Esto es lo que me puso en modo pánico

Ciertamente me equivoqué al publicar el anterior post.

Ciertamente fue un error. Un error más que se acumula con el resto.

Pero, ¿por qué me precipité de esa manera?

Bueno, pues resulta que en mi último directo expliqué que uso la empresa Wirex para intercambiar BTC’s a euros. Una empresa que llevo usando sin ningún problema en absoluto.

Por eso pensé que era seguro hablar de ella.

Incluso, tras el vídeo una persona decidió apuntarse con mi enlace de referencia.

Todo bien. Todo bien hasta…

La mañana de ayer en que, rutinariamente, realicé un nuevo intercambio de 1 céntimo de BTC a euros, y… Wirex rechazó la transacción.

Nunca me había ocurrido antes, así que unos minutos después lo intenté de nuevo. Y… Wirex volvió a rechazarla.

Y en ese momento me entró el pánico irrazonable. Porque he usado este sistema para poder sobrevivir y alimentar a mi familia en estos meses de plandemia. Y, en este momento, perder esta pasarela entre los BTCs y los euros sería un grave problema para mí.

No sería por perder mucho porque siempre he tenido cuidado de nunca acumular mucho en esta plataforma de terceros, sinó por perder esta plataforma justo en este momento cuando justo el día anterior la había recomendado en mi directo.

No podía ser que me volviera suceder algo así. Esto no podía ser una casualidad.

Y Wirex no había anunciado nada. Estaba en silencio, hasta un par de horas después que anunció que estaba en un proceso de mantenimiento de sus servidores.

Y no fue hasta la noche que todo volvió a la normalidad y puede completar finalmente la transacción sin problemas.

Buf, las cosas no habían ido a mayores, no fue un ataque personal ni Wirex había desaparecido.

Y, así, por eso, metí la pata y fue un error al precipitarme al escribir el post anterior. Quizás es por la situación de esta plandemia, que me mantiene con los nervios a flor de piel por no ver un futuro viable.

Bueno, esta mañana he podido fabricar algunos euros de la nada en un cajero automático bancario.

Pero esta tarde me he encontrado con este otro mensaje:

Problemas técnicos“, dicen, y una disculpa. Pues vale, esperemos que no sea nada, porque, para mí, ahora mismo, es indispensable que continúe como siempre.

Y si no, será un nuevo golpe duro que provocará que tenga que inventarme algo nuevo para salir adelante.

Ni más ni menos.

(Y no quiero hablar ahora de por qué Karatbars ha dejado de vender oro, que ésta es otra.)

¿Quién sobrevivirá?

Me pongo a escribir algo porque me he encontrado esta mañana con algo que no me esperaba, que, si se confirma, me hunde todos mis planes de salir adelante.

Sí, es así de grave, y va a der un duro golpe que me va a hacer volver al 2013, si se confirma.

Ya no creo en casualidades, si esto se confirma, acabaré de convencerme que hay un grupo de hdp’s que disfrutan confabulando contra mí.

Es que, estadísticamente, matemáticamente, es casi imposible.

No puede ser ni coincidencia ni mala suerte.

Estoy autoconvenciéndome de que es un error y en unas horas se solucionará, pero ya me han ocurrido situaciones parecidas antes.

En estos momentos, no tengo ni puñetera idea de cómo podré salir de ésta.

Es que ya me entran ideas de que no quiero salir de ésta.

Porque en el pasado salí de otros duros golpes, y, volver a ello de nuevo, ya me ha cansado.

Estoy harto de que una y otra vez, justo cuando estoy a punto de alcanzar mis objetivos, todo se desmorona como un castillo de naipes.

Quizás es un error y estoy exagerando.

Eso es lo que quiero.

Sin embargo, sin embargo…

Me digo, ten paciencia, en unas horas todo volverá a la ‘normalidad’.

En situaciones anteriores nunca pasó, lo perdí todo sin posibilidad de recuperarlo.

Claro, no tengo otra, tengo que seguir respirando, por mis hijos.

Pero, en este momento, este golpe sería como la estocada, la (pen)última estocada.

 

Estoy escribiendo para desahogarme, quizás no sea nada, quizás no sea nada…

Me digo, tengo que escribir más, sólo para escribir, casi como terapia.

 

En esta ocasión, tal como está el mundo… quien sobreviva… el último que cierre la puerta.

