Hago vacaciones de este blog

Sí, rompo con mi promesa de publicar una vez al día durante un año seguido.

Sólo es un hiato de no sé cuánto tiempo, hasta volver al mismo ritmo.

Sí, todo esta bien, no es por ningún asunto en concreto.

Es que se me acaba de ocurrir que tengo que hacerlo.

Otra vez mi intuición.

Me vienen ideas de repente que, son como son, y no dudo en aplicarlas.

No es nada grave, repito, sólo es una pausa.

Voy a dejar que pasen unos cuantos días sin preocuparme de la red ni de lo que pasa en este mundo.

Unos días para ocupar mi mente en otras cosas.

Si se me ocurre escribir algo, lo haré en privado y más adelante lo compartiré aquí.

Acabo de decidirlo y así lo hago.

Sed buenos, sed malos, sed vosotros mismos.

Como suelo decir, gracias por estar ahí porque si no, yo no estaría aquí.

Ellos saben que lo sé

Los que lloran por el fin de la “neutralidad de la red” son unos hipócritas porque nunca la ha habido. 

La red siempre ha estado gobernada por los gobiernos y las grandes corporaciones, y estos censuran y atacan desde siempre a todo aquél que no acepte su autoritarismo.

La red nunca ha sido y no es neutral, y  quien se lo haya creído es un bobo. 

Fijémonos en la Gran Censura china, o en otros países que capan servicios. 

O en el espionaje de la NSA y otras agencias occidentales. 

Todo es una gran farsa, y el “activismo” es mera oposición controlada.

En Occidente se permite que nos “expresemos” dentro de unos márgenes acordados para desahogarnos, nada más. 

Todo queda registrado, y es usado en contra nuestra en cuanto se necesita hacerlo. 

Sencillamente somos unos ingenuos infelices aplicando una falsa libertad.

Los períodos de falsa apertura y libre expresión siempre han sido históricamente tiempos para que la oposición se crea libre y protegida para expresar sus ideas, y así la élite poder determinar fácilmente a quiénes aplastar. 

Es un flujo que va y viene en la Historia.

En mi caso, sé que mis tuits no llegan a todos mis “seguidores“, que mis vídeos no son vistos por todos mis “subscriptores“, que se ha determinado que mi alcance sea limitado, y se ha aplicado ingeniería social para difuminar las ideas que transmito. 

No soy ningún “peligro“.

Puedo creerme a veces que soy “importante” por revelar el funcionamiento interno de esta sociedad, pero la realidad es que nado en un mar de irrelevancia. 

Mi alcance es limitadísimo.

Como en este blog.

Como en Twitter, donde llevo años anclado en los 3160 seguidores. 

No va más.

Y una de las cosas más curiosas es mi canal de YouTube. 

Cuantos más subscriptores tengo, menos visitas tienen mis vídeos.

Y mientras me mantenga en esta limitación, todo irá bien para mí.

Me parece increíble que siga resistiendo. 

Ellos” saben que llegará el día en el que me cansaré y lo dejaré. 

Eso sin dudarlo.

Todo lo que explico es lo que pasa cuando se es independiente de verdad y no se está atado a ninguna organización. 

En fin, ellos saben que lo sé. 

Es como un juego.

Actualidad de la República de Catalunya

El objetivo de TODOS los políticos oficialistas catalanes, de ambos bandos, es desarticular el resultado del referéndum del 1 de octubre porque la gente se les escapó de las manos.

Y asegurarse su poltrona política con sueldo del estado vecino. 

Pura traición, como es tradicional.

Así es, el 21 de diciembre, elección ilegal, será el día en el que se consuma esta traición de los políticos contra el resultado del referéndum del 1 de octubre y la proclamación de la República de Catalunya.

Si votar permitiera cambios reales, estaría prohibido, claro.

Los parásitos nunca abandonarán su lugar por las buenas.

Si el objetivo es construir la República de Catalunya teniendo como ejemplo a Suiza, tiene mi más desinteresado apoyo. 

Si el objetivo es convertir a la República de Catalunya en una desgracia de Venezuela Bolivariana, tiene mi más feroz rechazo. 

Al pan, pan y al vino, vino.

No estoy para perder mi precioso tiempo en estupideces colectivistas. 

Tengo cosas mejores que hacer.

El colectivismo (comunismo, socialismo, fascismo – todos regímenes estatistas y falsas democracias) fue creado por la élite para mantener intacto su sistema feudal. 

La única solución es que los individuos seamos libres, desobedezcamos y no sigamos a ningún lider.

Este mundo no está troceado en estados sino en feudos, en plantaciones de esclavos donde se somete a los individuos como si fueran ganado de bestias.

La República de Catalunya es una gran oportunidad para romper esas cadenas feudales, pero su problema es la forma de ser de gran parte de la población catalana.

Con su cobardía de estar demasiado cómodos con su barriga llena; es la perdición de los catalanes. 

