He llegado hasta aquí

Hubo un tiempo en que temía el “efecto Van Gogh“, es decir, crear una obra pero que nadie se enterase de ella mientras viviera.

Pero llegó internet, y aunque tardé seis años o así en conectarme, desde el primer momento me di cuenta de que era un sistema de comunicación excelente para los individuos que se aíslan fácilmente como yo.

En este momento, ya puedo constatar que superé mis más salvajes sueños de mi adolescencia y niñez, que no eran tampoco muy exagerados…

En lo personal, una mujer me atrapó – literalmente – y tuvimos dos hijos preciosos y sanos.

En lo creativo, mis vídeos han sido vistos más de siete millones de veces y miles de lectores han leído mis escritos y libros y, encima, he ganado algo de dinero con ello.

Por lo tanto, cada día que abro los ojos y veo que es una nueva mañana, es para mí un bonus.

Sin embargo, de vez en cuando caigo en el desánimo porque noto que mi potencial es ilimitado pero, de alguna forma, no logro desarrollarlo como podría.

Es como la historia de aquel hombre que compró un terreno con el propósito de descubrir una beta de oro. Cavó y cavó durante años, pero al final se cansó y acabó por vender el terreno. Y, entonces, el nuevo propietario descubrió la beta de oro en tan solo una semana, porque estaba a pocos centímetros de donde el primer hombre había dejado de cavar.

Sí, muchas veces tengo ganas de rendirme, al fin y al cabo, alcancé mis metas básicas, pero siempre me retrae pensar que mi beta de oro podría estar a pocos centímetros.

Dejarlo ahora sería menospreciar mis esfuerzos acumulados de tantos y tantos años. Tantos fracasos y tantos sinsabores.

No sé; hasta aquí he llegado, y es mucho, pero ¿hasta dónde llegaré?

Ni idea.

Esa curiosidad es la que me impulsa a disfrutar de estas épocas de desánimo para continuar después.

Detienen a Carles Puigdemont en Alemania

Por lo que he leído, han detenido al President Transitori de la República de Catalunya, Carles Puigdemont, en la frontera entre Dinamarca y Alemania, en territorio alemán.

Y, por supuesto, los nazionalistas españoles están exultantes dentro de su habitual demencia…

Y la respuesta catalana es más de lo mismo…

El Reino de España toma por la fuerza las instituciones de la República de Catalunya y la respuesta de los catalanes es ponerse más lacitos amarillos 🎗. Aquí hay algo que no me cuadra 🤔 .

Y hay gente que que continúa diciendo que hay que investir a Carles Puigdemont como President de la Generalitat de Catalunya. Está tonta o qué. No hay que investirlo de nada porque nunca dejó de ser el President de la República de Catalunya. En fin.

Los antiguos eran más realistas y sabios que la gente actual. Decían y aplicaban cosas como “ojo por ojo, diente por diente” o “pacem vis para bellum“. No quiero decir nada con esto, solamente que los antiguos eran más realistas y sabios que la gente de ahora.

Sigue el culebrón.

Bah, ¿para qué esforzarme?

La idea es que me plantee para qué y por qué me esfuerzo y me expongo. Está claro que no gusto al algoritmo de YouTube. Cada vez que dejo pasar un par de días sin publicar un nuevo vídeo, las visualizaciones caen en picado. Y cuando sí lo publico, las estadísticas son de pena respecto al potencial de mi canal. Sí, YouTube, me doy por aludido y está claro que no se me quiere en vuestra plataforma.

De más viejo a más nuevo…

2.384: 5,73%.

2.524: 6,07%.

2.691: 6,47%.

2.209: 5,31%.

3.129: 7,53%.

1.542: 3,41%.

Desmonto el mito de la lucha obrera y ¿sólo lo ve el 3,41% de mi audiencia potencial en dos días? Mmm… 🤔

Luego, está el hecho de que de los que eligen dar a “me gusta” o “no me gusta“, al 94,9% de ellos sí les gusta. Y es más, la inmensa mayoría de los comentarios son siempre positivos. Por lo tanto, el hecho es que hago vídeos interesantes que tocan temas interesantes que llegan a quienes los ven. Eso es un hecho, me repito, y no estaría aquí, en este momento, si no fuera así.

Así que, ciertas pseudo-críticas que he leído últimamente de gente que dice haberme calado y me exponen, sólo son ataques de inútiles envidiosos que quieren desanimarme, pero que no tienen nada que ver con la realidad de los hechos. Que les zurzan.

Sin embargo, la deducción es que YouTube sí quiere que reconozca que no vale la pena mi esfuerzo, y que tampoco compensa el peligro al que me expongo por tratar ciertos temas. Quién sabe, ¿lleva razón YouTube? ¿Se saldrán con la suya? Sólo puedo seguir resistiendo, pero ¿hasta cuándo? Ni idea.

Los prisioneros políticos catalanes en este momento

Con R de República

Actualmente, el Reino de España tiene secuestrados en su territorio los siguientes prisioneros políticos catalanes…

1 Jordi Cuixart @jcuixart
2 Jordi Sanchez @jordialapreso

3 Oriol Junqueras @junqueras

4 Josep Rull @jorditurull
5 Jordi Turull @joseprull
6 Carme Forcadell @ForcadellCarme
7 Raül Romeva @raulromeva
8 Dolors Bassa @dolorsbassac
9 Joaquim Forn @quimforn

Vaya, vaya, parece que esos perros nazionalistas españoles secuestraron a más políticos catalanes.

O también, políticos catalanes se dejaron secuestrar sin luchar por perros nazionalistas españoles.

Sin embargo…

Derrotar a los nazionalistas españoles no será complicado porque se tiran piedras sobre su tejado. Lo complicado será proteger a la República de los ultra-colectivistas, porque sus falsas promesas de “justicia social” hacen mella en la masa no liberada aún del estatismo.

Sigo viendo que muchos que dicen apoyar a la República de Catalunya no tienen ni puñetera idea de lo que es una República. Quieren un estado para imponer su ideología ultra-colectivista sobre el resto.

Eso NO es una República, idiotas. En realidad, la obstaculizan.

Por eso, todo va según el plan previsto.

Ninguna sorpresa.