Mi nuevo canal de Youtube que nadie conoce

Sí, este vídeo es mío

Hace ya bastante tiempo creé un nuevo canal en Youtube de la nada para comprobar si es cierto o no de que puede despegar por sí mismo y sin promoción, como hizo mi canal principal en su momento. El resultado tras todo este tiempo es ‘no, no puede’, 1 visualización mía y 0 subscriptores.

Youtube es una gran mentira y hace años que ya no premia ni el esfuerzo ni el mérito. Mi deducción es que Youtube ha ignorado los vídeos de mi nuevo canal porque está asociado a mi correo electrónico y hay orden de esconder mis publicaciones. Puedo equivocarme, pero ésa es mi deducción porque corresponde con los hechos.

¿Podría Elon Musk, ya de pasada, comprar Youtube y devolverlo a su estado original? No sucederá esa breva.