Esa estúpida envidia de los mediocres

image

Entiendo perfectamente lo que explica este artículo de El País sobre cómo la gente se esfuerza por no destacar por culpa de la envidia de los demás…

http://elpais.com/elpais/2013/05/17/eps/1368793042_628150.html

Porque yo he «sufrido» la envidia desde niño, tanto que a los 20 años deicidí no formar parte de esta sociedad. Durante años casi no salí de casa, y me dediqué a escribir mi obra poética y a dibujar.

Luego, a los 27 me vi forzado a buscar ingresos y tuve mi primer «trabajo».

Pero sigo destacando sin pretenderlo en lo que hago, sea lo que sea. Y sigo recibiendo ataques de envidiosos.

Pero ahora ya he madurado, y no me importa lo más mínimo porque estoy muy bien conmigo mismo. Igual que me da igual que se me tilde de «soberbio», «orgulloso», «con ego», etc.

Hago mi camino y a quien no le guste, no es mi problema. No estoy para esperarme por la mediocridad de los demás.

Así de claro, y lo dejo aquí escrito en público. Que se lo apunten mis biógrafos 😈

Te doy la bienvenida a esta nueva etapa de mi blog personal

image
Para evitar la crítica, no digas nada, no hagas nada, no seas nada

Hay momentos en los que sentimos que tenemos que adaptarnos a un nuevo entorno para avanzar, y siento que estoy en uno de esos momentos.

Y para plasmar esta nueva situación, no puedo más que adaptar mi blog personal, anteriormente «anti-blog».

Se acabó el hacer difícil su acceso y su lectura, es el momento de abrirlo a todas las personas que quieran apreciarlo.

Nunca he querido ser ni un líder ni un gurú, pero me he dado cuenta de que lo que sí puedo ser es un faro.

Espero que no se me considere pretencioso por ello, pues no lo he buscado conscientemente, pero he acabado por aceptar que estoy en una situación en la que muchas personas aprecian lo que escribo, lo que digo y lo que pienso.

Y les haría un mal servicio si continuara escondiendo, éste, el lugar donde me siento más cómodo para compartir mis pensamientos.

Sin embargo, estos cambios no van a ser más que en accesibilidad: voy a comenzar a manejar este blog de una forma más clásica, con títulos en los posts, con etiquetas, con categorías, compartiéndolo en las redes y escribiendo en la ortografía oficial.

Pero el contenido va a ser como siempre, siguiendo su espíritu: «lo que en otras partes no se atreven a decir, aquí es lo normal«.

Voy a seguir usando este lugar para escribir en el momento que se me ocurra algo, o me pase algo, compartiendo sucesos de forma inmediata, desde mi móvil, como siempre lo he hecho.

Así pues, estoy encantado de que estés ahí, y espero que sigas acompañándome en mi camino, también tu camino.

¡Vamos allá!