¡La solución!

Vaaale, es broma porque lo hago yo y no se me tomaría en serio.

Pero hace poco vi el documental Wild Wild Country y aluciné cómo de bien se lo montó Osho para tener miles de seguidores fieles millonarios dispuestos a regalarle hasta Rolls Royces y relojes con diamantes.

Sólo con su mente y su inteligencia hizo una fortuna. Aunque metió la pata en su aventura en EEUU, se lo montó genial.

Por cierto, me gusta el modelo Phantom de Rolls Royce, por si eres un billonario crédulo y quieres regalármelo… Vaaale es broma… ¡Por queeeeé! 😔

No, nada, que no sé montármelo genial como hizo Osho, vaya.

Aunque tengo que decir que este tipo, Osho, llegó a muchas conclusiones idénticas a las que llegué yo por mi cuenta antes de saber de su existencia. Alucino de lo buenas que son sus respuestas, que se pueden ver en vídeos subidos a YouTube.

¿Qué pasaría si acogiera a discípulos de pago como hizo Osho? Porque, al fin y al cabo, mi nivel filosófico no es muy diferente y podría abrir los ojos a muchos desorientados.

Pero yo soy anti-gurú y anti comunas y… ¡pero qué bien se lo montó este tal Osho! ¿Por qué tengo que ser como soy y no me hago gurú? ¿Quizás porque soy catalán y no indio? ¿Debería dejarme más larga mi barba? Mmm…

Pero está claro que a Osho no le llegaron cartas amenazándole con cortarle la luz porque ha acumulado tres meses de impago. Y del gas. Y del agua. Y del móvil. Y no tenía niños que alimentar. Es para pensárselo.

En fin…

Sigo con mi brainstorming.

Esto es lo que tengo que hacer

La fórmula del éxito hace años que se conoce, pero siempre me he negado a seguirla.

Porque, entonces, sería tan falso como la mayoría. Mmm… ¿Por qué no serlo si da resultado?

El caso es que he elegido el camino más difícil.

Porque, hagamos esta comparación…

Que 3.800 individuos vean mis vídeos diariamente me proporciona unos 6 dólares USA diarios, 180 dólares al mes.

Pero si me pusiera a pedir dinero en la calle, en un lugar concurrido, y 38 individuos me dieran 1 dólar cada uno diariamente, eso sería 1.140 dólares al mes. Y no tendría el peligro de exponerme ante el mundo.

Esa estúpida manía mía de querer conseguir mis ingresos a través de mi esfuerzo…

Definitivamente, sí, lo admito, soy tonto, qué le vamos a hacer.

Continuaré mi brainstorming, porque algo tiene que petar, esto no puede continuar así.