Españolistas

El nacionalismo español o españolismo fue un invento creado para homogenizar culturalmente los territorios propiedad de los terratenientes llamados reyes de España.

Generalmente se acepta que sus inicios fueron tras la victoria de los Borbones en la Guerra de Sucesión, como venganza contra los que se les opusieron, hace algo más de 300 años.

Anteriormente, se había mantenido un fino equilibrio entre el poder central y los diferentes territorios.

Pero la mentalidad francesa centralista de los Borbones rompió dicho equilibrio.

Hay que entender que los terratenientes llamados reyes de España obtuvieron sus tierras ilegítimamente a través de matanzas y genocidios. Y que los Trastámara/Austrias entendieron que no debían apretar demasiado a las poblaciones de sus territorios o peligrarían sus conquistas.

Sin embargo, los Borbones fueron a saco y lo único que querían era saciar su sed de venganza. Y, para ello, eligieron la cultura castellana para chafar y pisotear el resto de culturas peninsulares y no peninsulares bajo sus dominios.

Pero, por culpa de su pésima estrategia, lograron perder todos los territorios de ultramar, excepto las Canarias, y se les cayó el Imperio Español, teniendo que contentarse básicamente con la península Ibérica.

En 1975, cuando los Borbones volvieron a tomar posesión de su poder feudal, España acababa de perder Guinea Ecuatorial y el Sahara.

Y en los 42 años siguientes, su exaltado españolismo logró enfadar tanto a los catalanes, gente clave económicamente, que se montaron su propia República de Catalunya a través del resultado de un referéndum el pasado 1 de octubre de 2017.

Mientras, en vez de comprender su error, los defensores de la unidad de España eterna y a toda ultranza, siguieron machacando en su error usando y aumentando la propaganda y las mentiras, usando a la gente que se las cree o españolistas. Están convencidos que, con la violencia y amenazas, podrán mantener lo poco que les queda ya.

Craso error. Les quedan un par de telediarios desinformativos de sus medios de propagación de estupidez.

Al fin y al cabo, España ya no es un estado soberano sino un vasallo de la Unión Europea a todos los efectos, y ha perdido toda su credibilidad.

¿Y que les pasará a estos españolistas cuando se den cuenta de que se han quedado sin su amada España porque la UE la ha fagocitado? Su despertar será durísimo, sin duda.

Desde la República de Catalunya lo veremos allá a lo lejos, en el estado vecino.

“España” nunca ha existido

pbs_twimg_com_media_DNJhRQPW0AI6~01.jpg
La Dictadura de España, en la actualidad.

España” nunca existió, fue un invento de una pequeña élite para mantener con miedo a una gran masa obediente.

Ahora han caído las máscaras.

Los que se creyeron que “España” era una “nación” están teniendo un despertar muy amargo.

Es normal, al vivir tantos años en una mentira.

El invento de “España” fue creado a través de la sangre, la violencia y el sometimiento.

El miedo como gobierno.

La masa como carne de cañón.

Por eso, los que se resisten a abandonar la cueva de las sombras de “España” se alteran muy fácilmente.

Puro síndrome de Estocolmo, defienden a sus secuestradores.

La República de Catalunya es una gran oportunidad para romper el sometimiento, y las gentes de cada territorio que conforma “España” deberían hacer igual.

Por supuesto, justo ahora es demasiado temprano para mucha gente que todavía está en shock, porque se les están rompiendo sus esquemas programados.

Y es normal que la gente atrasada salte con insultos contra la gente avanzada.

Es la desesperación, de no saber qué hacer ante esta situación inesperada.

Y quien dice el invento de “España“, dice el invento de “Francia“, de “Italia“, del “Reino Unido“, etc.

Todos los estados actuales son plantaciones de esclavos, como ya expliqué en un post de este blog y en un vídeo anterior.

Comprendo, sé que lo que tuiteo y escribo en mi blog y cuento en mis vídeos es un desafío para las mentes acomodadas en la fantasía de la programación, pero llevo años siendo coherente.

Porque ésta ha sido siempre mi idea.

Quien haya conectado los puntos de mi bagaje de años ya lo habrá entendido.

Fijémonos en este poema que escribí el 15 de septiembre de 1999 – ya ha pasado tiempo, ¿eh? – y que forma parte de mi libro “Mundos de Trópzrum” que publiqué en Amazon para el Kindle (ésta es una versión modificada, pero no en lo esencial, quien tenga el libro sabrá por qué):

INDEPENDENCIA DE LO ABSURDO

Independencia de lo absurdo (15,09,1999)

Independencia para el universo
Independencia para la vía láctea
Independencia para el planeta tierra
Independencia para europa
Independencia para españa
Independencia para cataluña
Independencia para barcelona
Independencia para l’hospitalet de llobregat
Independencia para el barrio de la florida
Independencia para mi calle
Independencia para mi bloque
Independencia para mi piso
Independencia para mi habitación
Independencia para mí, mi cuerpo
Independecia para mi cerebro, mis huesos
Independencia TA DA DA DA DA DA TA
¡¡¡Independencia TA DA DA DA DA DA TA!!!

