La película que los peronistas no quieren que veas

Después del Silencio” es una película argentina de 1956, un año después del derrocamiento de Juan Domingo Perón, filmada para denunciar los crímenes peronistas.

Como recordatorio, en 1955 la armada argentina tuvo que bombardear Buenos Aires, causando más de 300 muertos, para sacar a Perón del poder. Lástima que ahora este tipo de acciones sean mal vistas, pero a Argentina ya no le quedan casi opciones con la población cegada por su ignorancia.

Puesto que parece que los herederos del peronismo van a volver a tomar las riendas del gobierno de Argentina, es el momento de ver esta película.

Al colectivismo ni agua.

Mis reflexiones de hoy, domingo 9 diciembre 2018

Las reflexiones que he publicado en https://gab.com/jmgoig

En vez de luchar por eliminar a los parásitos, la plebe lo que quiere es ser también un parásito.

Los esclavos no quieren dejar de ser esclavos. Sólo quieren que sus amos no les aprieten tanto sus cadenas.

A río revuelto, ganancias de pescadores. A ver quiénes salen como líderes indiscutibles de las revueltas francesas. Algo así como apareció la Colau en Barcelona tras el 15M. Algo así como saltar de la sartén para caer en el fuego.

Mientras, en Sudáfrica ha sido aprobada la enmienda constitucional que permite al estado expropiar las granjas de los granjeros blancos sin compensación. Puro racismo institucionalizado.

Los Chalecos Amarillos dicen que no tienen líderes, así que no sé de dónde han salido estas 25 propuestas. Está claro que se niegan a abandonar el estado colectivista y quieren volver a la Francia de Charles De Gaulle.

Mis reflexiones de hoy, domingo 8 diciembre 2018

Las reflexiones que he publicado hoy en https://gab.com/jmgoig

En vez de luchar por eliminar a los parásitos, la plebe lo que quiere es ser también un parásito.

Los esclavos no quieren dejar de ser esclavos. Sólo quieren que sus amos no les aprieten tanto sus cadenas.

A río revuelto, ganancias de pescadores. A ver quiénes salen como líderes indiscutibles de las revueltas francesas. Algo así como apareció la Colau en Barcelona tras el 15M. Algo así como saltar de la sartén para caer en el fuego.

Anuncio…

PicsArt_12-22-06.16.19.jpg

Gente patética del siglo XX

De verdad, a esta gente que aparece en este vídeo le faltaba como mínimo un tornillo. Qué patetismo. Tanto esfuerzo para un desfile delante de su líder supremo.

Lamentablemente, este patetismo es reproducible en todo lugar donde el colectivismo se haga fuerte y lave el cerebro a la masa voluble.

Supongo que éste es el nuevo normal

Sí, no te equivocas, esta pintada pone “LAS MARIKAS MATAMOS FASCISTAS“. Y el lugar en el que ayer fotografié esta pintada fue enfrente de la Font Mágica, una zona totalmente turística de Barcelona, cercana a la Plaza España.

Hemos llegado a un punto en el que la gente tarada puede dar rienda suelta a sus estupideces y, parece que están fomentadas por ciertos políticos progresistas – lo que ya se llama izquierda regresiva por sus tendencias totalitarias y autoritarias.

Lo cierto es que me da igual la opción sexual de la gente, pero darle a eso una importancia que no tiene es otra cosa. Por otra parte, ¿sabrán estas listillas quién fue Mussolini? ¿Sabrán estas listillas qué es el fascismo? Permitidme que lo dude.

Estoy en contra del fascismo, como de cualquier otro colectivismo, pero de ahí a amenazar con matarles hay un gran trecho. Un límite que han cruzado estas marikas, como así se llaman a sí mismas – y lo escribo en femenino tal como lo han escrito, aunque me temo que hay miembros masculinos en dicho grupo.

Supongo que éste es el nuevo normal. La gilipollez al poder, porque no puedo entender cómo el Ayuntamiento de Barcelona puede permitir que hayan este tipo de pintadas en un lugar turístico como en el que están pintadas. Y cómo puede permitir que hayan amenazas de muerte de un grupo hacia otro grupo de esta manera. Creía que el matismo de los años 30 del siglo pasado había desaparecido. Pero no, parece que lo que no tenía que volver, vuelve.

Así que, así estamos. Parece que Barcelona se está convirtiendo en una ciudad irrespirable, cosa que me temo fue el plan desde el principio de la gente que se cree que tiene el poder.

Para acabar, una vez me encontré a Ada Colau, la actual alcalde de Barcelona, en una manifestación. Eran otros tiempos, cuando decía por activa y por pasiva que nunca se pasaría a la política…