¿Has fracasado este año? ¡Enhorabuena!

¿Has fracasado este año? ¿Las cosas no te han salido como tú querías? ¡Enhorabuena! Únete al club.

Abraham Lincoln

1832 Perdió su trabajo.

1832 Derrotado para la legislatura.

1833 Fracasó en su negocio (Bancarrota).

1836 Crisis nerviosa.

1838 Derrotado para portavoz.

1843 Derrotado para el Congreso de EEUU.

1849 Rechazado para funcionario de la tierra.

1854 Derrotado para el Senado de EEUU.

1856 Derrotado para Vice-Presidente.

1858 Derrotado de nuevo para el Senado de EEUU.

1860 Elegido Presidente de EEUU.

¡NO PUEDES FRACASAR A MENOS QUE ABANDONES!

“Si has fracasado, eso significa que estás haciendo algo. Si estás haciendo algo, tienes una oportunidad.

Muchas gracias por acompañarme este año, y en especial a los financiadores que estáis apoyando mi labor. El año que viene, seguiremos aquí juntos, porque estamos “de fracaso en fracaso y tiro porque me toca”. Nadie ni nada puede parar a un terco resistente.

Nadie ni nada.

Aquí estamos.

Campaña de fin de año para mantenerme a flote

Por favor, únete al puñado de individuos libres que permiten que este blog y mi labor continúe adelante. Nada más que esto. Gracias.

Éstas son las dos opciones de las que dispones, a través del pago seguro de Paypal:

  1. 4,99 euros al mes, como si compraras una revista en el quiosco. Haz click aquí para apoyarme con esta opción.
  2. 9,99 euros al mes, menos de lo que vale una entrada al cine con palomitas de maíz. Haz click aquí para apoyarme con esta opción.

Tras recibir el aviso de tu membresía, te enviaré un correo personal de confirmación.

Por supuesto, si en algún momento cambias de opinión, puedes cancelar tu aportación mensual siguiendo este enlace.
Nota: Si alguna vez deseas cambiar de opción mensual, primero cancela tu opción activa haciendo click aquí y luego elige tu nueva opción arriba.

Y, como siempre, muchas gracias por tu confianza, porque sin ti, no podría estar aquí.

¡Milagro! Este blog sigue un año más

Quiero agradecer a los diez financiadores que mes tras mes dan su apoyo económico a este blog porque sus aportaciones han permitido poder pagar la renovación de su alojamiento.

Pese a quien pese, este lugar casi desconocido para la mayoría de humanos continúa adelante un año más. No puedo ser muy optimista en la situación actual porque la cosa no está para bollos, pero al menos es un paso positivo: seguimos siendo independientes.

Es el segundo año en el que podido renovar el alojamiento y el dominio, así que, mientras hay vida hay supervivencia.

No sé cómo va a ir la cosa en estos próximos meses, sin embargo haré todo lo posible para que vaya.

Sé que ya no escribo tanto como hace un tiempo; la cosa va por etapas, pero va.

Y, para qué negarlo, la cosa estaría mejor si hubiera un puñado más de financiadores, pero, al menos, los que están han permitido que pueda alegrarme porque están. Ellos son los responsables de que este blog pueda vanagloriarse de continuar en línea, y eso es mucho.

Y, por ello, los aprecio un montón.

Venga, ánimo, ¡seguimos adelante!