Éste es el plan, por si alguien lo quiere más clarito

Pasaje extraído del libro “La jerarquía de los conspiradores: La historia del comité de los 300” del Dr. John Coleman.

La eutanasia para los enfermos terminales y los viejos será obligatoria. Ninguna ciudad será más grande que un número predeterminado tal como está descrito en la obra de Kalgeri. Los trabajadores esenciales se trasladarán a otras ciudades si hay sobrepoblación en las que están. Otros trabajadores no esenciales serán escogidos al azar y enviados a ciudades poco pobladas para llenar “cuotas”.

Al menos 4 mil millones de “comedores inútiles” serán eliminados hacia el año 2050 mediante guerras limitadas, epidemias organizadas de enfermedades de actuación rápida y hambrunas. La energía, la comida y el agua se mantendrán en niveles de subsistencia para las no-élites, empezando por la población Blanca de Europa Occidental y Norte América y entonces se abarcará a otras razas. La población de Canadá, Europa Occidental y Estados Unidos será diezmada más rápidamente que en otros continentes, hasta que la población del mundo alcance un nivel manejable de mil millones, de los cuales 500 millones consistirán de las razas chinas y japonesas, seleccionadas porque son poblaciones que han sido regimentadas durante siglos y están acostumbradas a obedecer a la autoridad sin cuestionarla.

De tanto en tanto habrá escasez artificial e inventada de comida, agua y asistencia médica para recordar a las masas que su mera existencia depende de la buena voluntad del Comité de los 300.

Y ahora, ¿qué? ¿Eh? ¿Te suena? ¿Alguien pensaba que lo que está sucediendo con el virus chino y las medidas gubernamentales autoritarias mundiales es una mera casualidad?

Para finalizar, mira este vídeo mío…

Que te sea leve el choque.

50 Años del anuncio de la cima de la colina de Coca-Cola

En julio de 1971 se emitió por primera vez el anuncio de la cima de la colina de Coca-Cola en EEUU.

Se supone que los anuncios van y vienen, y olvidamos el 99,9999% de ellos.

Pero eso no ha pasado con este anuncio y ha pervivido en la memoria.

Y eso lo hace grande.

Porque es lo auténtico, lo que el mundo quiere hoy (todavía).

Soy diverso y multicultural porque fui programado por Coca-Cola de niño

Ah, sí, Coca-Cola no me ha pagado por este post.

2020: El año en el que intentaron asesinarnos

woman-happiness-sunrise-silhouette-40192.jpeg
Imagen gratuita chachiguay que hay que poner en cualquier post. Photo by Jill Wellington on Pexels.com

Si lees esto es que estás vivo. Felicidades. Hasta este momento has sobrevivido al intento de la élite globalista de asesinarte con el virus chino.

Si escribo esto es que estoy vivo, y he sobrevivido también.

Es 25 de diciembre del 2020 y quedan siete días para que finalice este 2020, así que supongo que superaremos este año, tú y yo.

Del 2021 no veo nada; de ése, ya no sé si lo superaremos. Pero este 2020, por fin, ha pasado a la Historia. A la Historia de las infamias, pero a la Historia.

Porque, vamos a ver, a los que les mean pero creen que llueve, siempre se creen las narrativas oficiales y nunca dudan de la palabra de sus amados dueños. Son tan obedientes que cualquier explicación ‘seria’ narrada por su periolisto favorito ya les vale. Es el poder de las bonitas sonrisas y el teleprompter.

Pero si estás leyendo esto, sé que no eres de esos. Que, aunque no sepas qué está pasando, al menos sabes que no es lo que te están contando. Y, de alguna manera, has podido evitar ser aplastado por la verdad verdadera del positivismo propagandístico.

Y has tenido que aguantar que te llamen ‘teórico de la conspiración’, ‘negativista’ y demás tonterías inventadas por los ingenieros sociales. Mucha fuerza has tenido para defender tu individualidad y caminar por la cuerda floja, y defenderte del virus chino con medidas heterodoxas. Has hecho lo que otros no han hecho, y por eso sigues aquí.

Eso es lo que importa, todo lo demás son monsergas.

