El socialismo es la ideología de los tarados mentales

En este mundo hay individuos humanos más inteligentes que otros.

Hay individuos incapaces de entender asuntos complejos y otros que tienen facilidad para desarrollarlos.

Sí, hay una completa desigualdad entre los individuos, si los comparamos, y el resultado es que hay unos individuos superiores a otros.

Es cómo funciona la naturaleza, el resultado de la evolución de la especie humana.

¿Que algunos se empeñan a llamar a esto ‘supremacismo’ para justificar sus carencias? Pues vale, a la naturaleza le da igual. Las cosas son como son.

Luego, el nivel de pensamiento de cada cual depende, como es evidente, de su inteligencia.

Y aquí llegamos al resultado del entendimiento. Porque del entendimiento procede la ideología.

En este mundo humano hay individuos que vuelan al espacio y otros que todavía circulan con taparrabos.

Hay individuos que son incapaces de sobrevivir fuera de un grupo, y hay individuos que no necesitan pertenecer a ningún grupo porque saben arreglárselas por sí mismos.

Los primeros se han estancado en la tribu, el pueblo. Son incapaces de ver más allá porque su inteligencia no va más allá.

En principio no tendría que pasar nada, porque la libertad es el respeto a la acción del prójimo.

Pero sí pasa, porque los colectivistas tienen esa manía de pensar que nadie puede salirse de su tribu, y que tienen que imponer su visión de las cosas, sobre todo violentamente, a quienes no concuerden con ellos.

Básicamente, odian el concepto de libertad, y odian a quien se sale con la suya fuera de su grupo.

Es un odio visceral, que procede de esa tara mental que los coloca en esa posición inferior. Es una característica de cualquier sabor de colectivismo, sea socialismo, comunismo, nazismo, fascismo, nacionalismo…

Y así estamos, con una minoría de individuos avanzados que tienen que lidiar con una mayoría de incapacitados mentales. Y la masa es muy poderosa porque no tiene límites en su maldad, tal como está demostrado en la Historia.

Qué le vamos a hacer.

¿Qué eres un colectivista y estás sulfurado con lo que has leído aquí? Tranquilo, no te molestes en comentar porque eres incapaz de articular un argumento plausible e inteligente.

No pasa nada. Cada cual es como le ha hecho la naturaleza. Tú por tu camino lleno de gente; y yo por mí camino vacío y solitario, escribiendo este tipo de cosas para que haga ‘click’ en ciertos cerebritos.

Sólo para molestar, jejejé, porque para un colectivista es impensable que alguien pueda escribir esto. Mentes limitadas.

Alerta comunista: Se ha creado la ‘Internacional Progresista’

¿Sabía usted que hoy nació oficialmente la Internacional Progresista, en una clara jugada de la izquierda internacional, aprovechándose de la pandemia del #Covid_19, para arreciar contra la libertad?

¿De dónde viene? ¿Quiénes la crearon? ¿Qué es?

Veamos…

Lo primero es que al entrar en su sitio web, nos encontramos con esta imagen. Como si ya el 2020 no fuera lo suficientemente traumático, se anuncian en medio de la pandemia como la salvación.

Muy mal augurio…No es un secreto que la izquierda mundial intenta reinventarse después de la mala reputación que les ha dejado el régimen venezolano y otras tantas cosas. Bajo la bandera del progresismo, pretenden relanzarse con nueva imagen.

Tal parece que la Internacional Socialista no parece ser el espacio que reúna a fuerzas políticas que promueven la izquierda, pero que no quieren nada con lo tradicional por sus resultados. Ahora, pretenden atraer jóvenes bajo la moda progresista.


Esto no es nuevo. Ya denunciábamos el año pasado el nacimiento del Grupo de Puebla, relanzamiento del Foro de Sao Paulo “más chic”. América Latina a la medida del progresismo. Veremos que hay figuras del grupo en esta internacional.


¿De dónde nace la Internacional Progresista?


Principal promotor es el Instituto Sanders, creado por esposa e hijo de Bernie Sanders, y DiEM25 (Democracy in Europe Movement 2025), movimiento político proeuropeo que busca “democratización” de instituciones europeas desde izquierda.

El Instituto Sanders tiene agenda progresista. Entre sus miembros destaca Danny Glover, el mismo que le sacó plata al chavismo. DiEM25 fue creado por Yanis Varoufakis, exministro de finanzas de Tsipras, el exprimer ministro socialista griego. Ah, y es apoyado por Žižek.

