Mentiras españolistas

Libro de Lengua Castellana de 1ESO de mi hijo mayor

Por las Españas van por ahí energúmenos diciendo que en las escuelas catalanas no se enseña castellano.

Como se puede comprobar con la imagen del libro de Lengua Castellana de mi hijo, es una puñetera mentira del nacional-españolismo más rancio.

Me da pena que haya gente inteligente que se trague estas mentiras, a cada cual más gorda, pero está sucediendo.

En España, atacar todo lo catalán lo han convertido en un deporte estatal.

Con ello, han logrado en las últimas décadas que mucha gente nacida en tierras de España, pero que viven en Cataluña, se hartaran y votaran que SÍ a la República de Catalunya en el referéndum del pasado 1 de octubre.

Gente con el castellano como lengua materna.

Gente muy harta de que cada vez que visitaban a sus familiares en sus pueblos tuvieran que aguantar burlas, mentiras e insultos por vivir en Cataluña.

Y esas mentiras, los agentes españolistas las han estado aumentando de proporción en los últimos días.

Como ésta tan increíble de que no se enseña castellano en las escuelas de Cataluña.

O esa otra mentira de que se adoctrina a odiar todo lo español.

¡Menudas patrañas!

Es su estrategia de propaganda que, por supuesto, les funciona en las mentes ya programadas durante años a odiar todo lo catalán.

Y, por supuesto, mostrar la verdad de la realidad de la convivencia en Cataluña no funciona para borrar esas mentiras.

Esas mentes están ya blindadas a la verdad.

Lo estoy notando estos días con el aumento desproporcionado los “no me gusta” en los vídeos en los que describo la situación de lo que está pasando en este territorio en el que vivo.

Es como decía Hitler, algo así como “cuanto más grandes e inverosímiles sean las mentiras, mejor calarán en la mente de la gente“.

Por cierto, ayer por la noche, por fin – porque llevaba días enviando varios – apareció uno de mis tuits en las pantallas de TV3, la televisión pública catalana…

Yo también manipulo en la televisión, jejejé

Un debate en el que varios tertulianos defendían ideas unionistas sin problemas.

Inercia

Ha nacido la República Catalana, pero de momento está en la incubadora

Hoy las calles han estado como cualquier miércoles normal.

La gente ha ido a trabajar, los niños al colegio y los jubilados se han sentado en los bancos a ver el día correr.

Como si ayer por la tarde no hubiera pasado nada.

Es la inercia de la costumbre.

Hoy he grabado y publicado un vídeo de lo que pasó.

Antes, he escrito algunos tuits explicándolo.

Aunque da igual, mi audiencia es mínima comparándola con los mastodontes televisivos.

Las cosas seguirán siendo como digan los tertulianos y políticos.

Y la gente lo repetirá como loros, creyéndose que es su propio pensamiento.

No hay más.

Pero, al menos, en este minúsculo espacio quedó dicho.

Esta mañana, me desperté y lo vi todo claro…

Y ahora, ¿en qué país estamos los catalanes? Porque al declarar la independencia se rompió con España, pero al suspenderla después no se volvió a España.

Quizás es un matiz técnico, pero en estos momentos los catalanes estamos en un territorio sin estado efectivo, ¿se entiende? 🤔

Al haber roto con España primero, ya no se vuelve a España después por mucho que se “suspenda” la primera parte. ¿Es esa la jugada?

Así que, ahora mismo las leyes de España ya no tienen efecto en el territorio de Cataluña, ni tampoco las de transitoriedad de la República. LIMBO.

Puedo decir: “¡Me proclamo Emperador de Cataluña!” Y no hay ninguna ley para impedírmelo 😂

No puedes romper un pastel y luego suspender la rotura del pastel, el pastel ya está roto en pedazos y no se puede recomponer.

¿Qué autonomía va a suspender el estado español si ayer el Parlament y la GenCat se suspendieron a sí mismos? Es todo puro teatro.

El artículo 155, con el que suspenderían la Autonomía de Cataluña, ya no tiene validez porque las leyes españolas ya no tienen validez en el Territorio de Cataluña, que no tiene estado porque se suspendió.

Leo titulares de medios internacionales usando el término confusión para describir lo que ocurrió ayer en el Parlament.

El propio Presidente de España, Mariano Rajoy, ni sabe qué pasó ayer y le acaba de preguntar a Carles Puigdemont si declaró o no declaró la independencia ayer.

