Una nueva mejora para este blog

Gracias a todos los que me habéis aportado vuestra generosidad estos dos pasados meses a través de paypal, este blog por fin ha consolidado su dominio.

Fíjate que su url ya no es una redirección de http://www.jmgoig.org a https://jmgoig.wordpress.com sino que aparece directamente https://jmgoig.org en una conexión segura https.

Realmente hacía tiempo que quería realizar este cambio, pero necesitaba una pequeña estabilidad en mis ingresos de paypal para realizarlo. Y repito, gracias a todos los que me habéis apoyado con paypal lo he podido hacer mediante una subscripción de pago anual a wordpress.com.

Sí, es un pequeño cambio para este blog, pero en la dirección correcta hacia delante.

No puedo evitar estar hoy contento por ello 😀

 

El día que cambia el mundo

Por fin se acabó la pesadilla del más pésimo, nefasto y negro período presidencial del Imperio Estadounidense. 

Parecía que era imposible superar al anterior criminal Bush, pero el criminal Obama lo ha hecho con creces. Ha lanzado 26.000 bombas al día, y aumentó los países destruídos de cuatro a siete. Además, ha logrado dividir a la sociedad occidental en extremos irreconciliables.

Está claro que el mundo es ahora un lugar peor que en 2008.

Ahora le toca a Trump – todavía no criminal. Pero no lo va a tener fácil para no unirse a los anteriores, puesto que estamos en una espiral de violencia, control y dictadura difícil de parar – si es que tiene alguna intención de pararla, cosa que no está nada clara.

Porque la élite sabe que al poner en marcha una espiral es ya casi para siempre, es prácticamente imparable. Y por eso lo hizo.

Pese a todo, ahora vamos a ser testigos, víctimas y partícipes, de un nuevo títere que dice no responder ante la élite, pero que tiene detrás a una facción de esa misma élite, en guerra consigo misma desde hace unos años.

Ya veremos cómo salimos de ésta.

Sí, el mundo cambia, pero es que el cambio es lo único que permanece. Siempre.

Más experimentos

Hay quienes dicen que los experimentos con gaseosa, pero ¿cómo se puede innnovar si no experimentamos? ¿Cómo podemos alcanzar nuevas metas si continuamos haciendo lo de siempre?

A partir de ahora este blog no permite los comentarios.

No es que los cierre porque los tema, porque no hay muchos comentarios, y los que hay, el 98% son positivos.

A partir de ahora para comentar, criticar y hacerme saber tu opinión tienes dos formas de hacerlo:

  1. Usando el formulario de contacto.
  2. Usando tu propio blog, enlazando al post al que te refieres.

Este nuevo experimento se une a la deshabilitación de los buscadores, y de los botones de compartir.

Parece que es como si quisiera quedarme solo, ¿no? Al contrario, todo escrito merece lectores además del autor. Sencillamente es una manera distinta de hacer las cosas.

No se puede ser diferente si se hace lo mismo que el resto, ¿verdad?

Tampoco temo a que dejes de leerme. Por ejemplo, este blog ha perdido dos suscriptores en estas últimas semanas. O en mi cuenta cerrada de Twitter hay 35 seguidores que no han aguantado lo que tuiteo en estos últimos tres meses. Eso está genial, es como una limpieza, y así quedamos los que tenemos que ser.

Así pues, seguiré experimentando y ajustando este espacio a mis cambios personales. Porque soy de los que aplican los conocimientos que voy adquiriendo.

Creer que uno ha de ser firme en una manera de pensar cuando descubre nuevos caminos que le afectan, me parece que es de atontados.

Sin aún no te has dado cuenta, este blog es extraordinario porque se sale de lo ordinario.Y tú como lector, también lo eres porque has elegido leerlo.

¡Experimentemos!