Dejemos de actuar como unos goyims cualquiera

De verdad, al próximo que me envíe un correo para alumbrarme sobre el malvado plan de los sionistas para separar Cataluña del paradisíaco Reino de España lo bloqueo.

Porque, vamos a ver, la gente está tan obsesionada con el sionismo para justificar todos los males de este mundo que se ha vuelto ciega. ¡En lo que hay que obsesionarse es en encontrar soluciones para arreglar las cosas!

Sí, claro, los sionistas dominan el dinero. Eso es un hecho. ¿Y por qué es así? Vayamos un poco al pasado. A la “inteligente” decisión de hace siglos de los alemanes de prohibir a los judíos ejercer cualquier otra profesión que no fuera la de mercader. ¿Qué ocurrió? Que a los judíos no les quedó otro remedio que hacerse ricos para contrarrestar las injusticias legales que el resto de la población ejercía contra ellos. ¿Resultado? Se hicieron tan apestosamente ricos que acabaron girando las tornas. Ahí tenemos a los Rothschild como principal ejemplo. Y de ahí apareció la idea política del sionismo.

Entonces, ahora vayámonos más lejos en el tiempo, a Sun Tzu y su “Arte de la Guerra“: “Conoce a tu enemigo como te conoces a ti mismo“, o algo así.

Fijémonos como una minoría ejerce su poder sobre una mayoría. ¿Cómo lo hacen? ¿Qué mecanismos utilizan? En vez de quejarnos y lloriquear sobre los malvados sionistas que dominan el mundo, deberíamos estar aprendiendo de ellos sus estrategias y herramientas que utilizan para hacerlo.

Las victorias en las guerras no están en el número, por eso estar en la mayoría no sirve de nada, sino en la inteligencia aplicada. Y sin duda los sionistas han sido más inteligentes que el resto. Dejémonos de bobadas y seamos también inteligentes; aprendamos de la gente con éxito.

Mira, me da igual quedarme solo. Mi objetivo no es salvar al mundo sino llevar a mi familia a la mejor situación posible. Si tengo que tratar con los sionistas para ello, lo haré. Si tengo que luchar contra los sionistas para lograrlo, lo haré. Pero no me voy a quedar satisfecho porque sepa que los malvados sionistas dominan el mundo con sus malvados planes. Lo que voy a hacer es aprender lo máximo que pueda y aplicar mis conocimientos adquiridos para mis propios objetivos.

Hala, dejo aquí esta peli de Kung Fu que vi en VHS en los años 80 del siglo pasado: “El luchador novato que aprendió hasta del gato“. A disfrutarla, a ver si alguien se da cuenta de por qué la menciono…

La verdadera revolución no se hace con armas sino con inteligencia financiera

Este febrero que ya se acerca marcará el segundo aniversario desde que comencé a ahorrar con oro con los pequeños lingotes que distribuye Karatbars.

Este hecho marcó un hito en mi vida pues me abrió las puertas a dejar atrás el agujero económico en el que estaba.

Pero me encuentro todavía con gente que es incapaz de darse cuenta de la importancia del oro y de esta empresa alemana.

Vamos a  ver si logro aclarar algunos puntos que parece no entender bastante gente desorientada.

Comencemos entendiendo que al pasar nuestros ahorros a oro estamos dejando de usar el dinero fiduciario de los bancos.

Puesto que los bancos usan sus reservas para crear más dinero ficticio basado en la deuda en el sistema fraccionario, al no depositar nuestro dinero en el banco para ahorrar estamos cortando su capacidad fraudulenta de crear dinero de la nada.

Además, el objetivo de la élite bancaria es que siguamos en la pobreza. Porque al usar un dinero que en realidad es deuda, estamos perdiendo poder adquisitivo a pasos forzados. Ahorrar es perder dinero si lo hacemos con el sistema bancario. Y los pobres siempre son más fáciles de controlar y manipular.

Entonces, ¿se entiende ahora la inmensa importancia del ahorro con oro?

Pero Karatbars va mucho más allá.  Porque al desarrollar su sistema de negocio estamos luchando realmente contra la pobreza. Porque cualquier persona puede comenzar sin dinero desde cero y lograr prosperar con su propio esfuerzo.

Un ejemplo: ¿Qué tiene que hacer una persona sin dinero para conseguir comenzar a recibir comisiones? Pues encontrar personas con dinero. ¿Por qué? Pues porque las personas con dinero necesitan un medio alternativo a los bancos para proteger sus ahorros, es decir, el oro. Encontrando personas deseosas de ahorrar con oro, una persona sin recursos económicos puede crear una red de clientes que le permitirá ganar el dinero necesario que le ayudará a prosperar y a ahorrar también con oro.

Es una situación ganadora 100% para todas las partes implicadas.

Yo soy precisamente un ejemplo fehaciente de que lo que digo es cierto.

Por eso me dan lástima los que rechazan Karatbars con excusas banales como que “su oro es muy caro“. Eso no es cierto en absoluto. Cuando uno consigue su oro pagado por las comisiones conseguidas, el oro le sale realmente gratis. Esas excusas las dicen en realidad las personas que desconocen estas ventajas esenciales que aquí muestro, o las personas demasiado programadas por este estúpido sistema.

De verdad, es una pena muy grande que hayan personas que sigan en la carrera de la rata cuando aquí están los medios para salir de dicho círculo vicioso y esclavizante.

En definitiva, la nuestra sí que es una verdadera revolución, y no los cuentos infantiles de los colectivistas que dicen que el capitalismo tiene toda la culpa y se dedican a usar palabras como “compañero” y “solidario“. Es precisamente esta gente la primera interesada en mantener la pobreza para no perder a su incauta clientela.

En cambio, con el oro y Karatbars nuestro objetivo es que el dinero no sea nunca más un problema para nuestro desarrollo personal.  Lo genial es que cada vez más personas inteligentes, porque saben pensar por sí mismas, lo entienden perfectamente, y se nos están uniendo.

Sin duda, ésta es una revolución ya imparable.