11 Pequeñas victorias

Tras mi debida reclamación, YouTube me ha confirmado la remonetización de 11 vídeos…

Y


Ciertamente, hay vídeos que, por su contenido, pensaba que no los iban a remonetizar, pero lo han hecho. Así que, genial.

No está mal tener buenas noticias para variar.

Cuando ves las barbas de tu vecino poner a remojar

Ya se sabe, primero vinieron a por unos pero no hice caso. Luego vinieron a por otros pero no hice caso. Después vinieron a por aquéllos pero no hice caso. Al final, vinieron a por mí pero no quedaba nadie para ayudarme a defenderme.

En la guerra actual en Internet, éstas son las principales plataformas que están censurando y atacando de forma coordinada a la gente por su ideología:

Google

Youtube

Twitter

Facebook

WordPress

Patreon

Paypal

Stripe

Visa

Mastercard

GoFundMe

GoDaddy

Como se ve, en este momento estoy usando los servicios de un montón de estas compañías, y el hecho de estar en el mundo hispano y tener un impacto menor hace que todavía no hayan ido a por mí.

Veremos qué pasa.

En esto, están apareciendo otras compañías que están resistiendo este ataque como…

Telegram

Gab

Minds

Steemit

Bitchute

Duckduckgo

Y se están dando los pasos para crear nuevas plataformas monetarias, pues los creadores de contenido no podemos vivir del aire.

Pero mientras eso sucede…

Sí, nadie dijo que esta misión sería fácil sino todo lo contrario.

¿Qué está pasando?

Parece como si me hubiera olvidado de escribir aquí.

Pasan los días, pasan los días y no publico ninguna palabra interesante.

Hay cosas que están pasando por debajo del radar de este blog.

Como la implantación del grupo de Telegram en donde respondo los comentarios de mi canal de YouTube, aunque hay quienes son incapaces de entender su sencillas reglas.

O como la preparación de mis vídeos, búsqueda de información, análisis y aplicación de ideas. Quien se crea que hacer un vídeo de 10 minutos es cosa de 10 minutos, está atontado.

O como la vida normal, con sus visicitudes diarias.

O como los sucesos inesperados.

O como que a veces pierda las ganas de escribir y tenga que recuperarlas.

Venga, acabo con…

Otro rato, ya se me ocurrirá algo.

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a mis financiadores su confianza en mí. Gracias a ellos estoy pudiendo pagar mi presencia en la red. Si todavía no eres un financiador, puedes unirte aquí.