Campaña de fin de año para mantenerme a flote

Por favor, únete al puñado de individuos libres que permiten que este blog y mi labor continúe adelante. Nada más que esto. Gracias.

Éstas son las dos opciones de las que dispones, a través del pago seguro de Paypal:

  1. 4,99 euros al mes, como si compraras una revista en el quiosco. Haz click aquí para apoyarme con esta opción.
  2. 9,99 euros al mes, menos de lo que vale una entrada al cine con palomitas de maíz. Haz click aquí para apoyarme con esta opción.

Tras recibir el aviso de tu membresía, te enviaré un correo personal de confirmación.

Por supuesto, si en algún momento cambias de opinión, puedes cancelar tu aportación mensual siguiendo este enlace.
Nota: Si alguna vez deseas cambiar de opción mensual, primero cancela tu opción activa haciendo click aquí y luego elige tu nueva opción arriba.

Y, como siempre, muchas gracias por tu confianza, porque sin ti, no podría estar aquí.

Explosión nuclear no controlada en Rusia

Imagen difundida sobre el accidente

A los habitantes de la ciudad rusa de Severodvinsk se les ha conunicado que se tomen tabletas de yodo y que permanezcan en sus casas tras una masiva explosión en lugar de pruebas nucleares hace unos días. Se han detectado niveles de radiación. A los residentes sólo se les ha dicho que ha habido un ‘incidente’.

Algunos de mis blogs antiguos vuelven a estar accesibles

Tras un tiempo desactivados, vuelven a estar en línea algunos de mis blogs antiguos en blogger:

Además, en estos próximos días reconfiguraré mi original Crónicas Subterráneas para que vuelva a estar accesible por completo – ahora no funciona la página de inicio y las imágenes de los posts ya no se cargan. Precisamente, este blog, Crónicas Subterráneas, fue el lugar en el que practiqué html, php, lo diseñé desde cero, etc, etc. Mi idea fue crear un lugar único y así funcionó durante el tiempo en el que pasé horas y horas trabajando en él.

Éste es parte de mi legado en la red tras tantos años, bueno o malo, es lo que hice. Y así queda.

¡Gracias por no apoyarme! Me salvé de ir a Bilderberg 2019

Gracias a que la mayoría de este mundo pasa de mí, gracias a ser casi totalmente irrelevante, me he salvado de acabar encarcelado en Suiza como el canadiense Dan Dicks de Press for Truth y el estadounidense Luke Rudkowski de We Are Change.

Porque si de mis más de 53.000 subscriptores, vieran mis vídeos nuevos 10.000 y no 1.000 …

Porque si este blog tuviera 120 financiadores y no 12 …

Porque si hubieran comprado centenares de ejemplares de mi libro y no unas pocas decenas …

… Pues apuesto a que hubiera tenido la capacidad monetaria para plantarme también en Montreux, Suiza, para explicar en directo lo que ocurriera en esta 67 edición de la Reunión Bilderberg, a la que acuden Pablo Casado, presidente del PP, Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos, Ana Botín, jefa del Banco Santander y Javier Monzón, presidente de Prisa.

Pero como no soy un Youtuber anglosajón, todos estos años he sido incapaz de haber atraído la atención necesaria para hacer las cosas como se tienen que hacer.

Al menos, agradezco esta falta de apoyo general porque salva a mi familia de recibir sustos innecesarios por mi parte, como que la policía me detenga en lugares extranjeros y extraños.

En fin…

Bueno, este cinismo es lo último que me queda, qué le vamos a hacer.

Que sí, que sigo adelante hasta que caiga rendido. Es lo que fastidia a mis enemigos, con sus manos negras ocultas, que sigo adelante incluso en cualquier condición adversa.

¡Milagro! Este blog sigue un año más

Quiero agradecer a los diez financiadores que mes tras mes dan su apoyo económico a este blog porque sus aportaciones han permitido poder pagar la renovación de su alojamiento.

Pese a quien pese, este lugar casi desconocido para la mayoría de humanos continúa adelante un año más. No puedo ser muy optimista en la situación actual porque la cosa no está para bollos, pero al menos es un paso positivo: seguimos siendo independientes.

Es el segundo año en el que podido renovar el alojamiento y el dominio, así que, mientras hay vida hay supervivencia.

No sé cómo va a ir la cosa en estos próximos meses, sin embargo haré todo lo posible para que vaya.

Sé que ya no escribo tanto como hace un tiempo; la cosa va por etapas, pero va.

Y, para qué negarlo, la cosa estaría mejor si hubiera un puñado más de financiadores, pero, al menos, los que están han permitido que pueda alegrarme porque están. Ellos son los responsables de que este blog pueda vanagloriarse de continuar en línea, y eso es mucho.

Y, por ello, los aprecio un montón.

Venga, ánimo, ¡seguimos adelante!