Hazlo o no lo hagas, pero no lo expliques antes

Pruebas realizadas desde 1933 muestran que la gente que habla sobre sus intenciones es menos probable que las hagan.

Ésta es una realidad incontestable y lo he notado en mis propias carnes.

Hace mucho que me di cuenta, y cada vez tiendo menos a explicar lo que voy a hacer.

Al contrario, lo explico cuando ya lo he hecho.

Como que he vuelto hoy a enlazar este blog con mi cuenta de Twitter.

Qué cosas, mi intención era borrarla pero estos días la estoy usando como hace años no lo hacía.

O como cuando digo que tengo que escribir más libros, pero luego no lo hago.

Ya avisaré cuando lo haya escrito.

Y así, una y otra vez.

Ahí está, las intenciones son las intenciones y los hechos son los hechos.

Hay una gran diferencia, como se dice, del dicho al hecho hay un gran trecho.

Dos imágenes entendedoras

La Open Society Foundation y la migración (Italia)

Ésta es la expansión de ese cáncer que es la Open Society Foundation de George Soros en Italia.

Es justo por la ciudad sicilania de Catania por donde en estas semanas el tráfico humano de las criminales ONGs entra en Europa.

En España sus téntaculos son muy parecidos, y alcanzan al canal de televisión La Sexta y al partido político Podemos.

Y la segunda imagen es una reflexión muy políticamente incorrecta, pero para tener en cuenta…

Queridos pueblos conquistados

Queridos pueblos conquistados. La historia de la humanidad es una de constante conflicto y competición por recursos como tierras, comida, agua y mujeres. Os quejáis del hecho de que los Europeos fuimos y somos mejores en esta competición que cualquier otra raza en el mundo. Vosotros perdedores queréis que nos arrepintamos de que somos mejores en la conquista y exploración de lo que fuisteis. Queréis disculpas y reparaciones de la gente que fue más fuerte y más lista que vosotros, gente que sin ninguna duda vencieron. NO LO SENTIMOS Y NO OS DEBEMOS NADA. APAÑAOS CON ESO.

Se puede intentar engañar a la realidad por un rato, pero no por todo el tiempo.

Nos gusten o no nos gusten, los hechos son los hechos.