Con la República de Catalunya, vamos ya por la parte de “Independencia para cataluña“.

Todavía queda camino.

Aunque individualmente ya soy independiente desde hace años, quedan millones de seres inteligentes por poner en marcha su propia inteligencia.

Todo llegará, supongo.

¿Es contraproducente llamar borregos a los borregos?

wpid-wp-1433185461131.png

La neolengua está de moda, y lo normal es usar derivas absurdas para expresarnos. El control mental llega a meternos miedo si nos expresamos como sentimos.

En lo que antes se llamaba en los libros de historia “invasión“, ahora los medios lo llaman “crisis de refugiados“, para hacernos sentir culpables a la población, y no nos enfoquemos en los auténticos psicópatas que han creado el problema.

Así, una gran parte de la población occidental es incapaz de analizar lo que ocurre en el presente, y se mueven al unísono como borregos de un rebaño, siguiendo los dictados de los flautistas de Hammelin de turno.

No hay forma, se niegan a pensar por sí mismos, es imposible hacerles ver esta realidad, y además defienden a los secuestradores de sus mentes. ¿Son masoquistas o están bajo la influencia del síndrome de Estocolmo?

Recuerdo un libro que leí al comienzo de mi adolescencia que se llamaba, y se llama, “Como ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie. En uno de sus capítulos explica que la gente actúa según como la etiquetemos. Si a una persona le decimos que es inteligente, actuará como una persona inteligente; si a una persona le decimos que es un bruto, actuará como un bruto. Digamos que nos comportamos como se espera que nos comportemos en cada momento.

Así, cuando llamamos borregos a los borregos, no hacemos más que confirmar su borreguismo. Estas personas se comportarán como esperamos que se comporten, es decir, como borregos. Es fácil comprobarlo en muchas discusiones absurdas en comentarios en internet, cada cual asume un rol según como se espera en la conversación.

Eso hace que los borregos se empecinen en cumplir su rol, y se empeñen en no dejar de serlo. Para ellos, defender a sus amos, a sus pastores, es cosa de vida o muerte. No existe ningún argumento que pueda convencerles de lo contrario.

Entonces, si la idea es que esta gran parte de la población se dé cuenta de que están actuando como borregos se supone que deberíamos cambiar la etiqueta de como nos dirigimos a ellos. Siguiendo esta premisa, tendríamos que dejar de llamarles borregos.

El problema es que, entonces, entraríamos en el hecho de que estaríamos manipulándoles, porque les estaríamos dirigiendo de la misma forma que sus amos. Ya sé, parece algo rebuscado.

El hecho es que para que una persona deje de ser un borrego tiene que darse cuenta por sí misma de que los es, y tiene que decidir por sí misma que quiere dejar de serlo. El resto que estamos “despiertos” no podemos más que mostrarles que hay un camino diferente, pero nunca inducirles a que lo recorran. Es algo muy sutil pero, si no lo hiciéramos así, caeríamos en la trampa de los que se creen que saben más que los demás. Podemos orientar, pero nunca dirigir.

Por lo tanto, mi conclusión es que no debemos caer en el paternalismo. Un borrego es un borrego, y punto. Y así es como hay que llamarle.

Cierto que de esta manera no haremos muchos amigos, pasará mucho tiempo, y no lograremos que toda esta gran parte de la población se dé cuenta de que está en un rebaño en el que es imposible que puedan desarrollarse como seres completos; pero nadie dijo que el camino sería fácil.

No hay respuestas fáciles, y la única manera de apartarse del rebaño es por una decisión individual independiente, aceptando las cosas tal como son. Cualquier otra forma sí que sería contraproducente.

¡Buuueeenos días, Yemen!

image

“Certificados de muerte gratis están cayendo sobre los residentes de la ciudad de Sanaa al ser atacado un depósito de misiles/artillería hace una hora.”

Ammar Al-Aulaqi (@ammar82):
Free death certificates are falling on Sanaa city residents as a missiles/artillery depot was hit an hour ago. #Yemen http://pic.twitter.com/4iPCVQoUU9

http://twitter.com/ammar82/status/642184942034776064

“Esta mañana, nos despertamos con grandes explosiones después de que ataques aéreos dieran en depósitos de municiones OTRA VEZ. Ciertamente que los Saudíes están salvando Yemen.”

Hisham Al-Omeisy (@omeisy):
This morning, we woke up to big explosions after airstrikes hit munitions depos AGAIN. Saudi saving is indeed #Yemen https://twitter.com/ammar82/status/642178227792969728

http://twitter.com/omeisy/status/642228946063388673