¿Está Youtube haciéndome de nuevo la puñeta?

“Nadie es más odiado que aquél que dice la verdad.” Platón

Vamos a ver, hasta ahora lo normal era que si aumentaban las visualizaciones, aumentaban los ingresos.

Pero como se puede observar en las gráficas, no se necesitan los datos concretos, desde finales de diciembre esa correlación ha dejado de ser así.

Los picos de visualización y de minutos visualizados ya no corresponden a los ingresos. Es más, como se puede ver, aumentan las visualizaciones y descienden los ingresos.

Incluso la duración media de visualización ha aumentado.

De verdad, es como si hubiera una intención clara de hacérmelo imposible. Es como si el mensaje fuera: da igual lo que te esfuerces que no permitiremos que sobrevivas.

Mi canal tiene más de 50.000 subscriptores, pero mis nuevos vídeos no suelen pasar del 2% el primer día, apenas unos 1.000 ven mis nuevos vídeos el primer día. Y a veces, ni eso.

¿Dónde está el 98% restante? Entiendo que no todo el mundo ve los vídeos de un canal, pero ¿el 98%? ¿Tan poco interesantes son mis vídeos?

En este momento he comenzado a compartir vídeos antiguos para intentar arrancar céntimos de las visualizaciones. Pero es casi nada.

Así que, ¿es el momento ya de rendirme, de tirar la toalla y dedicarme a buscar comida en los contenedores de basura? Parece ser que YouTube se alegraría enormemente de ello.

Y si no me rindo ahora, ¿hasta dónde podré aguantar? ¿Cuál será mi punto de rotura?

¿Cuánto me queda? ¿Meses? ¿Semanas? ¿Días? ¿Horas?

Aprovecho para reiterar esto…

Gracias a los poquísimos financiadores que me están apoyando actualmente, puedo pagar los dominios que uso, el alojamiento de este blog y casi nada más.

Al final, no sé, todo parece que acaba dando igual. ¿Vale la pena seguir exponiéndome para esto?

🤔

Bah, ¿para qué esforzarme?

La idea es que me plantee para qué y por qué me esfuerzo y me expongo. Está claro que no gusto al algoritmo de YouTube. Cada vez que dejo pasar un par de días sin publicar un nuevo vídeo, las visualizaciones caen en picado. Y cuando sí lo publico, las estadísticas son de pena respecto al potencial de mi canal. Sí, YouTube, me doy por aludido y está claro que no se me quiere en vuestra plataforma.

De más viejo a más nuevo…

2.384: 5,73%.

2.524: 6,07%.

2.691: 6,47%.

2.209: 5,31%.

3.129: 7,53%.

1.542: 3,41%.

Desmonto el mito de la lucha obrera y ¿sólo lo ve el 3,41% de mi audiencia potencial en dos días? Mmm… 🤔

Luego, está el hecho de que de los que eligen dar a “me gusta” o “no me gusta“, al 94,9% de ellos sí les gusta. Y es más, la inmensa mayoría de los comentarios son siempre positivos. Por lo tanto, el hecho es que hago vídeos interesantes que tocan temas interesantes que llegan a quienes los ven. Eso es un hecho, me repito, y no estaría aquí, en este momento, si no fuera así.

Así que, ciertas pseudo-críticas que he leído últimamente de gente que dice haberme calado y me exponen, sólo son ataques de inútiles envidiosos que quieren desanimarme, pero que no tienen nada que ver con la realidad de los hechos. Que les zurzan.

Sin embargo, la deducción es que YouTube sí quiere que reconozca que no vale la pena mi esfuerzo, y que tampoco compensa el peligro al que me expongo por tratar ciertos temas. Quién sabe, ¿lleva razón YouTube? ¿Se saldrán con la suya? Sólo puedo seguir resistiendo, pero ¿hasta cuándo? Ni idea.

202 Lectores

Estaba probando el acceso a través de Firefox en un miniportátil Acer Aspire One que tengo desde hace unos años, y me he dado cuenta de que ahí fuera ya sois 202 individuos interesados en las actualizaciones de este blog, sea por correo electrónico o por el propio seguimiento de WordPress.

Es curioso, porque suelo seguir las estadísticas de mi canal de YouTube, pero las de este blog no las suelo mirar. Y eso que suelo tenerlas delante de mis narices.

Y es más curioso, porque llevo años escribiendo en este espacio y todavía no había alcanzado en todo este tiempo ni este par de cientos de lectores interesados por este blog.

Bueno, pues me toca agradecerte que estés ahí recibiendo lo que publico aquí, porque sé que este blog no es el blog más accesible de la blogoesfera. Es más, ya sabes que es justo lo contrario, difícil de encontrar y, muchas veces, complicado de digerir. Por eso tu seguimiento es un mérito del que estoy enormemente agradecido.

Por otro lado, normalmente suelo escribir desde mi móvil, con una pantalla de 5 pulgadas y un teclado virtual pequeñísimo para mis gruesos dedos. Es una cambio hacerlo desde un teclado adecuado. Puede que me acostumbre a encender de vez en cuando este miniportátil y escriba otras veces desde aquí.

Pues ya está, una actualización en una tarde de sábado lluviosa y tranquila para constatar este hecho estadístico.

Otro rato, más.

Otra estadística reveladora más

Este es un mapa de la situación del individualismo en el mundo.

Rojo es más individualista, azul es menos individualista.

El individualismo denota inteligencia, el colectivismo denota estupidez.

En Europa (UE), la Península Ibérica destaca en verde como menos individualista que el resto.

Como se puede observar, la Península Ibérica es un buen lugar para vivir, pero el problema es su gente.

Es por eso que el Imperio Británico machacó y destruyó al Imperio Español.

Mientras que los anglosajones debaten ideas, los hispanos obedecen a sus señores feudales.

Sí, el individualismo hace florecer nuevas ideas que se contrastan con las antiguas, y eso permite que la sociedad en su conjunto sea más rica y avanzada.

En Hispania no hay opción, la lucha siempre es entre diferentes tipos de colectivismos – el colectivismo de derechas contra el colectivismo de izquierdas -, nunca hay debate de ideas porque siempre hay que destruir al contrario.

Que el Reino de España esté al mismo nivel colectivizado que Marruecos, Rusia, Arabia Saudí y la India es un indicador de un retraso histórico crucial, incluso hoy en día.

Y lo transmitió a sus colonias americanas, donde incluso el nivel de individualismo tiene sus niveles por los suelos.

Es otro dato que nos permite entender muchas actitudes, y el por qué pasa lo que pasa.

Un dato curioso sobre el funcionariado en Europa

Los colores indican el porcentaje de trabajadores que son funcionarios respecto al total de trabajadores.

Rojo: 51%-70%

Naranja: 39%-50%

Amarillo: 30%-38%

Azul cielo: 21%-29%

Azul marino: 10%-20%

Los funcionarios son votantes (clientes) fijos para los políticos. Es el arte del clientelismo.

Mmm… ¿Qué será eso azul en la península Ibérica? ¿El lugar con menos funcionarios porcentualmente que se autoproclamó república independiente? Qué cosas 🙀

Estos curiosos datos no pueden llevar a pensar que en Cataluña la gente tiene menos miedo a elegir lo que le conviene porque no está atrapada por el estado.

Y nos puede llevar a pensar que el españolismo se mantiene porque el estado del Reino de España tiene atrapada a la población con el funcionariado y los chantajea.

No sé, es una idea 🤔