Acumular en vez de ahorrar

Tras cuatro años usando “ahorrar con oro“, voy a cambiarlo y a referirme a “acumular oro“.

Mientras ahorrar hace referencia al cuento de la hormiga y la cigarra, tener reservas para los días más oscuros, acumular hace referencia a obtener un capital para conseguir más capital.

Porque el objetivo no es pasivo, aguantar tormentas, sino activo, volar sobre las tormentas.

Dice Robert Kiyosaki que los ahorradores son bobos en estos tiempos del fraude de las divisas fiduciarias, porque están perdiendo poder adquisitivo con el tiempo. También suele decir que cuando quiere un capricho nunca ahorra para obtenerlo sino que se pregunta ¿qué nuevo negocio tengo que hacer para comprarme ese capricho con las ganancias que obtendré?

Por supuesto, no digo que sea malo tener un porcentaje de reservas para las épocas oscuras, pero el dinero tiene que estar activo para ganar más dinero. Y cuando el flujo de ingresos supera de largo a los gastos, el ahorro ya no es necesario.

Así pues, el objetivo principal es acumular capital, el oro es dinero – ergo capital, para arriesgarlo en negocios e inversiones, y enriquecerse – quien arriesga puede perder pero quien no arriesga no gana nunca.

Así, el cambio de una palabra es un cambio total de concepto. Un cambio que da pie a una visión más positiva de la vida.