7.500 mil millones de humanos no quieren que siga este blog

Bueno, lo que en realidad pasa es que 7.500 mil millones de humanos, si es que la estimación de la cantidad de la población mundial no es un bulo, no tienen ni idea de que este blog existe.

Es normal, cuando ni tan siquiera permito el acceso a las arañas de los buscadores.

¿Quizás es ya hora de volver a abrir este blog al mundo?

Quizás.

Pero lo que sí es una novedad es que a partir de ahora escribiré posts exclusivos a los que solamente podrán acceder mis financiadores.

Por supuesto que, si me apoyan económicamente, tengan privilegios sobre el resto.

Más adelante iré añadiendo más servicios exclusivos, porque es muy importante su apoyo para que pueda seguir publicando.

Puede que miles de millones no sepan nada de este lugar, pero estoy encantado de que seamos los que somos. Y, la verdad, si somos unos cuantos más, mucho mejor.

Sí, voy a abrir el blog a las arañas para que puedan encontrarme. Y voy a volver a activar la compartición en las redes sociales. Más que otra cosa, es una cuestión de necesidad.

Estar escondido del mundo mundial ha sido una época interesante, pero poco práctica.

Vamos a ver qué pasa.

Re-hola, mundo.