El crímen sí paga

George H. W. Bush, miembro de Skull and Bones, de Yale

La ha palmado George H. W. Bush a los 94 años.

David Rockefeller la palmó a los 101, tras siete, cuéntalos, siete, transplantes de corazón.

No es una opinión, es un hecho: el crímen sí paga. Y fabulosamente bien.

Y no me refiero a los chorizos patéticos que se esfuerzan por cuatro lentejas. Me refiero a esta gentuza que causa la muerte de centenares de miles de individuos en su provecho.

Los llaman sionistas, los llaman satanistas. Pues bien, las evidencias son las evidencias: les funciona.

Y, además, lo de este George H. W. Bush ya le venía de familia, su padre, Prescott Bush, fue pillado enviando dinero a los nazis desde su banca privada en ¡plena Segunda Guerra Mundial! Vamos, qué lindeza.

Así que el hijo no se quedó atrás, participó en la conspiración que mató a JFK, fue jefe de la CIA, luego vicepresidente de los EEUU, luego presidente y, para más honra, colocó al inútil de su hijo, otro George, también como presidente. Fantástico.

Por supuesto, su muerte será alabada con honores, como un héroe que fue de la sociedad humana.

Dejémonos de tonterías, los hechos son los hechos. Este mundo, y esta sociedad humana, tienen lo que se merecen.

¿Sociedad humana? ¡Puaj!

Doy por hecha la “independencia” de Cataluña

image

Este señor de la foto se llamaba Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud, y se hizo millonario manipulando a la población estadounidense y mundial.

Fue, por ejemplo, el responsable de que estuviera bien visto que las mujeres fumaran, ayudando así a la industria tabacalera a captar la otra mitad de la población como clientes.

Tanto dinero ganó que en su época de máximo esplendor nadie era nadie en Nueva York si no era invitado a sus fiestas.

También, fue el que pagó el viaje de su tío que le permitió huir a Londres cuando los nazis se hicieron fuertes en Alemania y Austria.

En los años 20 del siglo pasado escribió un libro de imprescindible lectura llamado “Propaganda”, y entre sus seguidores estuvo precisamente Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda de Alemania.

Bernays fue también el que cambió el término de la propia profesión de los propagandistas a “relaciones públicas“, iniciando los cambios semánticos que han dado pie a la neolengua actual.

Hoy en día, manipular la mente humana es una ciencia exacta, y se puede empujar a la masa de una manera perfecta hacia el objetivo del manipulador.

¿Se secesionará Cataluña de España? Es muy probable. ¿Será Cataluña un país independiente y soberano? En el panorama occidental actual, en absoluto. ¿Estará el resto de España lo suficientemente debilitada para caer en las garras de los buitres? Por supuesto.

La pregunta ante cualquier crimen siempre es: ¿a quién beneficia?

¿Por qué se está mintiendo y manipulando por igual a unionistas como a independentistas? ¿Cuál es la agenda de los que están manipulando a la masa insospechada?

Pronto saldremos de dudas. Mientras, los aprendices de brujo siguen disfrutando de la vida en sus yates y clubs exclusivos, estando por encima del bien y del mal, y no sintiéndose parte de ningún país más que el de sus intereses.

¿Qué tiempos son estos en los que los asesinos graban en vídeo sus asesinatos?

image

El caso es que estamos en unos tiempos muy extraños en los que los asesinos graban ellos mismos sus asesinatos.

Está claro que no hay límites a la depravación humana.

Como ejemplo el asesinato en una conexión en directo de una entrevistadora y un cameraman estadounidenses.

En las imágenes en directo se ve cómo la presentadora grita y huye mientras la cámara cae. Ahí se corta la conexión y luego sabemos que ella y su compañero han sido asesinados, mientras que la persona entrevistada sobrevive.

Luego, los medios difunden una imagen movida del asesino captada por la cámara caída.

Hasta ahí es un suceso terrible y deleznable, como cualquier otro asesinato.

Pero es que más tarde sale a la luz el vídeo grabado por el propio asesino del momento del asesinato.

Es para quedarse sin palabras.

En el vídeo, que puede verse en youtube, el asesino se acerca con sigilo por detrás del cámara y dispara directamente a la mujer entrevistadora, que conienza a huir. Luego, todo se vuelve negro mientras se oyen gritos.

¿Es ésta la ventaja del siglo tecnológico que vivimos?

Creo que prefiero volver a la época de los gravados. Habían asesinatos, pero los asesinos no se vanagloriaban de esta asquerosa manera.

http://actualidad.rt.com/actualidad/184189-mata-periodistas-virginia-publicar-twitter-videos

Y actualizo porque confirman que el asesino se ha suicidado…

http://actualidad.rt.com/actualidad/184190-asesino-periodistas-virginia-suicidarse