Ambos grupos, uno desde el ámbito de los think tanks y el otro desde el ámbito político/social,buscan posicionar temas “progresistas”, que no son otra cosa que renovación de políticas de izquierda, criticando modelo liberal y posicionando matrices de opinión + aspiración de poder.

En noviembre de 2018, ambas instituciones lanzaron un comunicado conjunto llamado “Es hora de que los progresistas del mundo se unan“, nada distinto al “¡Proletarios del mundo, uníos!”, del Manifiesto Comunista.


¿Qué es entonces la Internacional Progresista? 


Durante su lanzamiento afirman que “el fin de la historia prometía paz y prosperidad global. En cambio, destruyó comunidades, empobreció trabajadores y llevó nuestro medio ambiente al borde del colapso.”

https://youtu.be/2jcRtN6RUCU
Sostienen que “al alimentarse del descontento, red de facciones de derecha se está extendiendo a través de fronteras, trabajando para erosionar derechos humanos, silenciar la disidencia y promover la intolerancia.” El mismo guión del Grupo de Puebla y lo que hace la izquierda.

Similar a lo que promueve el Grupo de Puebla, este internacional busca enfrentar a lo que llaman “la derecha conservadora” y profundizar la igualdad y la justicia social. Se olvidan de los resultados que la izquierda ha generado en la historia de la humanidad: pobreza y muerte.

¿Quiénes conforman la Internacional Progresista?


Tienen un gabinete, un secretariado y un consejo. El más importante es el último. En él destacan figuras como Rafael Correa (Ecuador), Fernando Haddad (Brasil) y kirchnerismo y actuales ministros de Alberto Fernández (Argentina).

También figura el excanciller de Lula, Celso Amorim, y el exvicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera. Todas son figuras vinculadas a la izquierda regional, y al PT concretamente en Brasil, entre otros. Hay una alineación con el Grupo de Puebla.

Además, hay múltiples intelectuales, académicos y políticos de buena parte del mundo, con una agenda de izquierda y que han buscado agitar desde la opinión pública un renacimiento de esas ideas. Destacan Noam Chomsky, por ejemplo, Naomi Klein y la primera ministra de Islandia.

Un paréntesis: Curiosamente no hay nadie de Venezuela.

Ya veremos cuál o cuáles partidos, bajo bandera progresista, se unen…

Continuemos.

Pero lo más interesante -y preocupante- lo que aspiran. Por un lado, se plantean ser un movimiento que apoye a activistas de todo el mundo, a través de herramientas, capacitaciones y reuniones. Buscan movilizar a la izquierda progresista.


Además, están diseñando un plan para transformar las instituciones que impactan sobre nuestras vidas, comunidades y planeta. Buscan articular activistas, pensadores y personas para desarrollar un orden internacional progresista.


Incluso se plantean ser una agencia a través de una coalición de medios de comunicación progresistas para difundir historias y perspectivas. A diario comparten notas de estos medios. Por cierto, entre ellos @openDemocracy, de George Soros…


En esa lista de medios figuran varios de América Latina, pero también de todo el mundo. Todos critican a gobiernos “de derecha”, buscan posicionar a la izquierda en la opinión pública y tienen una clara agenda que promociona liderazgos izquierdistas.

No es casual que sean estos medios y blogs los que estén en permanente ataque a Bolsonaro en Brasil, Piñera en Chile, Trump en Estados Unidos y a otros, o estén alabando a Cuba, México y Argentina. Como el Grupo de Puebla, vienen a reacomodar a la izquierda global.

Un elemento de gravedad es una de las campañas que desde ya promueven y por la cual decimos que se aprovechan de la pandemia: buscan agitar a inquilinos para se defiendan de los propietarios frente a cobros.

Jamás hablan de respeto a la propiedad privada.

La campaña se llama “construyendo el poder de los inquilinos durante el #Covid_19”, valiéndose de la “crisis de las rentas” para proteger a los inquilinos y atacar a los propietarios. Una clara afrenta a la propiedad privada y un causal de revueltas, algo que les encanta.


No olvidemos que detrás de las protestas y revueltas en América Latina estaban estos mismos grupos, valiéndose de demandas legítimas para infiltrar, agitar y destruir ciudades mientras buscaban desestabilizar gobiernos. Nada nuevo.

