YouTube me ha destruido

Ya es oficial, todo está fuera de mi control. Ya no importa lo que haga o deje de hacer, o cuánto me esfuerce.

El algoritmo de YouTube me ha machacado:

Las visualizaciones de mis vídeos en los últimos 28 días han bajado un 51% de golpe…

Los minutos vistos han bajado un 45%…

Los nuevos subscriptores son ya casi una rareza, además de que comienzan a haber días en negativo…

Los nuevos vídeos no alcanzan mucho más del 2% de audiencia de los más de 53.000 subscriptores de mi canal…

Alguien sin conocimiento podría decir que es que mis vídeos ya no interesan, pero no es así, porque de quienes ven mis vídeos, les gusta al 94% que dan su opinión…

Un dato preciso para entender por qué afirmo que es culpa del algoritmo es éste…

Cuando la cosa iba más o menos “normal“, el tiempo de visualización de los no subscritos rondaba el 80%. ¿Qué significa esto? Que mis vídeos eran descubiertos por nuevos visualizadores porque eran recomendados por el algoritmo o aparecían en las búsquedas. Ahora eso ya casi no sucede.

Y, por supuesto, pronto, a este paso, no llegaré ni al mínimo de cobro mensual, que son unos míseros 70€.

¿Y qué voy a hacer? Seguiré creando nuevos vìdeos porque tengo todavía una larga lista de ideas pendientes. Sin embargo, mi flujo de efectivo está por los mínimos y no sé cuánto tiempo me queda ¿meses? ¿semanas? ¿días? ¿horas? ¿minutos? ¿segundos?

Doce años, doce años esforzándome para nada. Pesadumbre nivel 1.000% 😔

Es hora de dejar de engañarme. YouTube gana, es game over para mí, aunque aguante como un espíritu en pena.

Mis enemigos ya pueden tirar cohetes, se los merecen a pulso.

Mi canal de Youtube en caída libre

19/05/2018…

21/07/2018…

Y acelerándose en los últimos días:

16/07/2018…

19/07/2018…

21/07/2018 (dos días sin nuevos subscriptores)…

Quiero felicitar a todos los que me han difamado y atacado, que en realidad han sido pocos pero efectivos, sobre todo dando puñaladas traperas por la espalda de manera cobarde, por conseguir su objetivo y quitarme de enmedio.

¿Qué voy a hacer al respecto?

Nada.

La tendencia es clara e invariable.

Así que…

Seguiré haciendo vídeos y seguiré subiéndolos a YouTube.

Seguiré hablando de los temas de los que siempre hablo.

Seguiré disfrutando haciendo lo que me gusta.

Voy a seguir siendo yo mismo y actuando de la misma forma y, como ya se sabe, así no lograré resultados distintos.

En este momento estoy rozando no llegar ni al mínimo pago mensual, cosa que no me ocurría desde que tenía más o menos 5.000 subscriptores o así.

Y ahora tengo 44.368.

Todos estos años y todo mi esfuerzo para nada.

Gracias mundo.

A disfrutadlo.

Yo sigo a la mía.

Eso no vais a poder cambiarlo.

Es a causa de la calor

No es cosa de ahora.

Me ocurre cada vez que la temperatura supera los treinta.

Mi mente se pone en pausa automáticamente.

Dejo de tener ganas de nada.

Pero parece que con la edad se me amplía el dejar de tener ganas de nada.

Tampoco mi cuerpo funciona como era joven.

Ya soy un cuarentón.

Me queda menos tiempo del que ya viví, estadísticamente.

Aunque es un aspecto de mi cuerpo hipotérmico.

Mi cuerpo no está diseñado para el verano.

Así de sencillo.

Quizás, cuando reúna el dinero suficiente iré saltando de lugar en lugar que no supere los veinticinco grados.

La primavera y el otoño son mis temporadas ideales.

Es una cuestión física.

No soy yo, es a causa de la calor.

Pero es una excusa como otra cualquiera, claro.

Es mi excusa de temporada.

Si sigo atrapado en este lugar, a partir de septiembre deberé arreglar los estropicios que estoy haciendo ahora a causa de la calor.

Paciencia.

Los Socialistas necesitan Capitalistas

Los socialistas necesitan capitalistas porque si no hay nadie que produzca no tendrían a nadie a quien robar.

Ni tendrían a nadie a quien culpar de su propio desastre.

Es una paradoja.

Y en Venezuela están sufriendo ahora mismo el gran error de haber destruido el tejido productivo como resultado de los años de expropiaciones…