Hasta los mismísimos de YouTube

Y ahora YouTube me desmonetiza mi último vídeo porque les sale de los mismísimos, supongo…

Tras un día entero que mi último vídeo estaba perfectamente monetizado, esta desmonetización no creo que se deba a un error de la AI de YouTube, sino parece premeditada y con alevosía. En todo caso la he recurrido, como siempre.

Por mucho que se excusen con la AI y sus algoritmos, la evidencia demuestra que a YouTube no le gustan ciertos canales por motivos ideológicos, y desmonetizar las primeras horas es destruir los canales medianos y pequeños, porque esos centavos son preciosos a fin de mes.

Por ejemplo, en abril he ganado lo mismo que en marzo, incluso habiendo subido el número de subscriptores en más de 900, cosa que, comparado con los otros meses, ha estado muy bien, porque es un dato de que mi canal es apreciado, aunque no se corresponda en visualizaciones.

Como he dicho, ya he pedido la revisión, pero el mal ya está hecho. No sólo mis vídeos nuevos los ve menos del 1% de los subscriptores de mi canal sino que YouTube hace todo lo posible para que no gane casi nada. Este próximo 11 de mayo mi canal cumplirá 11 años, ¿es hora de replanteármelo? No sé, sólo es una reflexión en voz alta.

Cada día pienso que para qué continuar. No hago más que exponerme, y pasa el tiempo y no me compensa; siempre cada avance que consigo en mi lucha acaba siendo destruído y vuelvo a las casillas de salida. Llega un punto en que el hartazgo es máximo.

Sí, YouTube sabe que tienen todas las de ganar, porque es un ataque psicológico constante; ellos son una megacorporación y yo sólo soy un individuo sin ningún tipo de protección más que mi cabezonería en continuar. Saben que estoy en el lado perdedor de la lucha. Y saben que yo también lo sé.

Y así siguen las cosas.

Fortalezas y debilidades

Respecto al Asunto YouTube, la solución es sencilla…

Es un hecho que mis vídeos interesan a su audiencia, por lo que tengo que seguir haciendo los vídeos a mi estilo y contando lo que cuento.

Por otro lado, también es un hecho que entre mis 1.200 o así vídeos ya publicados y monetizados, hay muchos del principio que tuvieron pocas visualizaciones porque mi canal era pequeñísimo por entonces.

Puesto que el problema radica en la escasez de visualizaciones respecto a la base de subscriptores, la solución es aumentar los lugares de distribución de los vídeos, mientras sigue aumentando el número de subscriptores.

Así pues, la sencilla solución es ir compartiendo mis vídeos antiguos en todo lugar donde estos años he ido cultivando un seguimiento interesado en mi labor, dígase «redes sociales«, «listas de correo» o «blogs«.

La idea es compartir al menos un vídeo diario en esos lugares, atrayendo más visualizaciones. Y ser constante en el plan.

Así que, menos planear y más hacer… ¡manos a la obra!

Ataque mortal a la central de YouTube

Una YouTuber ha asaltado la central de YouTube, ha causado varios heridos con arma de fuego y luego se ha suicidado.

¿Su justificación? Que la desmonetización la estaba censurando.

¿A qué me sonará esto? 🤔

Me da en la nariz que la respuesta de YouTube será justo la contraria de la que debería ser: más censura.

Seguimos para bingo

Acabo de darme cuenta de que YofuTube me ha desmonetizado mi último vídeo publicado.

Lo he enviado a revisión manual.

También, ¿sólo 1556 visualizaciones en 2 días?

Por favor, si eres un subscriptor de mi canal de YouTube, eso no es suficiente, activa la campanita para recibir notificaciones de mis nuevos vídeos. Gracias.

Pues eso.

Y 5 horas después…

Remonetizado, como no podía ser de otra manera.

YouTube lo pone todavía más difícil a los canales pequeños

He recibido este correo de YouTube respecto a mi canal Oroparatodos, que traduzco…

Oro para todos, 

Hoy anunciamos cambios en el Programa de Socios de YouTube (YPP). Si bien nuestro objetivo sigue siendo mantener el YPP abierto a tantos canales como sea posible, reconocemos que necesitamos más protecciones para proteger los ingresos de los creadores en todo el ecosistema de YouTube.

Lo que está cambiando 

En virtud de los nuevos requisitos de elegibilidad anunciados hoy, su canal de YouTube, Oro para todos, ya no es elegible para la monetización porque no cumple con el nuevo umbral de 4.000 horas de tiempo de reproducción en los últimos 12 meses y 1.000 suscriptores. Como resultado, su canal perderá acceso a todas las herramientas y características de monetización asociadas con el Programa de Socios de YouTube el 20 de febrero de 2018, a menos que supere este límite en los próximos 30 días. Por consiguiente, este correo electrónico avisa con 30 días de anticipación que los términos de su Programa de Socios de YouTube han finalizado.

Uno de los valores fundamentales de YouTube es brindar a todos la oportunidad de ganar dinero con un canal próspero. Los creadores que aún no han alcanzado este nuevo umbral pueden seguir beneficiándose de nuestra Academia de creadores, nuestro Centro de ayuda y todos los recursos del Sitio del creador para hacer crecer sus canales. Una vez que su canal alcance el nuevo umbral, se revisará para asegurarse de que cumpla con nuestras políticas y directrices, y de ser así, la monetización se volverá a habilitar.

El equipo de YouTube.

¿En qué me afecta esta nueva normativa? Pues, básicamente, en nada porque el canal de Oroparatodos lo utilizo para atraer nuevos ahorradores de oro a Karatbars. Y mi canal principal ya tiene más de 40.000 subscriptores.

Sin embargo, lo ponen más difícil a los nuevos canales porque… tienen que esforzarse en ser canales interesantes.

Lo cierto es que cuando comencé en YouTube había una norma parecida y no me activaron la monetización hasta alcanzar un número determinado de requisitos. Más tarde, YouTube convirtió la monetización en algo universal.

Así que, no veo mal del todo que vuelvan a restringir el sistema de monetización. Quien valga no tendrá problemas en alcanzar los requisitos, y quien no, pues no. ¿No se llama a esto meritocracia?

Esta normativa es diferente a que desmoneticen un vídeo en base a la ideología del contenido. Ahí es donde YouTube tiene que volver a sus principios originales.