Se podría entender la emergencia y que se tomen medidas que flexibilicen pagos, pero de eso a pretender que vecinos se organicen para no pagar o tomar propiedades, es vandálico. Siempre buscan conflicto. Hasta tienen guía para organizarse y están reclutando líderes de inquilinos.

¿Qué aspira la Internacional Progresista?


Un mundo democrático, descolonizado, justo, igualitario, liberado, solidario, sostenible, ecológico, pacífico, post-capitalista, próspero y plural. Ni una sola mención a la palabra libertad; buscan “liberar” desde la igualdad.


Está claro que este movimiento nace en medio de la pandemia para aprovecharse de la situación, para achacar todas las culpas al modelo capitalista y pro-libertad y hacerse del poder desde las revueltas, el descontento social agitados por ellos y el populismo.

Se han armado de figuras, organizaciones y medios para avanzar en ese propósito. Habrá que estar atentos a quiénes más se le unen,pero su propósito está claro. Buscan alterar el orden actual, justificar populismos y volver bajo el internacionalismo que esa izquierda siempre clama.

Su propósito inmediato parece claro: lograr que Donald Trump pierda la reelección en Estados Unidos y obtener la joya de la corona. En el caso de América Latina, con Correa, Fernández y Haddad, buscan propiciar las derrotas de Jair Bolsonaro, Lenín Moreno, entre otros.

Se valen del manejo de la crisis del #Covid_19 para justificar tales acciones que lleven al final a gobiernos que llaman “de derecha”. Hipócritamente, omiten hablar de Nicaragua, Cuba, Venezuela y cómo condenan a sus ciudadanos en medio del virus.

En septiembre buscan celebrar su congreso en Reikiavik, la capital islandesa, que estará organizado por el partido de la primera ministra, el Movimiento de Izquierda-Verde. Allí se articulará el trabajo del año 2021.

La plataforma estará financiada exclusivamente con donaciones y aportes de miembros. La organización no permite financiación ni participación de lobbies y algunas empresas. Pero no así de gobiernos, algo de lo que lo estos movimientos, como el Foro de Sao Paulo, se ha beneficiado.

Esa izquierda hipócrita y ambiciosa cierra filas para reorganizarse. Viene dando pasos agigantados, en nuestra región con el Grupo de Puebla, pero también a nivel mundial. Hoy, más que nunca, quienes defendemos la libertad debemos organizarnos.

Los enemigos de la libertad no descansan. Hoy se suma uno más: La Internacional Progresista.

Visiten su página web y sabrán más:
progressive.international

Y en Twitter: @ProgIntl

#ProgressiveInternational.

Pedro A. Urruchurtu

Mis primeros 4 memes de 2020

Usando imágenes que encontré en la red, se me ocurrieron estos memes…

Sobre el gobierno comunista en España.

Sobre la pujante subida del oro.

Sobre cómo occidente siempre acaba triunfando.

Sobre por qué hay que acabar con la teocracia iraní.

Han sido mis primeros memes de 2020. Sé libre de compartirlos, si te gustan.

¿Está el Grupo de Puebla tras los disturbios en Ecuador, Chile y Barcelona?

¿Ha escuchado usted sobre el “Grupo de Puebla”? Preste atención a este hilo y entenderá por qué mucho de lo que está pasando en Iberoamérica bajo pretexto de “protestas sociales”, tiene interés muy oscuro por detrás: Acabar con el Grupo de Lima/Desestabilizar a la región.

El “Grupo de Puebla” nace en julio de 2019 en esa ciudad mexicana, pocos días antes del XXV encuentro del Foro de Sao Paulo en Caracas, como un “encuentro de líderes progresistas”, reuniendo a izquierdistas de más de 10 países de LatAm y España bajo el lema “ProgresivaMente”.

Entre sus fines está el diseño de propuestas progresistas basadas en valores democráticos, estado de derecho, redistribución de riqueza, inclusión social, cambio climático, siendo un “espacio de coordinación política” para generar cambios sociales, sin partidos, pero con líderes.

La motivación del encuentro fue la discutir sobre progresismo y cómo evitar que la derecha conservadora siga ganando espacios en la región. Su declaración final acordó construir un proyecto común para la región que logre una sociedad más justa e igualitaria.