Vamos para bingo.

República de 10 segundos

1. República declarada. 2. República suspendida. (Imagen encontrada en la red)

En el post anterior…

El referéndum es la práctica más auténtica de democracia, pero estamos en un sistema que suele pasárselo por el forro.

Este referéndum no fue simbólico, los golpes de la policía no fueron simbólicos, la sangre, el sudor y las lágrimas de los votantes no fueron simbólicos.

Pese a todo, todavía los manipuladores mueven los medios para echar tierra sobre sus resultados.

La comparecencia del President de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, estaba prevista para las 18:00 CET de este martes 10 de octubre de 2017, según el calendario oficial occidental.

Pero lo han retrasado una hora; que si llamadas internacionales, que si modificación del discurso, bla, bla, bla.

A las 19:00 CET se reúne el Parlament y aparece Puigdemont, que sube al estrado.

Hace un largo discurso de historia, sobre lo que ha pasado esta semana, todo muy correcto, hasta llegar al final en donde declara la República de Catalunya siguiendo el mandado del resultado del referéndum.

Aplausos.

Entonces, va y dice que la suspende ilimitadamente para dialogar a través de mediación.

¿Ehhhh?

Pero desde España ya dicen que nanay, que de dialogar nada.

Todo previsto, todo planeado.

Como siempre, para el establishment, las decisiones de la gente son caca de vaca.

Ellos son más listos, más guapos y más chulos que el resto.

¿Cuánto ha durado oficialmente esta República de Catalunya? 

¿10 segundos? 

La opinión de la gente, los políticos se la limpian con papel de váter.

¿Sería el momento de que los más de 2 millones que votaron por el SÍ repudien a estos políticos y dejen de pagar impuestos para mantenerlos?

¿Por qué los borregos siempre esperan a lo que diga su pastor? 

Ah, sí, es que son borregos 🐑

Como ya sabemos, justificar lo injustificable es lo típico de los títeres que se hacen llamar representantes.

Leo tuits que dicen que ha sido una jugada maestra, que es como en el ajedrez.

Olga me dice que en otras partes la gente iría al Parlament y le prenderían fuego con los políticos dentro.

Buf, ella es rusa, menos mal que nosotros somos catalanes y somos pacíficos.

Vamos, eso dicen oficialmente.

Una semana en el limbo

Los lugares que fueron atacados por las fuerzas de ocupación

Ya ha pasado una semana desde que el resultado del referéndum del 1 de octubre proclamó la República de Catalunya.

El referéndum es la práctica más auténtica de democracia, pero estamos en un sistema que suele pasárselo por el forro.

Este referéndum no fue simbólico, los golpes de la policía no fueron simbólicos, la sangre, el sudor y las lágrimas de los votantes no fueron simbólicos.

Pese a todo, todavía los manipuladores mueven los medios para echar tierra sobre sus resultados.

La única negociación que hay que hacer es para que España retire sus fuerzas de ocupación civilizadamente – si es que saben hacerlo.

Como la gente todavía no está acostumbrada a entender que el poder es suyo individualmente, aún está esperando que haya una proclamación oficial.

Y parece ser que ese momento llegará mañana a las seis de la tarde hora central europea, a través del President de la Generalitat de Catalunya.

Carles Puigdemont durante un programa de TV3

¿Tendrá lo que hay que tener para hacer su papel hasta el final?

De momento, hoy un miembro del PP le ha amenazado que acabará como Lluís Companys, es decir, fusilado.

Además, en un tuit he leído que mañana a las 17:30 CET se reunirá un montón de gente que irá a la zona del Parlament y rodearlo para protegerlo.

Y en otro tuit he leído que un foro de la Guardia Civil promete ir a apalear a dicha gente.

Hablando de apaleamientos, hoy a sido la fiesta de Valencia y grupos de cavernícolas españoles – la mayoría de españoles no son así – han apaleado a varios valencianos que están de acuerdo con los catalanes.

Es la normalidad de esa España falsa e inventada, en la que todo vuelve a su sitio.

Por eso, por ahí prometen una guerra civil en España.

Por suerte para mí, para cuando eso suceda, será un problema del país vecino, porque si todavía no se han enterado, estoy escribiendo desde un estado distinto.

Veremos qué show se nos presenta mañana.