Irrespirable

David contra Goliath; si David ataca abiertamente a Goliath, el 99,99% de las veces David será aplastado.

Y ese 0,01% queda solamente por dejar un margen a la duda.

El estatismo actualmente es Todopoderoso, es un Dios, y oponerse a él abiertamente es un suicidio.

Cámaras en todas partes, electrónica crackeada, todos los ciudadanos registrados, información manipulada, etc, etc.

La situación es irrespirable.

Pero conocer la situación no es derrotismo, es conocer la situación.

La masa está estupidizada hasta tal punto que es imposible ayudarla a salir de esta situación.

Quizás este Reich mundial sí que durará más de 1000 años. 

Todo apunta a que el 99% de la población está feliz de nacer sierva y morir sierva, que disfrutan siendo manipulados y aman obedecer órdenes. 

Quizás la única respuesta para unos pocos es separarse de este 99% y protegerse.

Los hechos hablan por sí mismos y, reitero, enfrentarse abiertamente es que te machaquen.

No se pueden combatir las bombas nucleares con piedras.

Así que, a mi parecer, no queda más remedio que no perder el tiempo intentando derrocar el sistema actual enfrentándose a él.

Pero sí que podemos aprovecharnos de que no somos nadie, de que somos irrelevantes, de que somos hormiguitas que no merecen ni la atención del sistema.

Si conseguimos que el sistema nos desprecie por irrelevantes, si poco a poco vamos apartándonos y nos enfocamos en cada uno de nosotros, un día, quizás, este sistema estatista irrespirable no tenga la suficiente masa para creerse poderoso.

No sé, es una idea.

Anuncios

Ayer cambié la apariencia de este blog por una que le gusta más a mi hijo mayor.

Además, estoy haciendo todo lo posible por no publicar más en Twitter y Facebook, excepto mensajes automáticos.

Así pues, este blog es mi fuente principal de emisión de ideas; habrá días que publicaré varias veces, otros que ninguna.

Hoy, por fin, he publicado mi primer vídeo de 2018 en YouTube.

Lo único que permanece es el cambio.