Ésta es la lógica: más es menos

Continuando con las alucinantes estadísticas de mi canal de YouTube…

Comparemos las visualizaciones de febrero y marzo:

Febrero, 28 días y 115.047 visualizaciones, es decir, 4.108 visualizaciones diarias.

Marzo, 31 días y 119.615 visualizaciones, es decir, 3.858 visualizaciones diarias.

Resultado: 250 visualizaciones diarias menos en marzo que en febrero. ¿Qué ha pasado? ¿Perdí subscriptores e interés en marzo?

Pues no…

… en marzo mi canal ganó 583 subscriptores más, casi 19 más al día. Y ningún día perdí subscriptores.

Lógica de YouTube para mi canal: cuantos más subscriptores, menos visualizaciones.

Entonces, ¿es que publiqué menos vídeos en marzo que en febrero?

Pues no…

Mirando los gráficos azules de las visualizaciones, comprobamos que cada pico es un vídeo publicado, porque resulta que si pasan dos días sin publicar un vídeo, las visualizaciones caen en picado. Así, pues, vemos que en marzo publiqué más vídeos que en febrero.

Lógica de YouTube para mi canal: cuantos más vídeos nuevos, menos visualizaciones.

Por lo que la deducción es clara: El mensaje de YouTube para mi canal es “no importa cuánto te esfuerces, que no te permitiremos avanzar.” Al menos, en este momento.

Y entonces, ¿qué hago? Porque mi flujo de efectivo es tan mínimo que no me cubre ni las facturas mensuales de los servicios.

Pues nada, a seguir publicando nuevos vídeos hasta que se me acaben las reservas y perezca en el intento – junto a mi familia. Es lo contraproducente y es lo que no tiene ninguna lógica. Pero, ¿para qué sirve la lógica ya? Pues para nada, nada, nada, por lo visto.

Ahora mismo, no tengo muchas ganas de nada 😔

No se quieren enterar

Los subscriptores de mi canal de YouTube pueden tener buenas intenciones al decir que si abro los comentarios, mis vídeos serán más vistos.

Pero mi experiencia y las estadísticas demuestran que es justo lo contrario.

Pese a todo no voy a cerrar los comentarios, de momento.

Veamos el porcentaje de visualizaciones de mis últimos vídeos respecto a los subscriptores…

De más antiguo a más nuevo…

1.693, 4,09%.

2.973, 7,18%.

2.318, 5,60%.

1.984, 4,79%.

2.140, 5,17%.

1.661, 4,01%.

Total: 12.769 visualizaciones para 6 vídeos, o 2.128 visualizaciones por vídeo que corresponden a un 5,14%.

Es decir, que 41.366 – 2.128 = 39.238 subscriptores, o un 94,85% de mis subscriptores no suelen ver mis vídeos.

Y, por supuesto, menos visualizaciones significa menos ingresos.

¿Un ejemplo? En noviembre de 2016 cobré 1.000€, y me puse contentísimo porque pensé que por fin mi canal estaba despegando. El mes pasado cobré 95€. Sí, habiendo multiplicado el número de subscriptores por más de dos, cobré un 90% menos.

A mí, estas cifras me dejan estupefacto, la verdad. Ya no sé que hacer excepto seguir publicando vídeos hasta que me echen definitivamente.

La verdad duele, me duele mucho, pero es así. Tanto esfuerzo, tantos años, para nada.

¿Paranoia o quizás no?

En la imagen está el número de subscriptores que, en el momento de escribir estas líneas, hay en mi canal principal de YouTube, 41.308.

Me ha costado casi 11 años de mi vida para alcanzar esta cifra. Sí, soy así de cabezón.

Ahora veamos las visualizaciones de mis últimos seis vídeos…

De antiguo a nuevo…

2.624 de 41.308, el 6,35%.

3.970 de 41.308, el 12,68%.

1.664 de 41.308, el 4,02%.

2.862 de 41.308, el 6,42%.

2.055 de 41.308, el 4,97%.

1.488 de 41.308, el 3,60%.

Por supuesto, entiendo que no todos los subscriptores ven todos los vídeos, eso es normal.

Aunque veo canales de vloggers de Tailandia cuyas visualizaciones de sus vídeos a veces se acercan al 100% de sus subscriptores, qué cosas.

Así que, ¿a un porcentaje tan alto de mis subscriptores no les interesa ver mis vídeos? ¿Para qué se subscribieron? ¿O es que no les llegan las notificaciones?

En un post anterior ya publiqué cómo la media de visualizaciones actual de mis vídeos equivale a las que tenía en julio de 2015.

¿Es a esto a lo que llaman Shadowbanning o censura encubierta? Así, aunque YouTube monetice mis vídeos – aunque a veces con retraso al obligarme a reclamar y perder todo un día o dos de monetización – y parece que no me censura, como igualmente no se ven, trata de mantenerme en la miseria material para desincentivarme.

¿Quiere YouTube que entienda que no importa cuánto me esfuerce no me permitirán avanzar?

¿O son imaginaciones mías? ¿Estoy en modo paranóico?

Tengo que hacer preguntas porque no dispongo de pruebas concluyentes, así están las cosas.

Cosas de las estadísticas

Estadísticas de Social Blade

Subo en subscriptores, en mi canal de Youtube, pero bajo en crecimiento de  visualizaciones.

Continúa esta cosa extraña de que me ven relativamente pocos en comparación al número de subscriptores.

Estoy a punto de alcanzar las 6 millones de visitas en mi canal, pero es una cifra muy baja comparando con otros canales de menos número de subscriptores.

Los hechos son los hechos.

Y, pese a todo,  mi canal sigue adelante y sigue estando en perfecto estado según las reglas de Youtube.

No sé, quizás si en el pasado hubieron escritores y artistas malditos, conocidos sólo por una minoría de gente conocedora, parece como si me haya tocado el premio para serlo en Youtube.

Bueno, me da igual; mi siguiente objetivo es alcanzar los 50 mil subscriptores.

Luego, los 100 mil.

Y, como gran objetivo está alcanzar la emocionante cifra de 1 millón de subscriptores.

Y, entonces… entonces me reiré de haber escrito este post.

Mientras, ya puedo considerar mi portátil kaput, y ya no me queda más remedio que buscar otro, si es que quiero volver a editar algún vídeo o emitir en directo con garantías.

Oh, la vida de un youtuber no es un manto de rosas, nada de eso.

Aborrezco Facebook pero…

… Las estadísticas del último día de Crónicas Subterráneas lo dejan muy claro…

Así que me trago mis palabras, y mi orgullo, y voy a interactuar e investigar cómo funciona ese puñetero sitio.

Por cierto, sí, las estadísticas de mis blogs de información siempre han sido una pena en estos 10 años. Por ello abandoné Crónicas Subterráneas en su sitio original y propio. Muchas horas de trabajo para obtener resultados nulos e irrelevantes. Y, al contrario, por ello mi canal de Youtube y Oroparatodos son las Joyas de mi Corona.

La realidad es la realidad.