Pese a todo, esto no es más que el principio. No sé si estaré aquí dentro de un año, pero sí sé que, si estoy, estos próximos doce meses superarán con creces en acontecimientos extraños provocados a estos pasados doce meses. No veo el 2021, ya digo, porque realmente no quiero verlo. Viviré día a día como si no hubiera un mañana, porque no habrá un mañana. Todo es hoy, ahora, el momento en el que respiro, nada está por sentado.

Es 25 de diciembre y, en esta parte del mundo, la gente llama a este día ‘Navidad’. Es un momento para desconectar y celebrar que todavía estamos vivos. Porque de un momento para otro podríamos no estarlo. No es el típico destino natural de la vida el que está decidiendo, sino un pequeñísimo grupo de humanos que se han creído con la potestad de poder eliminarnos a su antojo. Y lo están consiguiendo.

El auténtico horario de España sin tonterías ideológicas

Las Canarias están mal colocadas, pero sirve la imagen para ilustrar el asunto

El asunto del horario de España es sencillo de solucionar.

Geográficamente, es el meridiano de Greenwich el que hace de referencia para el huso horario en la península Ibérica.

En vez de decir, “son las doce, una hora menos en Canarias“, hay que decir, “son las doce, una hora más en Baleares y Cataluña.”

Así que, la mayor parte de España, incluidas las islas Canarias, comparte el horario con Portugal.

Ése es el auténtico horario de España, según la posición geográfica de su territorio actual, y sin tonterías ideológicas.

Y ya está, así de fácil, nada más que añadir.

El socialismo es la ideología de los tarados mentales

En este mundo hay individuos humanos más inteligentes que otros.

Hay individuos incapaces de entender asuntos complejos y otros que tienen facilidad para desarrollarlos.

Sí, hay una completa desigualdad entre los individuos, si los comparamos, y el resultado es que hay unos individuos superiores a otros.

Es cómo funciona la naturaleza, el resultado de la evolución de la especie humana.

¿Que algunos se empeñan a llamar a esto ‘supremacismo’ para justificar sus carencias? Pues vale, a la naturaleza le da igual. Las cosas son como son.

Luego, el nivel de pensamiento de cada cual depende, como es evidente, de su inteligencia.

Y aquí llegamos al resultado del entendimiento. Porque del entendimiento procede la ideología.

En este mundo humano hay individuos que vuelan al espacio y otros que todavía circulan con taparrabos.

Hay individuos que son incapaces de sobrevivir fuera de un grupo, y hay individuos que no necesitan pertenecer a ningún grupo porque saben arreglárselas por sí mismos.

Los primeros se han estancado en la tribu, el pueblo. Son incapaces de ver más allá porque su inteligencia no va más allá.

En principio no tendría que pasar nada, porque la libertad es el respeto a la acción del prójimo.

Pero sí pasa, porque los colectivistas tienen esa manía de pensar que nadie puede salirse de su tribu, y que tienen que imponer su visión de las cosas, sobre todo violentamente, a quienes no concuerden con ellos.

Básicamente, odian el concepto de libertad, y odian a quien se sale con la suya fuera de su grupo.

Es un odio visceral, que procede de esa tara mental que los coloca en esa posición inferior. Es una característica de cualquier sabor de colectivismo, sea socialismo, comunismo, nazismo, fascismo, nacionalismo…

Y así estamos, con una minoría de individuos avanzados que tienen que lidiar con una mayoría de incapacitados mentales. Y la masa es muy poderosa porque no tiene límites en su maldad, tal como está demostrado en la Historia.

Qué le vamos a hacer.

¿Qué eres un colectivista y estás sulfurado con lo que has leído aquí? Tranquilo, no te molestes en comentar porque eres incapaz de articular un argumento plausible e inteligente.

No pasa nada. Cada cual es como le ha hecho la naturaleza. Tú por tu camino lleno de gente; y yo por mí camino vacío y solitario, escribiendo este tipo de cosas para que haga ‘click’ en ciertos cerebritos.

Sólo para molestar, jejejé, porque para un colectivista es impensable que alguien pueda escribir esto. Mentes limitadas.