Nunca expliques tus planes

Seguro que recuerdas esa escena en la que el malvado tiene atrapado al superhéroe, lo tiene a punto de eliminarlo y decide contarle sus planes para su conquista del mundo porque “al fin y al cabo no vivirás para verlo.” Y, claro, el superhéroe logra escaparse en el último instante y desbarata los planes del malvado y lo derrota.

Márcatelo con hierro en tu mente: Nunca expliques tus planes.

Nunca digas voy a hacer esto y esto y esto.

Porque tus enemigos harán todo lo posible para que no lo consigas, y tus amigos perderán la confianza en ti si no los realizas.

Además, prácticamente el 100% que te escuche, seguramente familiares, te pondrá trabas, te dirá que es imposible, te invitará a que ni tan siquiera comiences.

Así que, guarda tus planes para ti, ejecútalos en silencio y cuéntalos cuando consigas completarlos.

En vez de decir “voy a hacer esto y esto“, di “he hecho esto y esto.

Ya te digo, lo más importante es ponerse manos a la obra, es la acción.

Y si necesitas gente, sean socios o clientes, para realizar tus planes, lo mejor siempre es que encuentres gente desconocida, gente a la que no importes ni positiva ni negativamente.

Éste es un punto fundamental para llevar tus planes a la realidad.

Luego, si tu plan tiene éxito o no, dependerá de otros factores, pero explicarlo antes de tiempo a la gente inadecuada es el primer paso para no realizarlo.

Siempre, recuerda…