Separatistas catalanes ¡todos a la cárcel!

En el vídeo, CaixaBank – financiando a dos bandas.

En las escuelas de la élite, como las que hay privadas en Suiza, suelen haber clases de oratoria y debate en las que los alumnos tienen que elegir una de las partes, a favor o en contra, sobre un tema establecido. Da igual si están de acuerdo o no con la parte que les toca, tienen que buscar los argumentos para ganar el debate. Puede que a alguien que está de acuerdo con Karl Marx tenga que defender la posición de Ludwig von Mises, o viceversa.

Esto lo hacen así porque no saben en el futuro cuál será su posición política oficial en su plantación de esclavos. Por ejemplo, el actual Líder Supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, asistió a la escuela internacional Liebefeld de Berna (Suiza) desde 1998 hasta el año 2000 con una identidad falsa. Allí, siendo estudiante se llevó bien incluso con otros alumnos de países enemigos, que ahora se vería obligado a fusilar si pusieran pie en el territorio del país comunista que gobierna– por decir algo.

Recuerdo también un episodio del programa de televisión, emitido por TV3, llamado “El convidat” (“El invitado“) en el que el presentador, muy catalán y muy del Barça, se fue a Madrid a entrevistar al humorista, también catalán, Pedro Ruíz. Allí, el humorista le instó a jugar un partido de fútbol vistiendo la camiseta del Real Madrid con jugadores veteranos del mismo equipo madridista. El presentador sudó de lo suyo, en incluso se dejó una camiseta del Barcelona bajo la del Madrid, mientras Pedro Ruíz le comentaba que había que dejar atrás las rivalidades absurdas.

Hey, he encontrado el programa…

Bueno, ¿y toda esta entrada a qué viene con el título que he colocado a este escrito?

Como he escrito y dicho multitud de veces, todos los conflictos son creados interesadamente. Y el actual enfrentamiento entre nacionalistas catalanes y nacionalistas españoles es otro más de ellos.

Durante mucho tiempo estuve observando la creación de esta polarización interesada. Debido a que conozco los dos idiomas empleados para crear dicha polarización, y a disponer de los medios para entender a las dos partes, asistí, casi asombrado, a la generación artificial de la situación actual.

Por supuesto, alucinaba al escuchar a los nacionalistas españoles desde Madrid, con la enorme cantidad de mentiras sobre Cataluña que disparaban por sus bocas de manera industrial sin inmutarse.

Pero es que por la parte catalana las mentiras estaban al mismo nivel:

  • Que si era condición sine qua non hacer un referéndum no violento para declarar la independencia.
  • Que si el resultado del referéndum sería aceptado inmediatamente por el Reino de España porque es un país democrático, y que no usaría la fuerza.
  • Que si las pensiones estaban garantizadas, y que la nueva República de Catalunya continuaría en el euro, la UE y la OTAN.
  • Que si todo estaba preparado y bien preparado para el día después de la proclamación de la independencia.
  • Que si los países del mundo reconocerían a la nueva república de inmediato-
  • Y que si patatín y que si patatán.

Ciertamente, el tiempo ha hecho que las mentiras de las dos partes cayeran por su propio peso, aunque todavía hay millones de individuos que se las han aprendido y se las han hecho su verdad dogmática. Qué le vamos a hacer, así está el mundo.

Así, las dos partes se retroalimentaron.

Y, creando un espectáculo bochornoso para la galería, un puñado de políticos y activistas catalanes se dirigieron por su cuenta a la boca del lobo, Madrid, para ser capturados y encarcelados para aumentar el nivel del victimismo catalán. Tal como estaba en el plan.

Y, creando un espectáculo bochornoso para la galería, un puñado de políticos y activistas catalanes se exiliaron por su cuenta fuera de España, en lugares de Europa no extraditables, para aumentar el nivel del victimismo catalán. Tal como estaba en el plan.

Porque sí, creo que ya no quedan más evidencias para declarar a ciencia cierta que todos estos movimientos han sido diseñados como un plan muy bien diseñado.

Y en el medio estamos nosotros, el que escribe y el que lee, como meros peones atónitos a los absurdos acontecimientos, meros espectadores de los palos que nos caen.

Sí, por supuesto, los separatistas catalanes merecen estar todos con sus huesos en la cárcel, pero también estar acompañados por los otros actores que desde el otro lado, desde Madrid, favorecieron las montañas de mentiras manipuladoras, y que ahora están fuera de los focos porque cambiaron a las marionetas del gobierno español.

Unos y otros han montado este tinglado, y unos y otros deberán pagar las consecuencias, como cobardes representantes de sus amos que son. Y los amos, bueno, ya sabemos, están escondidos y son intocables. ¿O no, como muestra el primer vídeo?

Y nosotros debemos girar esta página, y dejar de pelearnos entre nosotros por meras chorradas que nos desenfocan nuestras vidas en esta plantación de esclavos. Sí, ya sé, los habitantes de la caverna siempre luchan por defender las apariencias que creen que son reales. Pues no lo son.

Ahora, mata al mensajero.

El crímen sí paga

George H. W. Bush, miembro de Skull and Bones, de Yale

La ha palmado George H. W. Bush a los 94 años.

David Rockefeller la palmó a los 101, tras siete, cuéntalos, siete, transplantes de corazón.

No es una opinión, es un hecho: el crímen sí paga. Y fabulosamente bien.

Y no me refiero a los chorizos patéticos que se esfuerzan por cuatro lentejas. Me refiero a esta gentuza que causa la muerte de centenares de miles de individuos en su provecho.

Los llaman sionistas, los llaman satanistas. Pues bien, las evidencias son las evidencias: les funciona.

Y, además, lo de este George H. W. Bush ya le venía de familia, su padre, Prescott Bush, fue pillado enviando dinero a los nazis desde su banca privada en ¡plena Segunda Guerra Mundial! Vamos, qué lindeza.

Así que el hijo no se quedó atrás, participó en la conspiración que mató a JFK, fue jefe de la CIA, luego vicepresidente de los EEUU, luego presidente y, para más honra, colocó al inútil de su hijo, otro George, también como presidente. Fantástico.

Por supuesto, su muerte será alabada con honores, como un héroe que fue de la sociedad humana.

Dejémonos de tonterías, los hechos son los hechos. Este mundo, y esta sociedad humana, tienen lo que se merecen.

¿Sociedad humana? ¡Puaj!