo perderé, de eso no hay duda.

Bueno, como se puede ver también, he sobrevivido al ataque del virus chino. Y este blog tiene pagado un nuevo año por delante gracias a sus financiadores. Así que, mi objetivo a partir de aquí es seguir llenándolo de contenido.

No sé que va a pasar, pero tengo claro que mis circunstancias están cambiando y no puedo repetir lo que ya he hecho. Seguro que se va a notar un giro de perspectiva. Veremos lo que se me ocurre.

De momento, este espacio sigue vivo y no necesita ninguna vacuna. El pasado queda atrás y no va a volver; el presente es lo único que importa porque nunca se sabe si va a haber un mañana. Carpe diem, como decían los romanos.

Reiniciándome, o como decían algo así en El Gatopardo: “Que todo cambie para que nada cambie.

Los catalanes somos demonios nazis

¿Somos nosotros los malos?

Los catalanes somos racistas, esclavistas, ladrones, usureros, aprovechados, cobardes, supremacistas y nos empeñamos en hablar un idioma inferior. Menos mal que los condescientes españoles están ahí para salvarnos…

Esto es lo que hace aumentar el número de independentistas catalanes. Un aplauso a los nacionalistas españoles por tirarse piedras sobre su propio tejado.

Ah no, que el plan es justamente ése.

Gracias a Youtube por recomendarme única y constantemente, y sin pausa, vídeos de nacionalistas españoles.

Este mundo futuro es fascinante

Cuando era niño, a la edad en la que este niño Argentino ha ganado 900.000 dólares – sí, novecientos mil, cuéntalos -, trece años, por quedar quinto en un torneo mundial del videojuego Fortnite, apenas estaba descubriendo qué eran los videojuegos, y todavía me faltaba más de un año para que mis padres me compraran mi primer aparato, un Amstrad CPC 464, con cassette y pantalla a color, con el que aprendí a programar Basic y jugaba a unos videojuegos totalmente pixelados.

Y aquí estamos, yo un cuarentón, en este mundo futuro que procede de la imaginación infantil de aquella época: poder ganarse la vida, y muy bien, jugando a videojuegos. Tengo claro que se me pasó la época, y que ni lo intentaré, ya tengo bastante en mi lucha con Youtube, pero la juventud de ahora vive en un mundo verdaderamente fascinante, con sus pros y sus contras, por supuesto.

Muchos lo verán con ojos negativos, pero eso sucede siempre con cualquier tipo de innovación. La idea siempre es adaptarse y aprender qué se puede lograr con las nuevas herramientas. Como escribir estas letras desde mi móvil a las 03:14 de la madrugada, porque se me ha ocurrido hacerlo justo en este instante.

Ah, y como es habitual, ya expliqué en un vídeo hace unos meses que esto iba a ocurrir…

Fascinante.

España era el paraíso en la Tierra

No hay nada como que un extranjero nos haga ver lo que a veces los locales no damos excesiva importancia. Siempre es bueno tener perspectiva para darnos cuenta de las cosas como son. Y la realidad es que, en comparación con el resto del mundo, España era un muy buen lugar para vivir.

Sí, el Reino de España ERA el paraíso en la Tierra. Así, en pasado. Porque en los últimos tiempos parece que nos hemos dedicado felizmente a tirarnos piedras a nuestro propio tejado, así como si no tuviera consecuencias.

Y ahora, nos hemos metido nosotros mismos en la boca del lobo…

¿Hay un exceso de alarmismo?

Si no hay nada que lo cambie, el gobierno central va a componerse de individuos ultra-colectivistas, socialistas y comunistas. Esto no sucedía desde hace 83 años, en agosto de 1936, justo en los inicios de la Guerra Civil.

Los venezolanos decían que en Venezuela no podía ocurrir lo de Cuba.

Y los españoles dicen que en España no puede ocurrir lo de Venezuela.

Pero en el gobierno central español van a hacer ministros a gentes colaboradores del régimen criminal narcotraficante venezolano.

Porque si no ocurre nada inesperado, esta semana se va a perpetrar la mayor amenaza a nuestra economía y libertad, dentro de lo poco que nos queda, en 83 años. Cuando la gente se estaba matando entre sí.

No, no hay un exceso de alarmismo. Desde mi punto de vista es justo lo contrario. Hay un exceso de tranquilidad. Y eso está siendo aprovechado por los enemigos de la Humanidad. Como suele ser su plan.