Este mapa no les gusta a los ideólogos

Los científicos llevan más de 100 años comprobando una y otra vez empíricamente la medición del coeficiente de inteligencia.

Aquí no hay resquicio para la opinión, es un asunto genético. Las circunstancias y el medio ambiente apenas varían los resultados en nada.

Y los resultados coinciden con las diferencias económicas y culturales entre los grupos humanos.

Da igual si nos gusta o no, la verdad es. Y no podemos hacer nada para contrariarla.

Los ideólogos del igualitarismo ya pueden ponerse como quieran, porque sus imposiciones se basan en conceptos totalmente erróneos.

En realidad, hay ciertas élites maliciosas que están intentando importar humanos de zonas de bajo coeficiente intelectual a zonas de alto coeficiente intelectual para substituirlos, porque son más fáciles de dominar.

En el vídeo que publicaré mañana en abierto, trato sobre este espinoso asunto.