Hoy sábado, se reemprende el espectáculo en París

Imagen del espectáculo del sábado pasado en París

El sábado pasado, me recosté cómodamente en mi sofá para contemplar el espectáculo televisivo de París, retransmitido, por supuesto, por canales rusos por YouTube. Claro, porque a los rusos les interesa este caos en Europa pero, ése es otro tema.

Y hoy, sábado, está preparada la siguiente escena, a ser posible superior a la anterior. Con más pasión y fuego y emoción.

Al fin y al cabo, el gobierno francés dice que ha desplegado a 89.000 policías contra las manifestaciones de hoy. La clave está en ver en dónde recae la lealtad de estos policías. En su gobierno o en sus conciudadanos.

Y, por supuesto, la revuelta va de sábado en sábado porque los revolucionarios tienen que trabajar durante los días laborables. Qué niñitos más bien educados 😀

En todo caso, echando un vistazo a las exigencias de los Chalecos Amarillos – sí, el amarillo es un color -, nos damos cuenta que la masa está totalmente colectivizada. Sus mentes son incapaces de ir a la raíz del problema, y se dedican a exigir demandas maquilladas del estado del bienestar.

Excepto las exigencias de que Francia salga de la UE y de la OTAN, el resto no son más que peticiones del esclavo a su amo para que no apriete tanto sus cadenas. No son exigencias de libertad, ni mucho menos.

En fin, que preparemos las palomitas de maíz para disfrutar de este nuevo capítulo de esta vistosa teleserie.

Las soluciones son siempre individuales, nunca colectivas.

Mirad catalanes, así es cómo se defiende una República

En la edad media europea, el término “catalán” era sinónimo de monstruo debido al exceso de violencia que ejercían sus mercenarios por doquier.

Hoy en día, el término “catalán” es sinónimo de pusilánime y cobarde debido a intentar independizar su República con lacitos amarillos, sonrisitas y unicornios de colores volantes. Vaya, el hazmerreir del mundo, a quienes nadie hace caso.

Mirad, catalanes, mirad cómo los franceses sí saben defender su República…

No digo más.