El Gran Hermano nos ama y nos protege

Menos mal que Twitter nos vigila y nos protege de todo mal que ocurre en el mundo, ¿qué sería de nosotros si tuviéramos que tomar nuestras propias decisiones? ¿Individuos responsables? Nah…

Como parte de nuestra reciente labor para comprender las actividades rusas en Twitter durante las elecciones de EEUU de 2016, hemos identificado y suspendido un número de cuentas que estuvieron potencialmente conectadas a un esfuerzo propagandístico por una organización conectada al gobierno ruso conocida como la Agencia de Investigación de Internet.

Consecuentes con nuestro compromiso de transparencia, le enviamos este correo porque tenemos razón para creer que o siguió una de estas cuentas o retuiteó o le gustó el contenido de estas cuentas durante el período electoral. Esto es puramente para su propia información y no tiene relación con la seguridad de su cuenta.

Compartimos esta información para que pueda aprender más sobre estas cuentas y la naturaleza del esfuerzo de propaganda rusa. Puede ver ejemplos del contenido de estas cuentas suspendidas en nuestro blog si le interesa.

Traducción del DobleHabla: Malo malote, te estamos vigilando y no te atrevas a pensar diferente a nuestro pensamiento único o también te echaremos de aquí.

Por supuesto, no tiene nada que ver con que se cumpla el primer aniversario de la presidencia de Donald Trump. Todo es pura coincidencia.

Ellos saben que lo sé

Los que lloran por el fin de la “neutralidad de la red” son unos hipócritas porque nunca la ha habido. 

La red siempre ha estado gobernada por los gobiernos y las grandes corporaciones, y estos censuran y atacan desde siempre a todo aquél que no acepte su autoritarismo.

La red nunca ha sido y no es neutral, y  quien se lo haya creído es un bobo. 

Fijémonos en la Gran Censura china, o en otros países que capan servicios. 

O en el espionaje de la NSA y otras agencias occidentales. 

Todo es una gran farsa, y el “activismo” es mera oposición controlada.

En Occidente se permite que nos “expresemos” dentro de unos márgenes acordados para desahogarnos, nada más. 

Todo queda registrado, y es usado en contra nuestra en cuanto se necesita hacerlo. 

Sencillamente somos unos ingenuos infelices aplicando una falsa libertad.

Los períodos de falsa apertura y libre expresión siempre han sido históricamente tiempos para que la oposición se crea libre y protegida para expresar sus ideas, y así la élite poder determinar fácilmente a quiénes aplastar. 

Es un flujo que va y viene en la Historia.

En mi caso, sé que mis tuits no llegan a todos mis “seguidores“, que mis vídeos no son vistos por todos mis “subscriptores“, que se ha determinado que mi alcance sea limitado, y se ha aplicado ingeniería social para difuminar las ideas que transmito. 

No soy ningún “peligro“.

Puedo creerme a veces que soy “importante” por revelar el funcionamiento interno de esta sociedad, pero la realidad es que nado en un mar de irrelevancia. 

Mi alcance es limitadísimo.

Como en este blog.

Como en Twitter, donde llevo años anclado en los 3160 seguidores. 

No va más.

Y una de las cosas más curiosas es mi canal de YouTube. 

Cuantos más subscriptores tengo, menos visitas tienen mis vídeos.

Y mientras me mantenga en esta limitación, todo irá bien para mí.

Me parece increíble que siga resistiendo. 

Ellos” saben que llegará el día en el que me cansaré y lo dejaré. 

Eso sin dudarlo.

Todo lo que explico es lo que pasa cuando se es independiente de verdad y no se está atado a ninguna organización. 

En fin, ellos saben que lo sé. 

Es como un juego.

3160

Llevo unos cuantos años ya – sí, años, dándome cuenta de que mi cuenta personal de Twitter nunca sobrepasa los 3160 seguidores.

Quizás alcanza los 3161 seguidores y en una horas vuelve a 3158 o 3156.

Y así, como un loop constante.

Es como si mis seguidores decidieran largarse siempre justo cuando alcanzo esa mágica cifra.

Justo, cuando alcanzo los 3160, parece que tuiteo siempre algo que fuerza a la gente a dejar de seguir mi cuenta.

Por lo tanto, ha llegado un momento en el que Twitter me da igual y ya ni respondo menciones ni mensajes ditectos.

Por ello también borré las listas.

Ahora lo uso sólo como divertimento, para ver cómo sube y vuelve a bajar la cifra de seguidores.

Y por eso escribo lo primero que se me ocurre, como un borrador de notas, de ideas del momento.

Hasta que den el paso y me echen por completo.

Supongo que ése ha sido siempre el objetivo de Twitter, echarme.
O quizás me doy una importancia que no tengo.

Seguramente sea esto.

Sea lo que sea, mientras, hoy a vuelto a pasar; y de 3160 seguidores he vuelto a 3158.

Qué cosas.

Cuando el New York Times denunció que EEUU estaba usando armas de modificación climática

La manipulación del tiempo climático durante la Guerra de Vietnam fue el primer uso confirmado de guerra meteorológica.

El titular dice: “Hacer lluvia es usado como arma por EE.UU.

Bueno, ya se sabe, los troles de los gobiernos dicen cosas como: “soy piloto de avión y eso de modificar el clima no se puede hacer. Si fuera verdad, lo sabría.

Sí, claro.

La modificación artificial del clima es un asunto tan antiguo que no merece la pena ya ni discutirlo ni intentar convencer a nadie.

Es un hecho científico real, y punto.