El auténtico horario de España sin tonterías ideológicas

Las Canarias están mal colocadas, pero sirve la imagen para ilustrar el asunto

El asunto del horario de España es sencillo de solucionar.

Geográficamente, es el meridiano de Greenwich el que hace de referencia para el huso horario en la península Ibérica.

En vez de decir, “son las doce, una hora menos en Canarias“, hay que decir, “son las doce, una hora más en Baleares y Cataluña.”

Así que, la mayor parte de España, incluidas las islas Canarias, comparte el horario con Portugal.

Ése es el auténtico horario de España, según la posición geográfica de su territorio actual, y sin tonterías ideológicas.

Y ya está, así de fácil, nada más que añadir.

El socialismo es la ideología de los tarados mentales

En este mundo hay individuos humanos más inteligentes que otros.

Hay individuos incapaces de entender asuntos complejos y otros que tienen facilidad para desarrollarlos.

Sí, hay una completa desigualdad entre los individuos, si los comparamos, y el resultado es que hay unos individuos superiores a otros.

Es cómo funciona la naturaleza, el resultado de la evolución de la especie humana.

¿Que algunos se empeñan a llamar a esto ‘supremacismo’ para justificar sus carencias? Pues vale, a la naturaleza le da igual. Las cosas son como son.

Luego, el nivel de pensamiento de cada cual depende, como es evidente, de su inteligencia.

Y aquí llegamos al resultado del entendimiento. Porque del entendimiento procede la ideología.

En este mundo humano hay individuos que vuelan al espacio y otros que todavía circulan con taparrabos.

Hay individuos que son incapaces de sobrevivir fuera de un grupo, y hay individuos que no necesitan pertenecer a ningún grupo porque saben arreglárselas por sí mismos.

Los primeros se han estancado en la tribu, el pueblo. Son incapaces de ver más allá porque su inteligencia no va más allá.

En principio no tendría que pasar nada, porque la libertad es el respeto a la acción del prójimo.

Pero sí pasa, porque los colectivistas tienen esa manía de pensar que nadie puede salirse de su tribu, y que tienen que imponer su visión de las cosas, sobre todo violentamente, a quienes no concuerden con ellos.

Básicamente, odian el concepto de libertad, y odian a quien se sale con la suya fuera de su grupo.

Es un odio visceral, que procede de esa tara mental que los coloca en esa posición inferior. Es una característica de cualquier sabor de colectivismo, sea socialismo, comunismo, nazismo, fascismo, nacionalismo…

Y así estamos, con una minoría de individuos avanzados que tienen que lidiar con una mayoría de incapacitados mentales. Y la masa es muy poderosa porque no tiene límites en su maldad, tal como está demostrado en la Historia.

Qué le vamos a hacer.

¿Qué eres un colectivista y estás sulfurado con lo que has leído aquí? Tranquilo, no te molestes en comentar porque eres incapaz de articular un argumento plausible e inteligente.

No pasa nada. Cada cual es como le ha hecho la naturaleza. Tú por tu camino lleno de gente; y yo por mí camino vacío y solitario, escribiendo este tipo de cosas para que haga ‘click’ en ciertos cerebritos.

Sólo para molestar, jejejé, porque para un colectivista es impensable que alguien pueda escribir esto. Mentes limitadas.

Si no tienes ideas propias, puedes copiar las mías

Éste es el listado de mis ideas de temas para vídeos en mi defenestrado canal de youtube. Las que tienen una ‘H’ ya los he publicado. Las que no, están pendientes.

Puedes copiarme sin problemas porque, como ya sabemos, los que me copian sin mencionarme consiguen miles y miles de visitas, mientras que si hago yo el vídeo, apenas lo ven unos cientos.