Además, reafirmaron su vocación por el diálogo y por la paz, siendo las únicas salidas posibles para Venezuela, mientras rechazaron la “persecución” contra Lula Da Silva, entre otros. Han emitido varias declaraciones en esa dirección.

Casualmente se han pronunciado contra Duque, contra Bolsonaro, contra Lenín Moreno y han rechazado la invocación/activación del TIAR en el conflicto venezolano. ¿Casualidad? Su línea va directo contra el Grupo de Lima y el bloque democrático en la OEA. Su fin es acabarlos.

¿Quiere saber quiénes lo conforman? Zapatero, Insulza, Samper, Haddad, Fernández (candidato presidencial argentino), dirigentes cercanos a López Obrador, Tabaré Vásquez, Lula, Dilma, Correa, Leonel Fernández, Fernando Lugo, entre otros. Son 30 “líderes progresistas” de 10 países.

¿Por qué referirse a este grupo y también mencionar al Foro de Sao Paulo? Porque ya muchos lo perciben como la sustitución del foro o el refrescamiento del mismo, replanteándose el modelo de poder en toda la región para preparar el retorno de la izquierda. ¿Cómo? Destruyendo.

“Casualmente” se reúnen 10 días antes de reunión Foro de Sao Paulo que se realizó en Caracas y, desde entonces, ha comenzado una ola desestabilizadora contra gobiernos que han cambiado su rumbo a políticas de liberalización económica, mientras se escudan en “protestas sociales”.

Pero además este grupo ha creado el Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD), para replantearse la justicia social y el rol del estado de derecho, cubriendo de “persecución” los procesos abiertos contra dirigentes corruptos,muchos vinculados a la trama Odebrecht.

Basicamente el rol de este Consejo es el de defender el mundo al revés: quienes en realidad han reprimido a través de regímenes como el venezolano, son victimizados, para así señalar a “la derecha” de represora. Tienen todo: medios, instituciones, líderes, partidos.

¿Lo más grave? Preparan encuentros en Argentina y Chile, para hacer seguimiento. Está muy claro que tanto la reunión de Puebla como la reunión Foro de Sao Paulo en Caracas, acordaron articular plan de sacudida regional contra gobiernos aliados a la causa democrática venezolana.

Fernández, de resultar electo presidente en Argentina, será líder del grupo y por eso convoca próxima reunión en su país. Así, retirará a Argentina del Grupo de Lima, asumirá posiciones de México/Uruguay en caso venezolano y representará a la nueva izquierda. Reinicio en el sur.

De ahí en adelante, el objetivo será acabar con el Grupo de Lima; desmantelarlo con nuevos gobiernos “progresistas” o incentivar más desestabilización. También buscarán arrebatarle la reelección a Secretaría General de la OEA a Almagro.

Todo está muy claro.

Tienen todo un sistema de medios propios (InfoNodal) y externos (RT, Telesur, etc.) listos para hacer su trabajo de reimpulso de la izquierda y del reacomodo de la región.

En tiempo de repliegue se han reorganizado, por no haberlos derrotado a tiempo, comenzando por Venezuela.

Si usted prefiere ignorar esto y creer que es una teoría conspirativa, puede hacerlo, pero no se queje cuando la región vuelva a estar sumida en un escenario dantesco, entre izquierdas y criminalidad disfrazada de progresismo, con un discurso renovado contra el “neoliberalismo”.

No entender que todo lo que ocurre a esta hora en la región es un plan orquestado y articulado para socavar las bases de la democracia, es terminar entregándole la región a quienes quieren destruirla, incluyendo a España.

Bogotá, Quito, Barcelona, Santiago… apenas el comienzo.

La articulación es evidente. Si quieren saber más, visiten progresivamente.org (nombre macabro, por cierto: destrucción progresiva).

No más preguntas, señor juez.

Y si usted quiere seguir creyendo que esto es un juego en el que Caracas y La Habana poco o nada tienen que ver, recuerde que, por ejemplo, Rafael Correa ha estado operando desde Venezuela para desestabilizar Ecuador.

Nada es casualidad. Caos a control remoto.

Por último, si todavía cree que esto no puede ser posible, consulte en internet la última gira que hizo Alberto Fernández, de Argentina, después de ganar las PASO y vea qué países visitó.

