Seguimos para bingo

Acabo de darme cuenta de que YofuTube me ha desmonetizado mi último vídeo publicado.

Lo he enviado a revisión manual.

También, ¿sólo 1556 visualizaciones en 2 días?

Por favor, si eres un subscriptor de mi canal de YouTube, eso no es suficiente, activa la campanita para recibir notificaciones de mis nuevos vídeos. Gracias.

Pues eso.

Y 5 horas después…

Remonetizado, como no podía ser de otra manera.

El poder no comete errores

En el campo del poder elitista no hay errores.

Tienen a su disposición las mejores mentes que el dinero puede comprar, y las experiencias de la historia real que sus antepasados han acumulado durante siglos.

Saben exactamente qué teclas tocar y qué resultados provocarán, siempre en su propio beneficio.

Sus planes vienen ya calculados desde hace décadas.

No, no hay coincidencias.

En cambio, este bloguero está solo; no tiene consejeros ni nadie que le proteja.

Y sin embargo, se atreve a dejar en evidencia los mecanismos de este poder casi infinito.

¿Cómo es que le permiten continuar? Bueno, no llamemos al mal tiempo.

Por suerte, su posición en el tablero de ajedrez de la vida es irrelevante. Haga lo que haga, y escriba lo que escriba, no va a poder molestar ni amenazar al poder establecido.

Este bloguero, en todo caso, no tiene como objetivo derrocar al poder establecido, sino pasar lo mejor posible los días que le quedan en este mundo.

Que se dedique a explicar cierto tipo de cosas no es más que hacer una crónica de los mecanismo de funcionamiento de esta sociedad humana en el presente.

Quién sabe, quizás estas crónicas sirvan para las élites del futuro y las tengan como experiencias para confirmar su poder absoluto sobre el 99,99% del rebaño humano.

O quizás no, porque este bloguero no tiene ninguna importancia, al fin y al cabo.

Pero que quede bien clavado en nuestras molleras: la élite no comete errores.

Se confirma la traición a la República de Catalunya

Lo he escrito ya en este blog: los políticos oficialistas catalanes han hecho todo lo posible para deshacer el resultado del referéndum del pasado 1 de octubre de 2017, en el que más de dos millones de individuos amantes de la libertad proclamaron y establecieron la República de Catalunya.

Estos políticos oficialistas catalanes, hijos del Régimen del ’78, han traicionado a la República de Catalunya aceptando y sometiéndose a los dictados del Reino de España, al seguir el juego de unas elecciones ilegales y luego inagurando un nuevo Parlament autonomista.

No es un error, repito, es una traición bien planificada.

Pues basta ya.

Lo bueno es que los españolistas, que son unos ignorantes en historia, no saben nada sobre la venganza catalana. Pero en lugares como Grecia y Albania sí la recuerdan – en Albania la palabra Katallani es sinónimo de monstruo y asustan así a sus hijos.

Pues bien, quien avisa no es traidor. La República de Catalunya está aquí para quedarse, y puede que no sea hoy, ni mañana, ni pasado mañana, pero los individuos que la proclamamos no vamos a permitir que los despreciables españolistas se salgan con la suya.

Es pura defensa propia, puesto que son los españolistas los agresores violentos.

Por supuesto, sí que es una amenaza – con todas sus letras, que se hará efectiva en el momento menos esperado. Roma no paga a traidores, y la República de Catalunya menos.

Recomiendo seguir en WordPress a “El Timbaler del Bit“.