Al menos, que se difundan y se propaguen mis ideas, en realidad no tan originales…

Los niños ya no leen cómics
¿Quieres miedo? ¡Toma miedo!
Como ser un vago sin la paguita del gobierno
Más vale ciento volando que pájaro en mano
Los colectivistas aman la tecnología de control
No hay ninguna razón para que haya pobreza
He logrado ver a mis hijos crecer
España es jauja
No podemos perder lo bueno que tenemos
Y ahora que estamos ya en esta distopía, ¿qué?
Terrible
Todo está roto H
Distopía
Economía desastrosa – destruyen la economía H
Fui a comprar (en estado de alarma) H
El sol siempre brilla en la tele
Confinados H
Ya nada es igual H
Se paró el mundo H
Ya llegó H
¿Quién teme a la crisis feroz?
Creemos estar informados, pero no
A mí también me lavaron el cerebro en egb
Bienvenidos a la mega crisis
Esta economía es una tómbola
Lo que los pobres no saben que los ricos sí H
Guarda para los días de lluvia H
¿Quién fue Nelson Sullivan, el primer vloguero?
¿Y si no necesitáramos a los políticos? H
Estudio científico dice
La infalible narrativa oficial
La total sumisión al estado H
¿Por qué no se reconoció a Van Gogh en vida?
Un poco de nihilismo
Cosas de deidades Sobre lo divino y lo humano
Entramos en una nueva época H
El dinero es bueno para la salud H
La verdad te hará sufrir
Si no hay desigualdad, ¿para qué sirve esforzarse?
Tarados anticapitalistas
Hollywood es irrelevante H
Siempre es imposible
Usted no sabe quién soy yo
El brillante futuro de la Humanidad porvenir H
La maléfica dependencia del estado holanda eutanasia H
Los efectos nocivos del salario mínimo H
Contra el voto electrónico
Quien abandona, nunca lo consigue
¿Quién necesita un teléfono de 1000 euros?
Y por fin llegó el Brexit H
Los recursos son ilimitados H
Los subvencionaditos
El arte de estar equivocado
La importancia de los secretos H
Por supuesto que no es fácil H
Ingeniería social a la enésima
Los hipócritas de la lengua española
Volviendo a la casilla de salida
Venezuela: Estado paradójico H
Estado depredador sin ciudadanos
Ya no hace falta quemar libros
Fui hikikomori antes de saber qué era ser hikikomori
El odio irracional contra el capitalismo
La separación economía estado H
¿Por qué prevalece el mal?
¡A las órdenes, camaradas!
Otro golpe a las mentes bienpensantes
Las mentes colectivizadas son incapaces de entenderlo
Filtraciones de una sola dirección H
No guardes tu dinero en el banco
La separación entre la economía y el estado H
El peligro de la democracia H
Veinte años del siglo veintiuno H
Hay Donald Trump para rato H
¿De verdad necesitas que alguien te gobierne?
Habrá Brexit: La victoria de la realidad sobre la virtualidad H
La gran mentira de la última guerra civil española H
Occidentalia H
La moda de ser diferente
Volver a empezar de casi cero
La idiocracia es hoy H
Saquéame otra vez H
Pero qué fácil es manipular a la masa H
Idealismo contra Realidad
¿Pero qué puñetas es una nación?
Medios alternativos de desinformación masiva H
Mi éxito en el fracaso
Ésta ha sido una gran época H
Sólo hay presente
Ropiendo el yugo del cinturón rojo
El poder hispano en EEUU H
Votad Rebaño Votad H
Están escuchando
Por qué te parece que no perteneces
Reflexiones yutuberianas H
Mejor un Imperio que una República H
Preparándonos para un mundo robotizado
Pues justo lo contrario
¿Qué es eso del jalogüín? H
¿Han caducado los estados?
40 Años mintiendo sobre Cataluña da sus frutos
La avaricia llenó el saco
La escasa pluralidad
Cataluña: Ahora ya no toca H
Caos, caos por todas partes H
El caos es lo completo
La mentira de las pensiones
Estúpidos Humanos
Ñordos contra catalufos
Cuestión de proporcionalidad – Grupo de Puebla H
El pensamiento infantiloide colectivista
Lo importante es ofender
Reflexión youtuberiana H
10 Cosas que no me gustan de España
Los que quieren callar nuestras voces
No es el medio, es el contenido
Basta ya de socialismo salvaje
El tiempo en mis manos
Nuevo alzamiento ultracolectivista H
Una explicación sencilla de cómo funciona internet
Demasiado tonto para abandonar
Hispanidad: La tercera vía H
Así se crean los estados H
Juventud, divino tesoro manipulable H
El síndrome del estudiante eterno H
El derecho a equivocarse H
Menudo circo H
La avaricia llenó el saco
El mundo es mío
La cultura subvencionada H

Y hasta aquí las ideas. Las que vaya teniendo a partir de ahora, las mantendré en secreto hasta nuevo aviso. O algo así.