La conspiración unionista para destruir España

“Reina de las Españas”

La propaganda oficialista del actual estado del Reino de España es muy muy fuerte, y apenas deja margen para la reflexión.

Se basa en el desconocimiento de la propia historia de España y de sus orígenes.

España originariamente nunca fue una sino muchas, un conjunto de territorios con sus gentes culturalmente diversas – auténtica diversidad histórica -, unidas para ser más fuertes ante el resto del mundo.

Esas Españas alcanzaron su plenitud con el Imperio Español, en el que se fueron añadiendo nuevos territorios y gentes, no como colonias sino como nuevas provincias, siguiendo la tradición romana.

Y así fue hasta el afrancesamiento napoleónico, con unas dosis de centralismo ya colocadas por los Borbones tras su victoria en la Guerra de Sucesión, unas décadas antes: el tratado de Nueva Planta fue decretado en ese sentido.

Las ideas centralistas francesas rompieron con la tradición española y crearon el nacionalismo español moderno: una lengua común impuesta, una sola cultura, una sola obediencia a un único poder central, etc.

El unionismo centralista es un concepto ajeno a la realidad peninsular.

De esta manera, llegamos hasta nuestros días, en el que la élite dirigente española traicionó a su población, regalando su soberanía a la Unión Europea siguiendo los planes globalistas. Recordemos que la reina Sofía fue parte activa de las reuniones del Grupo Bilderberg.

Las leyes las dirige Bruselas, la economía la dirige el BCE, el ejército obedece a la OTAN, las fronteras son inexistentes. No queda ya ningún elemento real de soberanía española.

En éstas, que a la mayoría de la población, totalmente sometida, se le ha programado para aceptar la disolución de la soberanía en el plan globalista de la UE.

Es una auténtica conspiración en toda regla.

¿Y qué ocurre? Pues que el concepto inicial de las Españas ha sido aplastado y es tratado como separatismo, cuando es todo lo contrario. Las gentes de las naciones que se unieron originariamente están en el proceso de volver a la casilla original.

En esto que la proclamación de la República de Catalunya, con todos sus graves errores, como permitir que el marxismo cultural se la apropiara, es un paso en ese sentido.

Quién sabe, quizás en un futuro las gentes de la Península Ibérica derroquen a las élites actuales y vuelvan a unirse en una Confederación Ibérica, volviendo a marcar su importancia en el mundo.

O quizás no, y los globalistas se salgan con la suya, porque, en este momento, tienen muchos números a su favor.

Es una idea para restablecer las Españas que asombraron al mundo.

Mientras, el nacionalismo oficialista español tiene la violencia estatal de su parte y sigue siendo muy peligroso, como demostró en el siglo XX.

Sin embargo, la Historia siempre se está escribiendo. Nunca hay nada definitivo.

Somos diversidad

El estatismo colectivista tiene convencida a la masa ignorante que la riqueza es mala para usarla de carne de cañón a su antojo en sus conflictos que crean artificialmente.
No seas masa, no seas pobre, no seas ignorante.

Los atontados socialistas suelen insultar llamando “nazis” a la gente que atacan, pero nazis = nacionalSOCIALISTAS. Ah, bueno, una demostración más de sus cerebros vacíos 🤔

Todos estos años de estupidez sin límites de la izquierda ha obtenido el resultado deseado: el aumento de votantes de la derecha. Son unos genios y figuras.
En realidad, izquierda y derecha se complementan para mantener el estatismo con el que parasitan al resto.

La narrativa oficial del estatismo tiene como objetivo empobrecer las mentes de la gente para atraparla en una dependencia artificial. Esa dependencia la usan para justificar su existencia parásita. Ignorar dicha narrativa es la solución más práctica y efectiva.

Básicamente, hay dos tipos de riqueza: la riqueza parasitaria (banqueros, políticos, burócratas) y la riqueza productiva (creadores, emprendedores, empresarios). Los primeros se enriquecen robando, los segundos se enriquecen ofreciendo productos y servicios.

Estos párrafos de arriba son reflexiones que se me ocurrieron escribir en twitter.

Dicen que el 95% de la plebe no lee ni un libro al año. No seas plebe y lee “Ventana al futuro” 😁

Así va el despropósito

Se triplica el número de emigrantes que llegan a España cada año

Hay que ser muy estúpido para permitir que vengan otros de fuera a invadir tu casa y destruir tus costumbres, y luego, encima, les des las gracias.

Es más, esos defensores de los invasores serían torturados y masacrados por sus ideas en los países de donde vienen los invasores.

Gays por Islam e Islam por Gays

El multiculturalismo es una trampa porque es imposible encajar cuadrados dentro de círculos. 

Hay culturas incompatibles y culturas mejores que otras.
Es una evidencia que solamente no ven los que se niegan a aceptar las cosas como son.

Porque hay que distinguir entre invasores y emigrantes. 

Los emigrantes se adaptan a las costumbres locales, los invasores las destruyen y las substituyen.
Las culturas de los países pobres empobrecen a las culturas de los países ricos. 

Un país rico no lo es por casualidad, es por su superioridad respecto al resto.
Un país rico lo es porque sus gentes han aprendido a hacer las cosas bien.

Porque sus costumbres son las correctas para poder vivir con comodidad y tranquilidad.

Y un país pobre lo es por justo lo contrario.

Ésa es otra evidencia.

Da igual, la gente puede creerse toda la propaganda mentirosa sobre la diversidad y la multiculturalidad

No les hace compatibles con la realidad.
El problema es que las mentira de la propaganda progre está muy arraigada en los cerebritos de gran parte de la plebe del Reino de España.
En el Reino de España los colectivistas se frotan las manos de lo fácil que les ha sido programar las mentes de la plebe con sus patrañas.
Los colectivistas han usado la falsa democracia para imponer sus ideas destructivas bajo el manto de la progresía.

Y un victimismo artificial y exagerado.

Y la plebe, aplaudiendo.
Así es como se manipula a la masa.

En fin, con Podemos han logrado aplicar la puntilla. 

La destrucción total de una sociedad humana formada a través de siglos de experiencia.
Los colectivistas han sabido aplicar la ignorancia en su beneficio, la estupidez como su lanza. 

Han sabido exprimir a la plebe como nadie.
Así el lavado de cerebro aplicado por los colectivistas es total. 

Y a la plebe hipnotizada es casi imposible desprogramarla. 

Ya no tienen solución
Y los que estamos despiertos sobre estos temas no nos queda más remedio que apartarnos a esperar a que este castillo de naipes caiga por su propio peso.

Enfrentarse directamente es un gran error.

De verdad, enfrentarse abiertamente es una pérdida de tiempo y recursos, es justo lo que los colectivistas quieren para retroalimentarse.

Es mejor actuar por debajo, en las sombras, a ras de suelo.

El conocimiento y la inteligencia están de nuestra parte.