Irrelevancia

En la imagen: Se desuscriben de mi canal de YouTube. Porque claro, publicar un vídeo sobre gatos el 28 de diciembre es una gran ofensa. Porque claro, nadie se acuerda ya qué se hace los 28 de diciembre.

Este mediodía, he logrado gastar menos de 20€ en el supermercado. Siguiendo la tendencia de mi canal de YouTube, la próxima vez mis hijos y yo nos acercaremos a un supermercado y oleremos su esencia, porque es lo único que podremos permitirnos.

Hecho: Este año 2017 casi se ha doblado el número de subscriptores de mi canal de YouTube, pero las visualizaciones de mis vídeos son mucho muchísimo menores que en 2016. Además, gano un 85% menos que hace un año. 

¿La explicación a este desastre? ¿Me aman las listas negras? ¿O me lo estoy imaginando?

Doy las gracias a todos los que continúan diciéndome que no me rinda. Pronto seguiré no rindiéndome, en la indigencia.

Vuelvo a repetirlo: el 99,9999999% de las veces David siempre pierde contra Goliath. Persistencia, para poder ser derrotado la próxima vez. Al menos, eso significa que viviste para una próxima vez.

El único problema del realismo es que suele confundirse con pesimismo. Pero no lo es, es realismo.

Las épocas de desánimo me sirven para recargar las baterías. ¿Qué me pasará este 2018? ¿Lograré completar mis planes o tendré que luchar contra la gente por la comida tirara en los contenedores de basura? Cosa que ocurre en la ciudad en la que vivo. ¡No lo te pierdas! Sólo en este magnífico blog, desconocido para el 99,9999999% de la Humanidad.

Y para esto me despierto en la madrugada

Para tuitear lo siguiente…

Confirmo que este año 2017 han dejado de seguirme en todas las plataformas el puñado de españolistas lameculos y súbditos del rey Borbón que se consideraban a sí mismos como “alternativos y despiertos” – qué bobos. Tras esta limpieza, el 2018 llega con excelentes perspectivas 😁
Los izquierdistas y los derechistas de cualquier parte también podéis dejar de seguirme porque, al fin y al cabo, lo que explico siempre acaba por molestaros. No sufráis calentamientos de coco, porfa 😎


¿Son mensajes que crea mi cerebro en fase REM o qué? Sea como sea, mi mente manda, sin restricciones.

Y así va la cosa.