Más estupidez catalana NIVEL DIOS

En el tuit, con “Mas” se refieren al ex-presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas – para quien sea foráneo y no lo sepa.

Lo cierto es que esto es alucinante. Habiendo nacido catalán podrá parecer que me tiro piedras a mi propio tejado últimamente, pero es que hay cosas que superan cualquier sentido común – si es que hay sentido común.

Porque con Caixa de Solidaritat están hablando de una caja de solidaridad tipo crowdfunding que las asociaciones pro-independencia se montaron para salvar a los parásitos políticos supuestamente corruptos de las garras de la justicia española.

Supongo que la idea es: “Sí, son corruptos, pero son nuestros corruptos.” Y, además, pagar las multas y fianzas de la gente normal del lado correcto, detenidas por las fuerzas policiales españolas, para decir: “No solamente salvamos el culo a los políticos, a la gente normal, también.

Pero apartémonos de la propaganda, y miremos el asunto un poco de cerca. Frotémonos los ojos para darnos cuenta de lo que verdaderamente está ocurriendo: Hay gente que pone dinero de su bolsillo no sólo para salvar el culo de despreciables politicuchos aprovechados sino que ESTÁN REGALANDO SU DINERO A SU ENEMIGO.

Es que, vamos a ver dónde se ha visto esto. Están pagando multas y fianzas impuestas por los que quieren destruir el motivo que dicen defender. Están financiando las porras de las que luego se quejan que les pegan. ¡Vamos ya!

Es que es increíble. Pero tiene que ver con la victoria del marxismo cultural sobre unos cerebros lavados desde hace décadas. El supuesto seny catalán, que hace que muchos se crean más listos porque creen saber diseñar estrategias y estratagemas ultra-inteligentes, no es más que una fantasía creada para manipularles hasta el tuétano de sus huesos.

Vaya, pero esto ya viene de lejos. Recuerdo como las élites catalanas consiguierno miles y miles de trabajadores gratis -esclavos- para los Juegos Olímpicos de 1992. Los llamaban “voluntarios“. Por eso exactamente me negué a ser voluntario y participar en ese engaño, pese a que muchos de mis compañeros de clase del instituto de bachillerato sí se ofrecieron. Será que, de alguna manera, estoy vacunado desde niño para detectar este tipo de cosas.

Volviendo al asunto de la caja de solidaridad, neolengua buenista – porque los buenos nombres hacen que la propaganda sea efectiva -, el hecho de que la gente haya caído en esta trampa nos hace ver que en Cataluña la estupidez circula por niveles todavía no alcanzados en otras partes del planeta. Porque hay quienes se lo creen y lo defienden con argumentos pintorescos como: “¿Es que no eres solidario?“, que es como preguntar: “¿Cómo que no eres tan tonto como yo?“. ¿Alguien escucha, a lo lejos, las carcajadas de ciertos políticos catalanes como Artur Mas?

En Cataluña, las élites políticas – todas, las de las dos partes – saben muy bien que tienen un público tan voluble como para creerse cualquier cosa. Por una parte pueden hacer creer que el castellano se persigue, y por la otra parte hacer creer que independizarse es cuestión de llevar lacitos amarillos y sonreir. Y, así, los cerebritos del márketing manipulador pueden sacarse cosas como que los traicionados paguen las multas de los traidores. Seguramente, las dos partes tengan contratadas a las mismas empresas de márketing.

Una cosas sí. La situación es tan absurda que da para partirse de risa. Cataluña, ahora mismo, es el hazmerreir del mundo. Catalán es sinónimo de pusilánime en todos los idiomas.

Y así están las cosas por estos lares. Pero tranquilos, que podemos superarnos en la estupidez. Sabemos que podemos.

Tarados mentales

Cada día que pasa la gilipollez alcanza nuevos niveles.

La estupidez humana sobrepasa sus récords.

Hace unos días me llegó un correo de RENFE ofreciédome descuentos para viajar a Madrid y no perderme el #pride2017.

¿#pride2017? ¿Y eso que es?

Ah, ¿se refieren a una manifestación de gays y lesbianas? 

Ah… Pues haber empezado por ahí.

No, gracias, sigo queriendo a mi mujer.

Es más, tal como escribí en Twitter, “Orgulloso de, con mi mujer y dos hijos, haber formado una familia que ha hecho avanzar una nueva generación a la Humanidad.

Luego, este pasado fin de semana, nos encontramos en EEUU a autoproclamados antifa y feministas agrediendo a manifestantes contra la implantación de la Ley Sharia musulmana.

Es increíble que un occidental con dos dedos de cerebro pueda estar a favor de la Ley Sharia musulmana.
Y también habían jovenzuelos estadounidenses armados de banderas de la URSS defendiendo al socialismo e insultando a los anti-sharia.

¿Ein? El mundo al revés…

Bueno, de ese tema ya he hablado en mi vídeo de hoy…

Y ahora me encuentro en un medio ruso que en Barcelona había gente diciendo que “¿la leche es asesinato?

¡Es la leche! – valga la redundancia.

De verdad, esos que dicen defender los “derechos” de los animales pero no les importan sus congéneres humanos deberían ser tratados en psiquiátricos.

Y además, como también he tuiteado… “¿Qué pasa que Barcelona es tan proclive para las “acciones” de tantos “activistas” que están mentalmente tarados?

Eso, ¿qué está pasando en Barcelona que se ha convertido en un lugar abierto para proclamar tantas gilipolleces, la última más gorda que la anterior?

¿Han puesto algún producto químico en el agua o en la comida que les está carcomiendo el cerebro?

Sea lo que sea, no está llegando todavía al extrarradio, de momento.

Y que siga así.

Por cierto, si alguien se siente molesto por lo que escribo… pues ¡genial!

¿Alguien entiende esto?

En mi contínua investigación de qué es lo que mueve a la red, me he encontrado con esto…

Esta imagen en formato GIF tiene 1.112.571 notas en este momento:

La suma de reblogueos y me-gusta es de 1.112.571; en letras: un millón ciento doce mil quinientas setenta y una notas.

¿Por qué?

¿Qué sentido tiene?

Ni puñetera idea.

Me da la sensación como de que por ahí afuera hay algún secreto que se me escapa por completo y que no voy a ser capaz de entenderlo nunca.