Imágenes de contrapropaganda

Verdades no placenteras, mentiras acomodantes

Veamos por un momento estas imágenes, supuestamente hechas en Siria…

Al Qaeda/Cascos Blancos rescatan a la misma niña tres veces en tres meses. Qué suerte tiene la niña, ¿verdad?

Este niño que “duerme entre las tumbas de sus padres” parece muy feliz de que lo fotografíen.

Este hombre que es rescatado bajo los escombros luego se hace un selfie con sus rescatadores. Como agradecimiento, claro.

Este niño, primero sonríe haciéndose una foto delante de las gallinas muertas que proporcionan la sangre para su actuación posterior de víctima de una matanza.

Esta niña que camina desconsolada entre los muertos es…

… una actriz en un videoclip.

Este niño está siendo preparado para aparecer en las imágenes del último ataque químico en Siria, en el que se acusó al gobierno.

Este niño que intenta rescatar a su hermana y luego yace muerto, es un actor en una historia de un equipo escandinavo, que lo filmó para demostrar lo fácil que es engañar a los medios…

En fin, que parece que los medios occidentales siempre nos dan gato por liebre respecto a Oriente Medio, y los medios orientales nos muestran la verdad.

Pues voy a ir más allá y voy a ser retorcido.

En realidad, la cosa funciona así: hay lugares que son estudios de grabación al aire libre. En ellos se filman las horrendas imágenes que se venderán a los medios de todas partes. En occidente se muestran en los informativos como si los muertos, sobre todo niños, fueran reales. Y en oriente se muestran en los informativos como las imágenes falsas que son. Eso crea una justificación en cada bando en donde su población se coloca apoyando a su gobierno respectivo, defendiendo su verdad. Sin embargo, en realidad, ambos bandos están siendo manipulados en pro del objetivo común de sus señores feudales.

Y les funciona, les funciona muy bien.

Youtube está desmonetizándome vídeos sin motivo y sin aviso

Éste no es un post de victimismo. Es un post descriptivo, que explica lo que está pasando. En cierta manera tiene sentido pues hay cierta información que el establishment no puede tolerar.

Cierta información que otros y yo estamos sacando a la luz a través de Youtube. Porque una mayoría de la gente no lee, y el vídeo se ha convertido en la manera más eficiente para transmitir información e ideas.

Y Youtube es ahora mismo el lugar principal para publicar vídeos en la red, nos guste o no.

Ya tuve problemas con Youtube una vez cuando me censuraron directamente un vídeo ilegalmente, pero, al menos, me avisaron con antelación y tomé medidas.

Ahora es distinto. Ahora su estrategia es ahogar económicamente a los youtubers que no encajamos en los delirios de la mafia gobernante.

Y así, me he encontrado con que Youtube ha quitado la posibilidad de monetizar a varios de mis vídeos, esta vez sin avisar y sin motivo aparente.

Es su manera de terciopelo de censurar sin hacerlo evidente.

Y por lo que estoy leyendo en blogs de otros youtubers independientes, ahora ésta es la tendencia.

Ahora es la guerra.

Por supuesto, Youtube marca sus reglas y puede hacer lo que le venga en gana. Es una empresa privada y ofrece un servicio como mejor le conviene.

Estoy seguro de que habrá quien piense que no tengo derecho a quejarme porque estoy usando su plataforma gratis y encima Youtube me paga. Que al menos no me ha censurado por completo ni me ha eliminado mi cuenta.

Claro, por supuesto.

Mi respuesta es poner avisos dentro de los vídeos desmonetizados, y en el apartado de información, para que los espectadores lo sepan.

Y a partir de ahora, algunos de mis vídeos sólo los haré públicos a través de mi blog http://cronsub.com , con alojamiento y dominio que pago de mi bolsillo.

Y otros de mis vídeos los compartiré privadamente en una lista de correo de pago.

Mientras Youtube sea tan amable de permitirme subir mis vídeos a su plataforma, claro.

Sé que esta medida resultará en alcanzar a menos audiencia en un principio, y habrá quien se moleste y me abandone.

Soy consciente de que estoy tomando un riesgo que puede acabar con mi desaparición definitiva de la red, al menos como transmisor de información independiente.

Pero también puede ocurrir que entre todos acabemos por darnos cuenta de nuestra fuerza individual ante la opresión de las grandes corporaciones que lo fagocitan todo.

Nadie dijo que la vida de un bloguero fuera fácil. Nadie dijo que transmitir información alternativa fuera fácil. Al contrario.

Por suerte no vivo en Arabia Saudí, o ni tan siquiera podría escribir esto.

Ya digo, este post no es de victimismo, es meramente informativo. Es lo que está pasando, y así lo explico.