Se pasan de intelectualismo, y la casa se queda siempre sin barrer con supuestas jugadas maestras del ajedrez.

No, dejarse pisar no es una decisión inteligente ni tampoco ninguna jugada de Gran Maestro del ajedrez. 

Es una actitud de perdedores que se dejan pegar por el matón de turno.

Por cometer el grave error de intentar tener debates intelectuales con gorilas. 

Lo único que entienden esos gorilas españolistas es quién tiene el Tomahawk más rápido.

Quién pisa más fuerte.

No hay insurrecciones de sonrisitas.

x10

Esta es una historia didáctica, que en la realidad se aplica imperfectamente.

0 a 1

Es el principio. 

Pasar de nada a 1.

Cuesta un montón, aunque parezca poco.

Los resultados son tan pequeños que parece que el esfuerzo no sirva para nada.

Pongamos que logrando cada mes 1, ahorrando al 10%, en un año se consigue 1,2.

1 a 10

El resultado sigue siendo pequeñísimo, pero el 0 ya se ha alejado.

Todavía cunde el pesimismo y se necesita ayuda externa.

Ahorrando cada mes un 10%, se acumula 12.

10 a 100

No está mal.

Todavía el ahogo apura, pero ya los resultados no son tan malos.

La mente comienza a animarse unos días y a decaer otros.

Nadie cree en ti excepto tú mismo.

En 12 meses se puede ahorrar 120 al 10%.

100 a 1.000

Bueno, ya se puede mantener a la familia casi sin ayuda externa.

Ya uno se puede conceder algún capricho.

A veces parece que la cosa no avanza, y puede parecer que la mente se acomode por los logros conseguidos.

El ahorro anual alcanza los 1.200, ¡guau!

1.000 a 10.000

El quinto año es clave.

Muchos se quedan aquí porque ya tienen su comodidad completada.

La gente afirma que no se puede creer que lo conseguiste, ¡qué lista!.

A esto se le puede llamar independencia económica.

Ya no se necesita ayuda y, al contrario, se puede ayudar a los que estén retrasados en el camino.

El ahorro anual al 10% alcanza los 12.000, y ya sobra para caprichos.

10.000 a 100.000

Los que no se durmieron en el quinto año llegan al sexto plenos de optimismo.

Comienzan a aparecer parientes y amigos de los que no se había oído hace tiempo.

Ya se pueden realizar los viejos sueños que dependían de lo material.

El ahorro del 10% es de 120.000 y hay que comenzar a aprender cómo funcionan los paraísos fiscales.

100.000 a 1.000.000

El séptimo año, para qué contar.

La mentalidad es 180 grados diferente a la del principio.

Se logran todas las metas materiales, y los que se han quedado atrás atacan con todos sus celos y envidias porque tú tienes lo que ellos decían que era imposible: los invitas a tu isla privada a festejar tus logros… ¡qué envidien!

En 12 meses tus ahorros son de 1.200.000.

1.000.000 a infinito

Octavo año.
Todo funciona solo y la única misión es gastarlo de manera inteligente.

Tus ahorros… ya no puedes contarlos porque te dan igual.

¿Quién se creería que hace 8 años no tenías NADA?

El cliente nunca lleva la razón

Decía Steve Jobs algo así como que “el usuario nunca sabe lo que quiere“.

Y es totalmente cierto.

Estamos en una situación en la que el 99% quiere caer bien, agradar y dar lo que los demás creen querer.

Por eso son el 1% los que realmente tienen éxito.

Porque no les importa lo que los demás creen querer sino que se enfocan en innovar.

Podríamos decir que innovar es dar lo que los demás no sabían que iban a querer.

Innovar es sorprender.

Por supuesto, al principio muchas innovaciones han sido mal recibidas y se ha tardado un tiempo en ser aceptadas.

Sin embargo, para destacar no se puede actuar como el resto.

En un mar de ovejitas blancas no se puede ser otra ovejita blanca.

No se llega nunca a la excelencia siguiendo el camino de la mediocridad.

Una definición de locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes.

Por eso una vez expresé: “Soy humano y cometer errores es lo que más amo.”

No valen las simulaciones, fracasar en tiempo real es lo que otorga la experiencia para aprender lo necesario y alcanzar el objetivo que uno se ha propuesto, lo que llamamos éxito.

Siempre me ha parecido curioso esos que se hacen llamar creadores y están constantemente preguntando qué es lo que quieren ver o leer sus seguidores.

Nunca sorprenden y siempre siguen el camino marcado.

Pues, como es evidente, no soy de esos.

Soy de los que crean su propio camino.

De los que explican lo que han hecho y no lo que van a hacer.

De los que dan giros inesperados hacia sentidos que parecen no llevar a ninguna parte.

Irremediablemente, mi objetivo es estar entre el 1% y, es más, entre el 0,0001%.

El público, ese 99%, no sabe lo que quiere y, eso, es exactamente lo que ofrezco.

Ni más ni menos.