Hasta España llegó…


Texto e imágenes de @Urruchurtu

¡Ufff! ¡Qué susto! El intento de un gobierno central español comunista fracasa

Escribo esto minutos después de que el candidato Pedro Sánchez haya perdido de nuevo la votación de investidura para ser proclamado Presidente del gobierno del Reino de España. Una votación que le hubiera sido victoriosa si le hubieran apoyado los comunistas bolivarianos. Y hay que dar gracias al Universo de que no haya sucedido.

¡De la que nos hemos salvado!

Repitamos en voz alta…

¡DE LA QUE NOS HEMOS SALVADO!

Al menos durante un mes más, porque todavía podrían ponerse de acuerdo en agosto, pero cruzo los dedos.

Por supuesto, en mi ámbito personal hago todo lo posible para no depender ni del estado ni de los dioses. Mi obsesión es tener siempre agarradas las riendas de mi propia vida. Sin embargo, estando en esta plantación de esclavos, un gobierno comunista hubiera alterado sí o sí mi forma de vivir.

Al principio, quizás no sería aparente, pero el objetivo de esa gente podemita es destruir todo lo que se les ponga por delante. Al estilo de los gobiernos cubanos y venezolanos.

Esta gente suele atacar a los países ricos para chuparles la sangre, como las viles sanguijuelas que son, hasta dejarlos secos. Las evidencias son históricas y presentes.

Ciertamente hay que respetar las ideologías ajenas, pero hasta cierto límite. Hay momentos en las que no hay que dejar margen a la pura criminalidad. Cuando la amenaza es tan obvia, cuando la amenaza ha sido ejecutada en otros lugares del mundo, cuando tantos millones de individuos han sufrido los desastres causados por esta gente, no hay lugar a las dudas.

Estos son los límites de la democracia, que los que totalitarios la aprovechan para imponer su totalitarismo. Décadas tras décadas, pese a los precedentes, millones de ilusos continúan cayendo en la trampa de los criminales con el argumento de “esto no puede ocurrir aquí“. Lo dijeron en Rusia en 1917, en Cuba en 1959, en Venezuela en 1998. La siguiente iba a ser en España en 2019. Casi.

¡Buff! ¡Qué susto!

Pero no todo está cerrado. Todavía podrían recomponerse los amos de la manipulación y podrían darnos el susto. Hay que estar alerta.

Siempre es mejor este gobierno transitorio ad infinitum, estos presupuestos de hace tres años que se renueven automáticamente, que lo que nos venía encima.

He puesto un rato la televisión en abierto, y en Cuatro estaban dando justo el discurso contrario de lo que estoy escribiendo aquí. Por supuesto, en este momento tienen todo el derecho a expresarse como les guste, porque en un gobierno comunista ellos seguirían expresándose así pero dudo que yo pudiera expresar lo contrario como en este escrito. Ahí está la diferencia, como diría Cantinflas.

En una curiosidad, de los discursos de este pasado lunes, tengo que confesar y con sorpresa que el que más me encantó fue el de Vox. Sí, el de los nacionalistas españoles más acérrimos. Estoy todavía en shock. Porque, quitándole el tufo patriotero, tras las ñoñerías victimistas de los que hablaron justo antes, los bolivarianos, el discurso fue una bocanada de aire fresco. Un discurso que planteó temas que difícilmente se habían planteado abiertamente en el Congreso español. En un sitio como España donde se promueve el dogmatismo, el “estás conmigo o contra mí“, sé que parece extraño coincidir con quienes están obsesionados con implantar el castellano por la fuerza como única lengua en los territorios españoles, pero así es como están las cosas. Económicamente y socialmente están en el camino correcto, a mi parecer.

En fin, que nos hemos salvado por los pelos. En este lugar en el que escribo, que lo llaman Cinturón Rojo de Barcelona porque los socialistas llevan gobernando localmente cuarenta años, al menos este socialismo es un socialismo descafeinado que no ha acabado de ahogarnos, nos ha dejado un margen para poder respirar. Pero el comunismo bolivariano es ya otra cosa, un totalitarismo intransigente que nos provocaría tener que combatirlo desde el inicio para poder atajarlo lo antes posible.

Se esconden llamándose progresistas. Engañarán a muchos, pero no a este menda.

Ha sido un susto que no podemos permitir que se repita. Porque la mala gente siempre va en serio. No ha sido una broma. Ojo avizor.