Siento los inconvenientes que esto traerá a todos los que han depositado su confianza en mí, pues hace unos días mi canal de Youtube ha sobrepasado los 10.000 subscriptores.

Sin embargo, si esta tendencia no cambia, me temo que otros youtubers van a tener que tomar medidas similares.

O quizás, no. O quizás me quede solo y el resto de youtubers transijan; cosa que puede pasar y no seré yo quien les culpe por ello. No sé.

Vamos a ver qué pasa.

¿Y si lo que creemos que es al revés es también al revés?

Ya he dejado escrito alguna vez que nos es imposible verificar las informaciones de los medios.

De cualquier medio.

Pero podemos fijarnos en ciertas repercusiones de las informaciones que han ido apareciendo estos últimos años.

Como por ejemplo las “revelaciones” de wikileaks y Edward Snowden.

Propagadas a bombo y platillo por medios de desinformación de masas como El País y The Guardian.

¿Qué han conseguido?

Crear un estado de pánico generalizado respecto al uso de la tecnología, y crear un nuevo activismo de los defensores de “la verdad”.

¡Objetivo cumplido!

Ahora la gente comienza a ver con buenos ojos a los regímenes de Rusia, China, Brasil, India, Irán, Venezuela…

Rusia: encarcelan a la oposición.
China: ejecutan a la oposición.
Brasil: grupos armados asesinan a pobres.
India: continúa el sistema de castas.
Irán: es una teocracia.
Venezuela: el gobierno mantiene a la población en una paranoia constante.

Con esto no estoy defendiendo a los países occidentales porque ya está demostrado que no tienen democracia, pero lo que vemos es que el nuevo grupo “salvador” es igual o peor.

Porque en realidad estos países pertenecen al mismo juego, son la otra cara de la misma moneda.

Es decir, es como saltar de la sartén y caer al fuego.

Sé que no es nada popular decir esto, pero todo nos conduce a pensar que unos y otros nos la están jugando.

Ahora mismo estamos entre la propaganda y la contrapropaganda, las cuales se complementan al estilo de “poli bueno y poli malo”.

Y todos estamos alimentando este juego, querramos o no.

Fijémosnos en cómo la cadena rusa de TV oficial del Kremlin, RT, está haciéndose la víctima.

¿Qué mejor manera de atraer simpatías?

Por supuesto que los medios occidentales nos están mintiendo, pero ¿qué nos hace creer que RT, Telesur o HispanTV no nos están mintiendo también?

Que se sepa, por si alguien no se ha dado cuenta todavía, que cada vez que comparto una noticia o información no estoy apoyándola como verdadera, sino estoy diciendo: “esta gente dice que ha ocurrido esto.”

Que haya ocurrido o no, eso es otra cosa.

Publicado originalmente en: http://blog.jmgoig.org/2014/04/y-si-lo-que-creemos-que-es-al-reves-es.html

Voy a pasar 24 horas sin leer noticias

Voy a hacer como si el mundo no existiera y voy a dejar de lado las preocupaciones virtuales.

Me estoy hartando de esta guerra de desinformación en la que no podemos creernos NADA.

Me he dado cuenta de que las “noticias” me están absorbiendo demasiado, y no puedo permitirlo porque me resta creatividad.

Las noticias son un agujero negro de negatividad deliberada.

Por ello, durante las próximas 24 horas…

No me va a importar la cantidad de muertes diarias causadas por los países que nos “protegen”.

Y me va a dar igual el descubrimiento diario de una cura para el cáncer.

Que tal o cual ejército bombardee a tal o cual grupo terrorista que han financiado ellos mismos me importará un comino.

Y qué decir de las acciones diarias de activistas por la “justicia” de los intereses de sus financiadores.

Me voy a pasar 24 horas tranquilo haciendo mis cosas, y que le den al mundo.

No voy a mirar mi recopilación de RSS diarios, y haré como si no existiera el programa que los recopila.

Y como me acostumbre, en vez de 24 horas, me pasaré así el resto de mi vida.

Bueno, creo que tanto tiempo no podría, pero es una tentación.

En realidad, debería volver a escribir y dibujar más, y el mundo, como si decide dejar de girar.

Mirando tras el telón

Hace unos meses, creo que hace ya casi dos años, creé la comunidad “Mirando tras el telón” en G+…

https://plus.google.com/communities/107899899678830611133

La he tenido bastante abandonada últimamente, pero, mientras, se han unido 534 personas, y realmente no puedo seguir cometiendo el error de ignorarla de esta manera.

Así que, a partir de hoy voy a volver a reactivarme en ella, y voy a volver a considerarla prioritaria entre los lugares en los que comparto información.

Por lo que, si no la conoces, y quieres unirte, estás invitado a hacerlo.

Nos encontramos en la red 😀